Noticias - Actualidad
15
Sep
2017

Eficiencia Energética, un factor clave de competitividad

El consumo de energía supone un alto porcentaje de los costes operativos de las empresas, y, sin embargo, tradicionalmente se ha considerado un factor en el que la capacidad de ahorro es escasa. Las compañías especializadas en proporcionar servicios de eficiencia energética pueden aportar soluciones que proporcionan ahorros considerables.

Valora esta entrada

|

El coste que particulares o empresas pagan por la energía depende de dos factores: su precio y la cantidad de energía que consumen. La capacidad de actuación sobre el precio de la energía es muy limitada, ya que está parcialmente regulado, e, incluso en la parte liberalizada, el margen de ahorro es escaso en el contexto energético nacional y europeo. Por tanto, para lograr una rebaja significativa de la factura energética, será determinante influir en el segundo de los factores, la cantidad de energía consumida, que sí puede ser gestionada y reducida sensiblemente, haciendo un uso más racional e inteligente de ella.

Además, al ahorro directo en la factura energética, se suman otras ventajas como la variabilización de costes y su mayor control, la mejora de la fiabilidad y la seguridad de los equipos y dispositivos, el incremento del confort, la reducción de los costes de mantenimiento y ventajas medioambientales como la reducción de la huella de carbono.

Según la Agencia Internacional de la Energía, aplicar criterios de eficiencia energética en edificios, procesos industriales, transportes, suministros y equipos, podría reducir la demanda mundial de energía en una tercera parte y las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% (sobre los niveles de 2005) para el año 2050.

Esto ha llevado a las administraciones a apostar por el fomento de iniciativas vinculadas a favorecer la eficiencia energética. Prueba de ello es que el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria, gestiona cerca de 1.400 millones de euros en programas de ahorro y eficiencia dirigidos a todos los sectores consumidores de energía: edificación, empresas industriales, transporte o ayuntamientos.

Los avances tecnológicos que han mejorado las prestaciones y el rendimiento de los equipos, así como la reducción del coste de dichas tecnologías, han aumentado exponencialmente la viabilidad técnica y económica de las iniciativas destinadas a mejorar la eficiencia energética.

El primer paso para realizar un proyecto de eficiencia energética es llevar a cabo el diagnóstico de las instalaciones y determinar la viabilidad técnico-económica de acometerlo. Después el proceso continúa con la instalación y modificación de los sistemas, asegurando su adaptación en caso de que cambie la operativa de la compañía.

Gestión energética, un paso más allá

Un segundo paso en los proyectos de eficiencia energética, es la denominada “gestión de la demanda”.

La “gestión de la demanda” se basa en conocer el perfil de consumo de un sistema y caracterizar las variables que influyen en él para predecir el consumo futuro en función de determinadas condiciones: climatología, nivel de actividad, tránsito de personas, etc. De esta forma, se puede detectar en tiempo real cualquier desviación y corregirla de forma inmediata.

ACCIONA Service, como empresa de servicios energéticos, está especializada en este tipo de proyectos que exigen un profundo conocimiento de los sistemas energéticos y know-how en el manejo de herramientas de análisis de comportamiento y predictibilidad de variables, para reducir el consumo sin apenas modificar el estado de las instalaciones.

Estos proyectos requieren medios informáticos de monitorización y captación de información, procesamiento de cantidades masivas de datos, y una dedicación permanente de ingenieros especializados en eficiencia energética. Para cometerlos, ACCIONA dispone de un Centro de Control de Edificios, pionero en el sector, desde el que se centralizan y monitorizan los datos y se realiza la toma de decisiones.

Por ejemplo, en uno de los proyectos de gestión de la demanda llevados a cabo por ACCIONA Service para un gran hospital se lograron ahorros consolidados del 16% en electricidad y del 42% de gas natural-gracias a la optimización del servicio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eficiencia energética con garantía de ahorro

Uno de los frenos tradicionales para apostar por la eficiencia energética es la creencia de que se requiere una fuerte inversión inicial. Sin embargo existen opciones que no exigen este desembolso previo. Así, ACCIONA Service asume el coste inicial de renovación de instalaciones, modificación de sistemas y consultoría, de manera que el cliente no afronta un gasto, sino que comparte un porcentaje del ahorro logrado una vez puesto en marcha el sistema. Este modelo de colaboración permite al cliente centrarse en su actividad principal, y concentra la mayor parte de las responsabilidades y obligaciones sobre ACCIONA, que garantiza el ahorro al cliente. 

VENTAJAS DE UN CONTRATO DE SERVICIO ENERGÉTICOS

  • Reducción y variabilización de costes
  • Sin esfuerzo financiero
  • Mayor control y predicción de costes
  • Renovación de sistemas
  • Mejora de fiabilidad y seguridad
  • Menor coste de mantenimiento
  • Incremento de confort
  • Concienciación de los usuarios
  • Reducción huella de carbono

RESULTADOS DE AHORRO 2016

 

Francisco Conesa, Director de Eficiencia Energética de Acciona Service