Entrevista
13
Jul
2015

Entrevista a José Luis Pavón, Director del área de Infraestructuras, Mantenimiento y Eficiencia Energética de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

A las universidades públicas se le exige ser competentes y eficientes, los recursos que ahorramos con la buena gestión repercuten de forma positiva en los objetivos globales (docencia, investigación y transferencia de tecnológica) de la Universidad. Sin ningún género de duda, aunque el aspecto económico del ahorro energético es muy importante, los premios y los reconocimientos en los últimos años por empresas del sector TIC y de la administración pública nos ha facilitado el trabajo y estamos en condiciones mucho más favorables por la evolución de las TIC en estos ámbitos que cuando comenzamos en el año 1997, con un simple PC donde estaba implementado el SGIEE.

Valora esta entrada

|

1. Considera estratégica la necesidad de reducir el consumo energético entre las empresas de su sector. ¿Se han marcado una Plan con objetivos y tiempos para mejorar la Eficiencia Energética? ¿Cuál es la contribución de las TIC a este Plan?

La Directiva 2012/27/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética establece un marco común de medidas para el fomento de la eficiencia energética dentro de la Unión a fin de asegurar la consecución del objetivo principal de eficiencia energética de la Unión de un 20 % de ahorro para 2020, y a fin de preparar el camino para mejoras ulteriores de eficiencia energética más allá de ese año.

Todas la universidades españolas y más concretamente la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla (UPO) debe atender las cuestiones relacionadas con las fuentes de energía y su uso, tanto en términos institucionales y sociales,  y como parte  integrante de la comunidad europea.

La UPO invierte alrededor de 1,8 millones de euros por año en energía (electricidad, gas, agua, gasoil), siendo la principal fuente de energía la eléctrica. Estos gastos energéticos consumen recursos que son utilizados para fines académicos, de investigación y gestión administrativas.

En este campo como en otros, compete a la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla no solo mejorar su propia eficiencia energética, sino además, asumir el liderazgo universitario en cuanto a lograr una mayor eficiencia en el consumo de energía así como explorar alternativas para su producción.

Para ello en el Plan Estratégico (Líneas de actuación 6.2.4 y 6.2.5.) se contemplan específicamente el propósito de la Universidad de asumir el liderazgo en la elaboración e implantación de políticas y programas de preservación ecológica como la conservación y ahorro energético, para conseguir ser un campus biodiverso de referencia internacional, así como aplicar políticas de ahorro y eficiencia energética y fomento del uso de energías renovables en el campus.

El área de Infraestructuras, Mantenimiento y Eficiencia Energética ha desarrollado un Plan de Acción  2014-2020 con 10 metas/objetivos, que se revisan anualmente.

El papel de las TIC es fundamental, contribuyendocon sus infraestructuras de la red científico-tecnológica UPONET-INV a 10 GB a ser elmotor de los elementos de medidas y control del Sistema de Gestión de Instalaciones y Eficiencia Energética (SGIEE) implementado en la universidad.

2. ¿Qué acciones desarrolladas recientemente por su organización considera más relevantes en materia de Eficiencia Energética? ¿Qué papel han tenido las TIC y la innovación? ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

Después de muchos años implementando el sistema de gestión de la energía (control de las instalaciones eléctricas, consumos de agua potable y de riego, detección de presencias en aulas, despachos, salas, laboratorios), se ha llevados a cabo varias acciones que podemos resumir en  la campaña de concienciación y difusión de ahorro energético que se ha desplegado en todos los ámbitos y medios de comunicación de la universidad hacia los estudiantes, PDI, PAS, ayudantes de servicios, personal de seguridad, personal de mantenimiento, así como la creación de una sala centralizada para el control operacional y monitorización de las instalaciones de la UPO en las dependencias del área de Infraestructuras, Mantenimiento y Eficiencia Energética (IMEE).

En mayo de 2015, después de varios días de auditoria externa de nuestro SGIEE, por parte de la empresa certificadora Bureau Veritas, hemos obtenido la certificación conforme a la norma UNE-EN ISO 50001, con el alcance Gestión de las instalaciones del campus de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla destinados a la Docencia, Investigación y Gestión Administrativas.

La UPO y la empresa Eulen han llegado además a un acuerdo por el cual se pone a disposición del personal de mantenimiento un vehículo ecológico cien por cien eléctrico, con cero por ciento de emisiones de gases CO2 a la atmósfera, que ofrece una autonomía real de 170 kilómetros en un uso normal.

Con el vehículo eléctrico de estas características, el ahorro por consumo es del cincuenta por ciento, ya que con 2,5 euros de coste de tarifa eléctrica se puede circular 100 kilómetros, en cambio, circular una distancia equivalente con un vehículo convencional de gasoil, que gaste 3,8 litros a los 100 kilómetros, costaría unos 5,25 euros.

El área de Infraestructuras, Mantenimiento y Eficiencia Energética de la UPO también ha llegado a un acuerdo con la empresa Circutor de eficiencia energética dentro del convenio de colaboración firmado con la UPO en el año 2010, para la cesión del primer punto de recarga para vehículos eléctricos en la UPO, que será supervisado por el Sistema de Gestión de Instalaciones y Eficiencia Energética (Power Studio).

3. ¿Cuál ha sido su papel en este ámbito? ¿En su organización hay más implicados en estos temas (CIO, COO, CEO,…)?

En diciembre de 2013, el Consejo de Gobierno de la Universidad Pablo de Olavide, aprueba el modelo de gestión y organización administrativa, con el objetivo de concreción de la estructura y determinación del modelo de gestión administrativa y de recursos humanos para una actividad eficiente y sostenible. Al Área de Infraestructuras, Mantenimiento y Eficiencia Energética (IMEE), se le asigna la cartera de servicios de  la “Gestión, mantenimiento y mejora de los recursos materiales relacionados con obras, mantenimiento de edificios e instalaciones, así como su explotación eficiente”.

Mi papel como Director del área de IMEE, es ser el dinamizador y catalizador de llevar a buen fin la consecución de la cartera de servicios encomendada al área.

A su vez, el Rector de la UPO, es el máximo valedor de los temas relacionados con el desempeño energético. Delega directamente los temas de la gestión de la Energía en el Director General de Infraestructuras y Espacios. El Gerente tiene un acuerdo con el Director del área de IMEE, de tal forma que los ahorros económicos en energía son invertido en mejoras de las instalaciones e infraestructuras del campus de la UPO.


Además toda la comunidad universitaria está sensibilizada e implicada en la eficiencia energética y la reducción de emisiones de gases CO2 a la atmosfera, la austeridad en el uso de los recursos es una sensibilidad colectiva. Cabe destacar el papel de los ayudantes de servicios de los edificios del campus, en su papel de monitorizar los controles  de los edificios y las actuaciones a realizar antes alarmas e incidencias detectadas.

 

4. ¿Quién considera está impulsando más la adopción de estas tecnologías: Gobierno, proveedores de tecnología, empresas usuarias…? ¿Qué más se podría hacer? ¿Cuáles son las principales barreras?

Cada cual pone su granito de arena, la normativa tiene que avanzar e ir abriendo puertas, la formación y la información-concienciación es fundamental para la valoración de lo que se está haciendo y porqué hay que hacerlo. La desconfianza y el coste económico son los principales inconvenientes para que se desarrollen proyectos de este tipo, hay que ir de la mano de los profesionales (internos y externos).

Todo proyecto de ahorro en el consumo de energía, implica una inversión, que debe ser respaldada por la Instituciones Públicas (Europeas, Estatales, Autonómicas, Municipales, Universitarias) a través de subvenciones y/o  financiación a coste cero. Hay muchas iniciativas desarrollándose en Eficiencia Energética, como ejemplo el proyecto Fondo JESSICA-F.I.D.A.E.   

5. ¿Considera que ha mejorado la posición competitiva de su organización con la implantación de Tecnologías de la Información y Comunicaciones? ¿y en lo referente a competitividad energética?

Sin ningún género de duda, aunque el aspecto económico del ahorro energético es muy importante, los premios y los reconocimientos en los últimos años por empresas del sector TIC y de la administración pública nos ha facilitado el trabajo y estamos en condiciones mucho más favorables por la evolución de las TIC en estos ámbitos que cuando comenzamos en el año 1997, con un simple PC donde estaba implementado el SGIEE.

Actualmente disponemos de 4 servidores de alta gama con disponibilidad y capacidad suficiente para la evolución que se han ido produciendo en las instalaciones e infraestructuras en la UPO, donde se ha instalado las aplicaciones TIC (Power Studio) de gestión y diseño en el que despliegue de los elementos de control integrados en los elementos TIC  de la red científico-tecnológica UPONET-INV a 10 GB es el motor del  Sistema de Gestión de Instalaciones y Eficiencia Energética (SGIEE).

En este sentido debo de dar las gracias a todo el personal del Centro de Informática y Comunicaciones (cic), Área de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, por su dedicación y apoyo así como las relaciones que mantiene con el personal del área de IMEE para hacer posible el despliegue de nuestro SGIEE a través de las TIC.

A las universidades públicas se le exige ser competentes y eficientes, los recursos que ahorramos con la buena gestión repercuten de forma positiva en los objetivos globales (docencia, investigación y transferencia de tecnológica) de la Universidad.

José Luis Pavón Fernández
Director del área de Infraestructuras, Mantenimiento y Eficiencia Energética de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla.