Articulo
12
Diciembre
2017

En el proceso de transformación digital, la eficiencia y la tecnología van de la mano

Las nuevas redes de telecomunicaciones, la tecnología 5G que soportará y dinamizará muchos de los nuevos servicios y soluciones que se desarrollen en el futuro próximo, son la punta de lanza para la implementación de una conectividad móvil, universal y real. El operador de infraestructuras tiene en su mano la gestión eficiente del despliegue de estas redes. En este sentido, la compartición de infraestructuras se presenta como la única opción con garantías de éxito.

Valora esta entrada

|

Las empresas, instituciones y la sociedad en su conjunto están siendo testigos y protagonistas de un proceso de digitalización, impulsado por elementos como el acceso casi universal a la tecnología y el auge de los procesos “colaborativos”. La gestión de este proceso supone todo un reto para las corporaciones que deben dar respuesta a la demanda de conectividad por una parte, y al uso eficiente de todo tipo de recursos.

En este proceso de digitalización aparecen cuatro elementos clave, como son las infraestructuras, los habilitadores tecnológicos, el diseño de nuevos servicios y los hábitos colaborativos. La conjunción de estos elementos están dando  origen a un nuevos modelos de negocio disruptivos, que permiten la aparición de nuevos actores capaces de transformar la sociedad y la economía.

Las nuevas redes de telecomunicaciones, la tecnología 5G que soportará y dinamizará muchos de los nuevos servicios y soluciones que se desarrollen en el futuro próximo, son la punta de lanza para la implementación de una conectividad móvil, universal y real. El operador de infraestructuras tiene en su mano la gestión eficiente del despliegue de estas redes. En este sentido, la compartición de infraestructuras se presenta como la única opción con garantías de éxito.

Es inimaginable que cada operador o fabricante despliegue su propia red 5G, mientras que las infraestructuras existentes están adaptadas, o se están adaptando para ser compartidas y gestionadas, permitiendo a los operadores dirigir su esfuerzo inversor hacia el diseño de soluciones o los servicios multimedia que forman parte de la transformación digital de la sociedad.

Nos encontramos en las fases iniciales de desarrollo de un ecosistema que con la llegada del 5G vivirá una evolución sin precedentes: una conectividad de mejor calidad, más rápida y capaz de gestionar volúmenes de datos nunca vistos. Este flujo de datos dará respuesta a una sociedad que ya no concibe la gestión de su información y ocio sin conectividad. El incremento de datos asociados a cada persona conectada se incrementará en 2020 entre 4 y 5 veces respecto al actual; y en gran medida este incremento vendrá dado por el consumo de vídeo desde el teléfono móvil.

En este sentido, encontramos dos elementos que dotan a las ciudades de un plus de eficiencia muy relevante hoy día; por una parte, las llamadas small cells y el Sistema Distribuido de Antenas (DAS) ambos instalados en recintos o espacios de alta demanda de conectividad, (estadios de fútbol, estaciones, hospitales) ofrece banda ancha real y móvil, dando respuesta a un perfil de usuario que demanda una conexión fiable, rápida y que le permite sacar partido a todas las funcionalidades de su terminal móvil sin ningún obstáculo. Por otra parte nos encontramos con un tipo de mobiliario urbano susceptible de albergar equipamiento que ofrezca conectividad en aquellas zonas de alta densidad de usuarios, como plazas y otros espacios públicos.

La conjunción de estos dos elementos contribuye a que el proceso de transformación digital en las ciudades responde a las exigencias de conectividad actuales de una manera eficiente.

Es responsabilidad de todos los actores del sector tecnológico y de servicios (fabricantes, operadores, administraciones) el trabajo coordinado para lograr una transformación digital eficiente para nuestra sociedad. Las funcionalidades que soportan los terminales móviles no serán posibles si las redes desplegadas no son diseñadas bajo los parámetros más exigentes de eficiencia.

Cellnex Telecom

DOCUMENTACIÓN RELACIONADA