Entrevista
26 abril 2016

Entrevista a Miguel Ángel Pantoja, Big Data Business Developer, HPE Consulting

La posición competitiva depende ya de la innovación. Y en el caso de las ciudades la innovación es claramente la adopción del paradigma de la Smart City. En la medida en que los precios de la energía vayan internalizando los costes de degradación del medio ambiente por los que actualmente en realidad nadie está pagando, la competitividad energética será cada vez más importante.

1.Considera estratégica la necesidad de reducir el consumo energético entre las empresas de su sector. ¿Se han marcado una Plan con objetivos y tiempos para mejorar la Eficiencia Energética? ¿Cuál es la contribución de las TIC a este Plan?

Las amenazas medioambientales que tenemos planteadas, tanto las de medio y largo plazo como el cambio climático como las de corto como las emisiones de NOx o micropartículas, hacen urgente la reducción del consumo energético y de la contaminación.

Los cambios de hábitos de consumo y la eficiencia energética están dejando de ser una opción para convertirse en una necesidad. La Tecnología de la Información y la Comunicación aporta mucho valor: por un lado permite realizar optimizaciones de redes de transporte o de distribución de bienes y servicios, por poner sólo algunos ejemplos; por otro, permite la medición real de consumos y de impactos del consumo.

Esto último hace posible la toma de decisión basada en datos y no en estimaciones y la información detallada a los ciudadanos, entre otras muchas cosas. Está demostrado que cuando los ciudadanos visualizan el impacto de sus acciones mejoran su comportamiento.

2.¿Qué acciones desarrolladas recientemente por su organización considera más relevantes en materia de Eficiencia Energética? ¿Qué papel han tenido las TIC y la innovación? ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

En las TIC hay un reto interno que se refiere a la eficiencia energética de los propios equipos. No es irrelevante lo que consumen los servidores, el almacenamiento o las comunicaciones. Se dice que si la Nube fuese un país, sería el quinto consumidor mundial de electricidad. Ese es un primer papel clave.

Por otro lado, las TIC pueden hacer visibles muchas cosas. No solamente permiten obtener conocimiento a partir de la información masiva de la que vamos disponiendo, sino su diseminación aún más masiva mediante la movilidad y las redes sociales.

3.¿Qué personas cree que deben estar implicadas en estos temas (CIO, COO, CEO,…)?

Posiblemente todos. Inicialmente los niveles de dirección más altos, tanto en empresas como en gobiernos, deben fijar las políticas y las prioridades y dar impulso decidido a las iniciativas. Pero al llegar a la aportación de la TIC, que como hemos dicho es fundamental, todos los CxO, desde el CIO al CDO, CISO, etc., deben participar. Smart City, por ejemplo, comprende todas las tecnologías.

4.¿Quién considera está impulsando más la adopción de estas tecnologías: Gobierno, proveedores de tecnología, empresas usuarias…? ¿Qué más se podría hacer? ¿Cuáles son las principales barreras?

Creo que es un esfuerzo conjunto. Las empresas tecnológicas seguramente llevan la delantera en cuanto a la propuesta de nuevos sistemas y nuevas soluciones. Las empresas usuarias, especialmente las grandes telcos, energéticas, financieras y otras relacionadas con servicios de gran extensión, han sido posiblemente las primeras en adoptar soluciones del tipo de las aplicadas en la Smart City. Pero tienen que ser los gobiernos quienes den el paso definitivo. No solamente porque en muchos casos la legislación les da la iniciativa (como, por ejemplo, en seguridad ciudadana) sino porque es improbable que ninguna otra entidad pueda abordar proyectos tan grandes y complejos.

Una de las principales barreras es económica, puesto que se ven como gastos lo que en realidad son inversiones. Pero puede existir también una barrera de interés, en el sentido de que posiblemente los ciudadanos no son conscientes de la importancia de la Smart City y por eso no se lo demandan a sus representantes políticos.

5.¿Considera que ha mejorado la posición competitiva de su organización con la implantación de Tecnologías de la Información y Comunicaciones? ¿y en lo referente a competitividad energética?

Sí, definitivamente. La posición competitiva depende ya de la innovación. Y en el caso de las ciudades la innovación es claramente la adopción del paradigma de la Smart City. En la medida en que los precios de la energía vayan internalizando los costes de degradación del medio ambiente por los que actualmente en realidad nadie está pagando, la competitividad energética será cada vez más importante. Mejor empezar ya que esperar a que la factura de la luz sea cada vez mayor.

¿Te ha parecido útil este contenido?

 
Miguel Ángel Pantoja
Big Data Business Developer, HPE Consulting