Entrevista
20
Feb
2018

Entrevista a Daniel Seseña Gaitán, Director de Industria 4.0 de Minsait by Indra

El grado de madurez y el impulso digital de cada compañía marcarán las prioridades y velocidad de este proceso de transformación. Sin embargo, la revolución digital no es una opción, las compañías deben tomar hoy posiciones en la Industria 4.0 para asegurar su competitividad en un entorno complejo y con un cambio acelerado.

Valora esta entrada

|

1. ¿En qué situación de concienciación se encuentran las empresas industriales españolas en materia de eficiencia energética?

En la industria española observamos una doble velocidad en cuanto a la adopción de modelos de eficiencia energética. Por un lado, las industrias con un mayor peso de consumo energético (por ejemplo, el sector de Alimentación y Bebidas) ya han definido y abordado planes estructurales de eficiencia energética (auditoría de consumos, medidas de optimización, despliegue de elementos eficientes…) y se enfrentan ahora al reto de implantar modelos de optimización de etapas específicas del proceso para profundizar en la eficiencia obtenida en una primera fase.

Por otro lado, las empresas con un menor peso del consumo energético (p.e., los proveedores de Automoción) están descubriendo la gran oportunidad existente en la racionalización global del consumo para conseguir ahorros a corto plazo, y por ello están empezando a abordar proyectos tecnológicos relacionados con la monitorización energética.  

2. ¿Qué papel juega la tecnología en conseguir nodos industriales más eficientes energéticamente hablando?

La revolución digital, basada en un abaratamiento drástico de la tecnología y una mayor madurez de las soluciones, ha permitido democratizar la adopción de soluciones de eficiencia energética. En este sentido, ahora es posible desplegar de manera rápida y económica sensores y soluciones de monitorización que permiten controlar en tiempo real el consumo energético de las plantas industriales, definir alarmas y reglas de actuación temprana.

Con esta base, ahora es posible definir modelos de analítica avanzada y machine learning que permiten optimizar de manera dinámica y en tiempo real el consumo energético de elementos de la línea de producción, cumpliendo con todas las restricciones del plan de producción.

Por ejemplo, en Minsait estamos implantando en un Tier 1 de Automoción el Secuenciador 360º que optimiza de manera dinámica la secuencia de los hornos de inyección metálica, considerando todas las restricciones (entrega de producto, fechas, cambios de molde…) y costes (mano de obra, energía, desperdicios…), disminuyendo ocho veces el tiempo de programación y generando ahorros del 10%.

3. ¿A qué retos se enfrenta el sector tecnológico para responder a los desafíos planteados?

En este contexto, los proveedores de soluciones tecnológicas nos encontramos frente al desafío de dar respuesta a los dos niveles de madurez observados. En los clientes con una base de eficiencia energética ya consolidada se trata de definir modelos analíticos de eficiencia en activos críticos para el proceso, de modo que éstos propongan patrones de consumo óptimo con resultados a corto plazo y que sea posible desplegarlos y replicarlos con facilidad. Por ejemplo, no se trata tan solo de definir un modelo de funcionamiento óptimo para el motor de un fabricante concreto, sino de definir un modelo que se adapte de manera flexible y aprenda rápidamente, de modo que pueda desplegarse en otro tipo de motores o fabricantes.

Por otro lado, en los sectores menos maduros, el desafío es desplegar de manera masiva y a bajo coste soluciones de monitorización y optimización global del consumo que no solo cubran la parte software, sino que también logren un despliegue y operación sencilla de toda la parte de sensórica y de comunicaciones relacionada.

4. ¿Cómo se puede lograr un despliegue eficiente de las tecnologías?

Aunque la aproximación depende de la visión y punto de partida digital de cada empresa y sector, desde Minsait planteamos dos posibles aproximaciones

  • Plan de Transformación Digital (o QuickScan): diagnóstico, identificación de oportunidades, cuantificación y planificación del roadmap hacia una empresa digital bajo un enfoque holístico.
  • Pruebas de valor en retos del negocio: proyectos tecnológicos de eficiencia energética que respondan a retos operacionales específicos de cada proceso o sector (p.e. optimización de la programación de proceso de laminado de bobinas de acero).

En definitiva, el grado de madurez y el impulso digital de cada compañía marcarán las prioridades y velocidad de este proceso de transformación. Sin embargo, la revolución digital no es una opción, las compañías deben tomar hoy posiciones en la Industria 4.0 para asegurar su competitividad en un entorno complejo y con un cambio acelerado.

Daniel Seseña Gaitán
Director de Industria 4.0 de Minsait by Indra