Entrevista
16
Jul
2013

Entrevista a Antonio García García.

La certificación ISO 50001 conseguida por el Gran Teatro del Liceu no solo le ha convertido en el primer teatro europeo en cumplir con esta normativa internacional sino también culminar el proyecto de eficiencia energética y sostenibilidad puesto en marcha por la entidad en 2009. Desde entonces, el Liceu ha conseguido reducir en un 40% su consumo energético y un ahorro económico de 349.000 euros anuales.

Valora esta entrada

|

“Hemos conseguido reducir el consumo energético un 40% desde 2009”

La certificación ISO 50001 conseguida por el Gran Teatro del Liceu no solo le ha convertido en el primer teatro europeo en cumplir con esta normativa internacional sino también culminar el proyecto de eficiencia energética y sostenibilidad puesto en marcha por la entidad en 2009. Desde entonces, el Liceu ha conseguido reducir en un 40% su consumo energético y un ahorro económico de 349.000 euros anuales.

1. ¿Qué representa para la entidad haber recibido la certificación ISO 500001? ¿Qué compromiso mantiene con la eficiencia energética  y la sostenibilidad?

A partir de la reconstrucción y ampliación del actual edificio del teatro del Liceuiniciamos el recorrido hacia lagestión sostenible, motivados por nuestro compromiso con la sociedad en la lucha contra el cambio climático, y la acción ejemplarizante como equipamiento público. Perotambién por la necesidad de gestionar una actividad compleja minimizando el impacto de la misma en nuestro entorno urbano (gestión de una elevada generación de residuos, importantes consumos de recursos energéticos,gestión de aguas freáticas,control de las emisiones de ruidos de la maquinaria, trasiego de grandes camiones para el transportes de decorados, una gestión sostenible en el empleo de materiales y recursos en el diseño, construcción y destrucción de  decorados, etc.). El Liceu está inmerso en el corazón de la ciudad, en el eje vertebrador de La Rambla, pero rodeado de un complejo tejido urbano del distrito de Ciutat Vella.

De esta manera, ya en el año 2004 el Liceu fue el primer teatro de Europa en conseguir la certificación ISO 14001 de Sistemas de Gestión Ambiental, y también la certificación EMAS conforme al reglamento de la Comunidad Europea de Sistemas Comunitarios de Ecogestión y Ecoauditoria.Ahora, para el Liceu esta certificación ISO 50001 culmina uno de los objetivos estratégicos que nos propusimos para integrar el Sistema de Gestión Energética con el Sistema de Gestión Ambiental. Con ello lo que tenemos es un sistema integrado que denominamos Sistema de Gestión Ambiental i Energéticodel Liceu (SGAiE).  Algo que se inicio voluntariamente, nos ha ayudado muchísimo a estructurar nuestra actividad  mediante procedimientos y a establecer objetivos y medidas correctoras, pero también nos asegura larevisióndel cumplimento legal que corresponde a nuestro tipo de actividad. Sin duda, másallá de este compromiso, el SGAiE implica a toda la organización, y nos proporciona una manera de proceder que nos está reportando grandes resultados técnicos y económicos, aplicando una visión del ciclo de mejora continua en la gestión y explotación del edificio y sus recursos que  nos obliga a consolidar, mejorar y auditar anualmente los resultados.

2. ¿Qué medidas son las más importantes de las tomadas por el Liceu en eficiencia energética?

Actualmente estamos desarrollando un Plan de Acción 2009-2015 para el ahorro y mejora de la eficiencia energética.  Este plan define los objetivos estratégicos, que se centran en la gestión del consumo dela energía (gestión de la demanda, buenas prácticas y medidas de mejora), y la gestión de compra de energía por separado, fomentando la compra verde.A partir de estos criterios se establecieron los objetivos operacionales, y dividimos el plan de acción en dos fases. La primera fase  se llevó a cabo antes de realizar inversiones, con el propósito de alcanzar un nivel racional de consumo energético, simplemente por hacer un buen uso  del edificio, básicamente con buenas prácticas y gestión de la demanda (mantenimiento, operación, formación y sensibilización) o mejoras de bajo coste. Es decir no se trata de tener un edificio eficiente, sino que  "debemos hacer  un uso eficiente del mismo". Este concepto es fundamental, por cuanto el factor humano es clave en la consecución de los objetivos de ahorro y eficienciaenergética, ya que tiene una influencia decisiva en la utilización racional de la energía en las instalaciones. A menudo se presupone que, por ejemplo, realizar correctamente el mantenimiento o explotación implica un uso eficiente de la energía. Y sin embargo, nos podemos llevar grandes sorpresas.

Una vez conseguido este objetivo, se inicia la segunda fase, la de reducir el nivel alcanzado a partir de inversiones en mejoras de la eficiencia energética. En esta segunda fase, sin duda, la medida más importante fue la reforma de la central termofrigorífica, mejorando significativamente la envolvente (eliminación de la cubierta de la sala técnica y mejora del coeficiente de transmisión solar), y sustituyendo las máquinas enfriadorespor nuevas máquinas que incorporan innovación tecnológica con compresores de levitación magnética, de bajo nivel sonoro y elevados rendimientos de eficiencia energética. El sistema de control nos permite gestionar la carga con una parcialización óptima de las máquinas para satisfacer eficientemente la curva de demanda frigorífica  del Liceu.Son 5 máquinas con un total de 3.000 kW de potencia frigorífica instalada. Esta mejora fue acompañada de unas mejoras en el sistema de control y regulación de las instalaciones.

3. ¿Qué resultados concretos en cuanto a ahorros de costes y reducción de emisiones ha conseguido el Liceu en este tiempo?

El consumo energético del Liceu antes de Plan de Acción 2009-2015 se situaba por encima de los 9GWh/año; actualmente esa cifra ha bajado a 5,4 GWh/año. Es decir, un ahorro de 3,6 GWh/año, equivalente a un 40% menos que el consumo del año 2009, de los que un 30% es resultado del conjunto de inversiones realizadas y un 10% de la gestión de la demanda y buenas prácticas. Asimismo las inversiones han posibilitado reducir la  potencia instalada, permitiendo la optimización de la contratación del término de potencia. Con todo se alcanza un ahorro económico de 349.000 euros/año, de los cuales 80.000 euros se deben a la gestión, y el resto a las inversiones.

El cambio de máquinas estáresultando una inversión sostenible, ya que se está financiando íntegramente con los ahorros garantizados generados por el funcionamiento de las nuevas maquinas.  Los resultados se estánmidiendo, verificando y auditando. La inversión  esta dentro de un contrato de rendimiento energético con ahorros garantizados por una ESE (empresa de servicios energéticos). El Plan de Acción tiene una duración de 6 años, que coincide con el tiempo del plan de financiación de las inversiones realizadas. El método de cálculo de los ahorros se basa en la aplicación de un protocolo de medida y verificación, y la parametrización de los consumos.

Como la relación entre el termino de energía medido en kWh y las emisiones equivalentes varia cada año en función del mix de generación en el pool del mercado eléctrico, cuando analizamos la evolución de los logros y del comportamiento energético, los indicadores que utilizamos están referidos en todo momento a términosenergéticos de kWh, y solo empleamos indicadores ambientales de las emisiones equivalentes de TN CO2para resaltar el impacto ambiental, pero no como indicadores de evaluación del ahorro alcanzado.

4. ¿Qué papel juegan las TIC en la estrategia energética y medioambiental de la entidad?

Las plataformas que  utilizamos para la gestióntécnica del edificio son fundamentales para el éxito de nuestros objetivos.El Liceu tiene una infraestructura altamente tecnificada. El sistema de control y regulación de procesos e instalaciones mediante PLCs distribuidos por todo el edificio permite una gestión técnica que se comunica a través de un anillo  de fibra para enviar toda la información y datos hasta un sistema SCADA de Schneider Electric para la gestióntécnica centralizada de todas las instalaciones del  edificio. Este SCADA permite llevar a cabo unaconducción energética del edificio y sus instalaciones en tiempo real. También disponemos de un sistema de monitorización y registro de los consumos energéticos parciales y totales (SGE), de Schneider Electric, y de los rendimientos estacionales.

De alguna manerasin datos no se puede gestionar, y sin duda las plataformas TIC nos proporcionan toda la información suficiente y necesaria para tener una visión en todo  momento decómo estamos consumiendo y qué uso hacemos de la energía. Se trata de un mapa dinámico de consumo que nos permite además interactuar para conducir de la manera más eficiente el edificio, y también para la toma de decisiones másacertadas.En definitiva disponemos de un  sistema integrado de la información en un  centro de control y un cuadro de mando con indicadores, que nos ayuda a ser más conscientes no solo del consumo energético, sino de nuestra demanda energética.

Un aspecto clave en los contratos de rendimiento energético con garantía de ahorros es disponer de herramientas para la parametrización de los consumos. En nuestro caso esto no hubiese sido posible sin el uso de plataformas que almacenen la información necesaria para analizar y determinar los modelos matemáticos que utilizamos para definir el concepto de ahorro energético.

5. ¿Qué planes tienen en este campo para el futuro?

Nuestra intención es continuar apostando por este modelo, y ya estamos diseñando las estrategias para redactar el próximo Plan, que seguramente tambiénserá de 6 años para cubrir el periodo 2015-2021. En principio los objetivos estratégicos variaran poco, pero actualizaremos todos los objetivos operacionales, que pasaran por incorporar nuevas inversiones en eficiencia  energética con garantías de ahorros, basados en contratos de rendimiento energético. Estudiaremos mejorar el actual  sistema de gestión informatizada del mantenimiento (GMAO), suministrado por TEST JG, para incorporar más prestaciones que permitan la mejor integración en SAP para interrelacionar los costes imputados a las diversas actividades de una manera más detallada.

6. ¿Considera adecuadas las ayudas oficiales que existen en esta área? ¿Existe la suficiente concienciación pública y empresarial -a nivel europeo y local- sobre la eficiencia energética y la sostenibilidad?

En nuestra opiniónqueda mucho recorrido por hacer, y creemos que hay una gran capacidad potencial de ahorro energético en los edificios. Pero es necesario difundir casos de éxito, buenas prácticas y modelos que impulsen la eficiencia energética y la financiación de proyectos. En numerosos casos, tal vez esta capacidad potencial de ahorro no sea tan grande como para acometer inversiones financiadas por los propios ahorros y simplemente con acciones de bajo coste sea suficiente. Pero cuando  hablamos de llevar a cabo inversiones, la financiación es el eterno eslabón por resolver.

Tal vez en la actual situación económica general, la política de subvenciones se haya visto seriamente alterada y contraída. Sin embargo, para poder desarrollar modelos innovadores que ayuden a financiar inversiones en eficiencia energética se precisa alcanzar una experiencia que permita difundircasos de éxito y que ayuden a diseñar nuevos modelos, actualmente complejos y que deberían irse simplificando para un  uso más generalizado. A falta de subvención, tal vez es necesaria una adecuada política de incentivos para este despegue.En  este sentido,  es más importante la concienciación de todos antes que pensar solo en las ayudas oficiales. De alguna manera debemos impulsar que el leitmotivsea la propia eficiencia energética, y no como en muchos proyectos en los que el leitmotiv de la toma de decisiones es la subvención, tanto para la toma de decisiones como único factor que justifica las inversiones excluyendo otras consideraciones.

Tan importante es la concienciación y actuar con determinación como disponer de adecuadas ayudas oficiales. En  nuestra opinión ambos aspectos son actualmente insuficientes o  inadecuados,  y no están alineados. Un aspecto fundamental así lo corrobora: son muchos los edificios  que todavía no tienen conocimiento del perfil de su demanda energética, y sin datos no se puede gestionar. Es cuestión de coherencia y determinación.

Antonio García García
Jefe de Servicio de Infraestructuras y Mantenimiento del Gran Teatro del Liceu