Noticias - Actualidad
04
Mar
2013

ABB implanta una red de 165 estaciones de carga rápida de corriente continua para vehículos eléctricos en Estonia.

Estonia ha puesto en funcionamiento una red nacional de 165 estaciones de carga rápida de vehículos eléctricos. Los cargadores de corriente continua (CC) conectados por Internet, construidos y suministrados por ABB, están instalados en áreas urbanas de más de 5.000 habitantes, y en las principales carreteras del país, distanciados a 60 km como máximo, constituyendo la mayor concentración de cargadores de CC en Europa.

Valora esta entrada

|

Estonia ha puesto en funcionamiento una red nacional de 165 estaciones de carga rápida de vehículos eléctricos. Los cargadores de corriente continua (CC) conectados por Internet, construidos y suministrados por ABB, están instalados en áreas urbanas de más de 5.000 habitantes, y en las principales carreteras del país, distanciados a 60 km como máximo, constituyendo la mayor concentración de cargadores de CC en Europa.

A diferencia de los enchufes eléctricos convencionales de las viviendas, que necesitan hasta ocho horas para cargar la batería de un vehículo eléctrico, los cargadores rápidos Terra 51 DC de ABB necesitan sólo de 15 a 30 minutos para el mismo resultado. Las estaciones de carga rápida cumplen la norma de carga CHAdeMO y pueden utilizarse para la carga de vehículos de hasta 50 kilovatios (kW) en CC o hasta 22 kW en corriente alterna (CA). Ambos sistemas pueden ser utilizados simultáneamente si es necesario.

ABB se adjudicó el contrato en 2011 y completó la red en seis meses. El contrato incluye un acuerdo a cinco años para proporcionar servicios de soporte técnico a los cargadores, que están conectados con un centro de control por Internet, además de la arquitectura informática que soporta la red. La operación comercial para atender a los conductores de vehículos eléctricos de Estonia será llevada a cabo por empresas locales, y se basa en los mismos sistemas de pago de los aparcamientos.

Keit Pentus-Rosimannus, Ministro de Medio Ambiente de Estonia aseguró: “El hecho de que la recarga sea tan sencilla es una de las principales razones por las que más estonios se decidirán por los coches eléctricos en el futuro. Toda nuestra política de transporte debería estar basada en la noción de que desplazarse de forma respetuosa con el medio ambiente es la solución más simple y barata que existe”.