Entrevista
14
Diciembre
2017

Entrevista a Jorge García de Ancos, Director de producción de Merck

El objetivo principal de Merck es mejorar la calidad de vida de los pacientes, pero cumplir este objetivo es totalmente compatible con reducir nuestro consumo energético y nuestro impacto sobre el medio ambiente, todo en línea con la política del grupo conocida como "Safety, Health and Environment-Principals and Strategies".

Valora esta entrada

|

1. ¿Considera estratégica la necesidad de reducir el consumo energético entre las empresas del sector industrial? ¿Se han marcado un plan con objetivos y tiempos para mejorar la eficiencia energética?

Por supuesto, el objetivo principal de Merck es mejorar la calidad de vida de los pacientes, pero cumplir este objetivo es totalmente compatible con reducir nuestro consumo energético y nuestro impacto sobre el medio ambiente, todo en línea con la política del grupo conocida como "Safety, Health and Environment-Principals and Strategies".

En las plantas de producción de Merck en España se está trabajando actualmente en el programa Objetivo 20, cuyo objetivo es conseguir una reducción del 20 por ciento de CO2 en 2020 respecto a las emisiones registradas en 2006.  

En el caso concreto de la planta biotecnológica de Tres Cantos (Madrid), en la que trabajo como director de Producción & MSAT, hay en marcha numerosas iniciativas y proyectos que han logrado varios hitos importantes: reducción del 25 por ciento del consumo de electricidad y del 15 por ciento del consumo de agua por unidad producida, minimización de la generación de CO2, y un 85 por ciento de residuos reciclados. Pese al enorme incremento en producción, en los últimos años se ha conseguido una reducción en emisiones de CO2 del 55 por ciento por lote producido.

2. ¿En qué situación de concienciación se encuentran las empresas españolas en materia de eficiencia energética?

Existe una elevada concienciación de la sociedad, que se refleja a su vez en la implicación de las empresas, si bien es cierto que es esperable y deseable una mayor involucración tanto por parte de la sociedad como de la industria, todo ello apoyado desde las instituciones, por supuesto, que deben ser el motor de este cambio progresivo.

En nuestro caso, somos muy activos en el tema de la reducción de residuos. En la planta de Tres Cantos, en 2016 se consiguió reciclar el 81 por ciento del total de los residuos producidos, lo que disminuyó el impacto ambiental que tienen los residuos eliminados en vertederos. Por su parte, en la planta de Mollet del Vallès (Barcelona) se consiguió la separación selectiva de nuevos residuos (catalizador usado y embalajes contaminados de la planta química), así como la optimización de los residuos de envases y embalajes de las zonas de descanso y salas de reuniones.

Además, todo el grupo ha logrado la certificación anual según la ISO 14001, de sistemas de gestión ambiental, gracias a la suma de las auditorías realizadas en varias plantas de producción de Merck, entre ellas Tres Cantos.

3. ¿A qué retos se enfrenta el sector tecnológico? ¿Y el sector industrial?

El reto está claro: obtener una eficiencia energética basada en la actualización de equipos, que debe partir no solo de la industria farmacéutica sino de todos, entre ellos los proveedores. Se prioriza la eficiencia energética sobre el precio, si bien en realidad ambos pueden ir de la mano, puesto que acometer un mayor gasto ahora en equipos más eficientes energéticamente supone un ahorro económico a largo plazo.

Es necesario realizar ese sobresfuerzo económico en este momento para ser más eficientes energéticamente, un reto que se contempla en el programa Objetivo 20.

4. ¿Cómo le gustaría ver a España, energéticamente hablando, en el año 2030?

Me gustaría verlo como un país basado en las energías renovables, principalmente la solar y la eólica, con directrices estatales que lo promuevan. Esto fue así en su día, y en la planta biotecnológica de Tres Cantos nos planteamos varios cambios orientados a un mejor aprovechamiento de la energía solar.

Por eso sería deseable retomar esa senda y promover las energías renovables, que ayudan al avance de nuestra industria.

 

Jorge García de Ancos
Director de producción de Merck