Entrevista
05
Jul
2016

Entrevista a Elisa Martín Garijo, Directora de Tecnología e Innovación de IBM

Respecto a nuestros objetivos, IBM prevé que en 2020 la compra de energía de fuentes renovables alcance el 20% del consumo anual de electricidad de la compañía. También tiene como objetivo haber reducido en 2020 un 35% las emisiones de CO2 asociadas al consumo de energía de IBM.

Valora esta entrada

|

1.Considera estratégica la necesidad de reducir el consumo energético entre las empresas de su sector. ¿Se han marcado una Plan con objetivos y tiempos para mejorar la Eficiencia Energética? ¿Cuál es la contribución de las TIC a este Plan?

El compromiso de IBM con la eficiencia energética dura ya varias décadas. En 2014 los proyectos realizados por IBM para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero evitaron el consumo de 325.000 megavatio horas de electricidad y la emisión de 142.000 toneladas métricas de CO2. Este esfuerzo logró que la compañía ahorrara un 6,7% de la energía total utilizada.

Respecto a nuestros objetivos, IBM prevé que en 2020 la compra de energía de fuentes renovables alcance el 20% del consumo anual de electricidad de la compañía. También tiene como objetivo haber reducido en 2020 un 35% las emisiones de CO2 asociadas al consumo de energía de IBM.

2.¿Qué acciones desarrolladas recientemente por su organización considera más relevantes en materia de Eficiencia Energética? ¿Qué papel han tenido las TIC y la innovación? ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

IBM trabaja en dos frentes: por un lado, haciendo que sus sistemas sean más eficientes en el gasto energético utilizando técnologías de virtualización, cloud computing o consolidación de centros de datos. Por otro lado, haciendo un esfuerzo de optimización energética en las instalaciones donde se alojan sus sistemas: reutilizando el calor sobrante como fuente energética, eliminando o reduciendo el número UPS que son uno de los elementos que más energía gastan. Nuestros proyectos de consolidación, virtualización de servidores y almacenamiento han conseguido ahorrar 160.000MWh de consumo energético.

El objetivo es conseguir un centro de datos muy dinámico y que nunca deje de estar operativo. La idea es que haya un “cluster” de recursos más pequeño pero más aprovechados, de tal manera que no se requieran grandes sistemas de back up, sino un entorno dinámico capaz de trasladar cargas de trabajo de uno a otro sistema de forma flexible y dinámica, controlado por software.

3.¿Qué papel tienen las tecnologías de la información en la mejora de la competitividad energética?

Tienen un papel fundamental. La virtualización de los sistemas, la computación en la nube y la eficiencia energética a nivel de procesador según el tipo de carga son avances tecnológicos que permiten ahorrar energía en los centros de datos.

En 2014, IBM virtualizó más de 30.000 aplicaciones en sus centros de datos, evitando el consumo de 135.000 MWh. La computación en la nube es un modelo eficiente de suministro de tecnologías de la información que optimiza la utilización del hardware y la virtualización de los sistemas de información.  

En cuanto al diseño de procesadores, IBM ha creado el procesador TrueNorth, el primer chip de computación neurosináptica: una arquitectura de computación nueva, escalable y eficiente, inspirada en la neurociencia. Este chip tiene un consumo ninúsculo de 70 mW en ejecución a tiempo real biológico, varios órdenes de magnitud de consumo de energía inferiores a los de un moderno microprocesador. Se trata de un superordenador neurosináptico del tamaño de un sello postal que funciona con la energía equivalente a la de una batería de un audífono.

Elisa Martín Garijo
Directora de Tecnología e Innovación de IBM