Articulo
15
Abr
2013

“El proyecto Mefisto explora la coexistencia de Smart Grid con las redes de telecomunicaciones”

La combinación de diferentes factores económicos y medioambientales están transformando radicalmente las formas de producción, distribución y consumo de energía bajo el nuevo concepto de Smart Grid, en el que, por primera vez en el mercado energético, los consumidores pueden tomar un papel activo. Los consumidores podrán contribuir a la producción de electricidad usando fuentes renovables como paneles fotovoltaicos y aerogeneradores, y los coches eléctricos podrán devolver a la red durante las horas pico parte de su energía almacenada.

Valora esta entrada

|

La combinación de diferentes factores económicos y medioambientales están transformando radicalmente las formas de producción, distribución y consumo de energía bajo el nuevo concepto de Smart Grid, en el que, por primera vez en el mercado energético, los consumidores pueden tomar un papel activo. Los consumidores podrán contribuir a la producción de electricidad usando fuentes renovables como paneles fotovoltaicos y aerogeneradores, y los coches eléctricos podrán devolver a la red durante las horas pico parte de su energía almacenada.

En este nuevo escenario energético, que combina l medición y la negociación inteligentes, y permite la interacción entre los productores y millones de consumidores para la optimización global del sistema, las telecomunicaciones representan una oportunidad de evolución inteligente. “Las telecomunicaciones aportan a Smart Grid distintas soluciones escalables y robustas en diversos frentes, desde la monitorización a la señalización masiva, pasando por la agregación jerárquica de la información y el procesado de los datos recabados en la nube. Y todo ello garantizando la coexistencia del tráfico Smart Grid con otros tipos de comunicaciones”, afirma Francisco Javier González Castaño, director del Área de Redes y Aplicaciones de Gradiant (Centro Tecnológico de Telecomunicaciones de Galicia).    

En esta línea de investigación, Gradiant puso en marcha Mefisto, proyecto de investigación de 29 meses de duración financiado por la Xunta de Galicia. “Mefisto se propone adaptar los protocolos IMS (IP Multimedia Subsystem) para integrar el tráfico Smart Grid en la red de telecomunicaciones como otro servicio IMS, junto con los convencionales. Esto constituye una situación de mutuo beneficio para operadores y compañías eléctricas debido a la mejora de los retornos de inversión de las infraestructuras de los primeros y el acceso inmediato a una red fiable, ubicua y altamente escalable para las segundas”, asegura González Castaño. En su opinión, la versatilidad de IMS proporciona una excelente oportunidad de evolución a Smart Grid. “La mayor parte de los operadores de telecomunicaciones están evolucionando hacia las redes de nueva generación (NGN), donde una red integrada transporta toda la información de los distintos servicios (voz, datos, multimedia…) y se emplea ingeniería de tráfico para dar respuesta a los requisitos de cada uno de ellos. Los protocolos IMS son altamente escalables, proporcionan mecanismos de seguridad y protección contra errores, y son afines al tráfico de señalización intensa y con episodios de pico, como puede ser el propio Smart Grid”.

Con Mefisto, y gracias a la aplicación de IMS, Gradiant investiga la coexistencia de dos servicios en una misma red y desarrolla políticas para la ingeniería de tráfico y la diferenciación de calidades de servicio en este contexto. El proyecto, cuyos primeros resultados ya fueron presentados en la conferencia celebrada por IEEE Innovative Smart Grid Technologies en Berlín en 2012, es, según González Castaño, “una muestra del trabajo de Gradiant en el diseño de smart meters, señalización a gran escala, acondicionamiento de tráfico y privacidad en la nube. Un área de actividad donde la compañía ya ha explorado contactos y colaborado con entidades como Indra, Gas Natural, R, Quobis Networks y Bluemobility”. Para el director del Área de Redes y Aplicaciones de Gradiant, “aunque los proyectos de empresa en Smart Grid están actualmente más bien orientados a la gestión de grandes volúmenes de información, existe la capacidad para una adopción rápida de la tecnología y conseguir así una generación y aprovechamiento inteligentes de la energía”.

 

 

Javier González Castaño
Director del Área de Redes y Aplicaciones de Gradiant