Entrevista
23 octubre 2016

Entrevista a Javier Magdalena, Director Negocios Digitales y TSOL .de Telefónica

Nuestra estrategia interna es hacer más con menos recursos naturales, y este objetivo lo hemos extrapolado a nuestros clientes, ayudándoles a ser igual o más eficientes que nosotros. Hoy en día todas las empresas, ciudades, administraciones públicas, necesitamos consumir menos recursos y contaminar menos; y el mundo digital es el escenario para que eso ocurra.

1.Estamos viviendo la revolución tecnológica más profunda de la historia. Desde Telefónica ¿Cómo ayudáis a las organizaciones a aprovechar todo el potencial del mundo digital?

La tecnología está produciendo una revolución en nuestra sociedad, y el primer efecto de esta transformación es un cambio de comportamiento en la vida de las personas. Cada vez estamos más conectados y exigimos nuevas formas de relación, así como tener acceso a los servicios allí donde se encuentren, y en la forma y los formatos que nos sean más convenientes.

Llevamos años “digitalizándonos” a través de los smartphones, el e-commerce o las redes sociales, con un efecto totalmente disruptivo sobre modelos de negocio que habían pervivido durante décadas inalterados. Además en España somos un país pionero en la adopción de nuevas tecnologías.

Sin duda, las organizaciones que no se adapten a este nuevo consumidor/ ciudadano digital perderán posiciones con respecto a sus competidores y se quedarán atrás. Por eso desde Telefónica ayudamos a las empresas y administraciones a proporcionar a sus usuarios la mejor experiencia de manera consistente en todas sus relaciones y a través de todos los canales, con los servicios de comunicaciones, las plataformas de atención, y las herramientas de marketing digital más innovadoras,  para sacar el máximo partido a las oportunidades que brinda este nuevo entorno.

El segundo efecto disruptivo de esta revolución tecnológica se está produciendo en torno a la  digitalización de los objetos físicos, el llamado “Internet of Things (IoT)”.  Los dispositivos se conectan entre ellos y con la Red, y disponen así de capacidad para transmitir datos en tiempo real.  La posibilidad de almacenar, procesar y relacionar en tiempo real enormes cantidades de datos, genera información de valor que ayuda a las organizaciones a ser más competitivas.

La revolución en torno a IoT está transformando sectores clave de actividad. Y desde Telefónica llevamos años acompañando a nuestros clientes en su evolución, para capturar el potencial de este mundo hiperconectado, con soluciones verticales que proporcionan a nuestros clientes ahorros, eficiencias y nuevas fuentes de ingresos, asentadas sobre la mejor conectividad.

2. Uno de los sectores que se está transformando gracias a Internet of Things y la explotación de la información, es el energético. ¿Cuál es la estrategia de Telefónica para acompañar a sus clientes dentro de este ámbito?

Nuestra estrategia interna es hacer más con menos recursos naturales, y este objetivo lo hemos extrapolado a nuestros clientes, ayudándoles a ser igual o más eficientes que nosotros. Hoy en día todas las empresas, ciudades,  administraciones públicas, necesitamos consumir menos recursos y contaminar menos; y el mundo digital es el escenario para que eso ocurra.

Llevamos desde el año 2009 acompañado a otras empresas con nuestro servicio Smart Energy a realizar una gestión más eficiente de sus infraestructuras en lo referente a climatología e iluminación. Principalmente hemos ayudado a aquellas compañías con un consumo energético elevado en múltiples sedes dispersas geográficamente.

IoT permite implementar una variedad de dispositivos en las instalaciones de las organizaciones con el fin de medir los factores clave que influyen en el consumo de energía (consumo total y por dispositivo,  temperatura interna y externa, humedad…). Estas mediciones permiten hacer una gestión del rendimiento de estos dispositivos y configurarlos para que se ajusten a  patrones que reduzcan el consumo energético. Con nuestro servicio permitimos la telegestión y telemetría de los distintos inmuebles en tiempo real y de forma remota, además de establecer el motor de reglas por el que se debe regir energéticamente cada edificio.

La aplicación de la analítica a este conjunto de  datos, combinado con la información histórica disponible, permite caracterizar  patrones de consumo y por lo tanto poder identificar posibles anomalías y actuar sobre ellas, logrando así un mayor ahorro y eficiencia.

Adicionalmente nuestro servicio permite incorporar, si el cliente así lo desea, el suministro eléctrico de sus sedes, de cara a proporcionar una solución completa de gestión de la energía que maximice las eficiencias generadas.

Gracias a todo ello cerca de 30 grandes compañías, principalmente bancos y grandes superficies, se han beneficiado con nuestras soluciones de un ahorro energético al año en sus facturas en torno al 30%.

Por otra parte hemos ayudado a nuestros clientes a cumplir la normativa medioambiental de sostenibilidad, reduciendo hasta en un 10% sus emisiones de CO2 gracias a soluciones de smart transport, con un servicio que permite al cliente optimizar la gestión de su parque de vehículos. Además de la huella de carbono, esta solución les ha reportado ahorros de combustible en torno al 15%, y reducción del 3,5% del tamaño de su flota por una mejor planificación de sus recursos.

3.¿Y cuáles son las acciones más relevantes desarrolladas internamente por su organización en materia de Eficiencia Energética? ¿Qué papel tienen las TIC y la innovación?

En Telefónica contamos con un Programa de Eficiencia Energética y reducción de emisiones de gas de efecto invernadero (GEI) en nuestras redes y oficinas. Para avanzar mejor y más rápido, todos los países usamos un mismo modelo de trabajo de gestión ambiental. Dentro de este marco, de 2010 a 2015, hemos conseguido ahorrar 492 GWh, energía equivalente al consumo de más de 40 mil hogares en un año, y 64 millones de euros en la cuenta anual de electricidad. De este modo, evitamos la emisión de más de 142 kt CO2 equivalentes.
Y nos hemos marcado el objetivo de reducir en un 30% las emisiones directas e indirectas de CO2 para 2020, para cuyo cumplimiento vamos a seguir poniendo foco en varios compromisos:

  • Mejorar la eficiencia energética en la red con proyectos para disminuir el consumo de electricidad, de donde proceden el 85% de las emisiones de CO2 (sustituyendo infraestructuras y equipos antiguos por otros de alta eficiencia, e implantando  tecnología más eficiente). La red es nuestra esencia, y tiene un impacto que podemos reducir. Reciclamos o reutilizamos el 99% de los residuos que genera, y  el 15% de la energía que usa es renovable.
  • Continuar eficientando las condiciones climatológicas y de iluminación de nuestras oficinas, gracias a soluciones IoT que permiten edificios más inteligentes y sostenibles.
  • Disminuir el consumo de combustibles fósiles en operaciones y en la flota de vehículos, sustituyéndolos por fuentes de energía más eficientes y limpias, utilizando vehículos de bajo consumo y disminuyendo los kilómetros recorridos gracias a una mejora de la gestión de la flota.

Todo ello representa un  claro ejemplo de cómo en Telefónica usamos internamente lo que vendemos a nuestros clientes, y partiendo de nuestra experiencia somos capaces de crecer e innovar con otras compañías.

4.¿Considera que la aplicación de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones en el sector energético es clave para mejorar la posición competitiva de una compañía?

El consumo de energía es una preocupación primordial para todos los tipos de organizaciones debido a su peso en la línea de costes del P&L y su impacto negativo en el medio ambiente. Por tanto, representa un factor determinante de la competitividad de cualquier empresa, industria y sector.

Y como he mencionado anteriormente, a medida que la tecnología se integra cada vez más en este ámbito, genera un impacto prolífico en los resultados de las empresas.

El poder que las soluciones tecnológicas aplicadas al sector energético tienen para impulsar ahorros, tomar mejores decisiones de negocio, y automatizar y eficientar procesos operativos, sitúan a cualquier organización que las adopte en una posición más ventajosa en el mercado.

Sin duda, la digitalización es la clave para ser competitivo.

¿Te ha parecido útil este contenido?

 

Javier Magdalena
Director Negocios Digitales y TSOL .de Telefónica