Entrevista
14
Nov
2018

Entrevista a Fernando Sanz Merino (Ecoembes): Representante del proyecto finalista «Plataforma SmartWaste»

La tecnología hoy en día es un habilitador, especialmente en el sector energético e industrial. El principal reto es que la tecnología llegue a los actores adecuados, y suponga una transformación en los procesos y los usuarios. A veces hablamos de tecnología sin tener claro cuál es el propósito, la ventaja competitiva o la eficiencia a aportar.

Valora esta entrada

|

¿Qué papel juega la tecnología en conseguir que edificios/instituciones/ciudades/industrias/centros de datos más eficientes energéticamente hablando?, ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

En las ciudades, los edificios junto con la movilidad, son las áreas que más energía demandan y en consecuencia las que más emisiones de CO2 generan. La tecnología nos puede permitir conocer cuáles son los elementos sobre los que tenemos que actuar para una mayor eficiencia energética. Podemos llegar a medir barrios y puntos negros de una ciudad sobre los que tenemos que actuar, pero también dentro de los propios edificios existen ya dispositivos inteligentes para saber que aparatos consumen más o qué zonas están peor aisladas.

¿A qué retos se enfrenta el sector tecnológico? ¿Y el sector industrial?

La tecnología hoy en día es un habilitador claro, especialmente en el sector energético e industrial. El principal reto es que la tecnología llegue a los actores adecuados, y suponga una transformación en los procesos y los usuarios. A veces hablamos de tecnología sin tener claro cuál es el propósito, la ventaja competitiva o la eficiencia a aportar.

¿Cómo se puede lograr un despliegue eficiente de las tecnologías?

Sin lugar a dudas, involucrando a todos los actores necesarios. Debemos saber qué información debe llegar a cada usuario y deben estar implicados durante todas las fases de preparación, implantación y operación. Si no, corremos el riesgo de implantar algo que provoca más problemas que soluciones.

¿Qué acciones desarrolladas recientemente por su organización considera más relevantes en materia de Economía Circular? ¿Qué papel han tenido las TIC? ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

Ecoembes, en su apuesta por la innovación, abrió el pasado año en Logroño el laboratorio de Economía Circular (TheCircularLab), un proyecto pionero en Europa, donde se apuesta por las TIC para para impulsar la innovación en los envases y su posterior reciclado. Tenemos varias líneas de trabajo como son el ecodiseño, la ciencia ciudadana y el emprendimiento. Otra de las grandes líneas es la plataforma SmartWaste, que hemos desarrollado conjuntamente con Indra, para eficientar los procesos y la calidad del servicio de recogida y tratamiento. Se nutre de distintas fuentes de información, como sensórica en vehículos y contendores (IoT), información socioeconómica o escucha social. Podremos con ello además, conocer patrones comportamientos ciudadanos con el objetivo de mejorar la recogida selectiva.

¿Qué valoración tienen los indicadores de eficiencia en la definición de vuestros proyectos tecnológicos?

Ecoembes lleva 20 años trabajando en la eficiencia. Es clave que procesos tan complejos, como la recogida y reciclado de envases, se puedan realizar a un coste eficiente. En proyectos como el comentado de SmartWaste, generamos con todos los actores implicados, cuáles deben son los indicadores de estos servicios. La concebimos como una plataforma común de trabajo entre todas las partes: ciudadanos, ayuntamientos y operadores del servicio



Según las directivas en curso de la Unión Europea, los Estados miembros deberán alcanzar unas tasas de reutilización y reciclaje de basura a nivel municipal que irán aumentando progresivamente, pasando del 55 % en 2025 al 60 % en 2030 y al 65 % en 2035. Para el 1 de enero de 2025, los países de la Unión Europea deberán tener establecido un sistema de recolección separado para textiles y los desechos peligrosos de los hogares.

Es evidente, por tanto, que la Unión Europea potencia cada vez más la recogida selectiva de residuos municipales, garantizando así la calidad de los materiales para su posterior reciclado y segunda vida de los mismos.

Ecoembes, dentro de su compromiso con la economía circular, lle¬va 20 años promoviendo el reciclaje de los envases domésticos en España. Durante este tiempo, la organización ha apostado por la innovación y la tecnología para hacer cada vez más eficiente la ges¬tión de estos residuos, lo que ha culminado en la creación de The¬CircularLab, un proyecto pionero en Europa que aglutina todas las propuestas y soluciones para impulsar la innovación en el ámbito de los envases y su posterior reciclado, todo ello enmarcado bajo el concepto de economía circular.

Fernando Sanz Merino
Especialista de Innovación de Ecoembes

bool(true)