Noticias - Actualidad
26
Sep
2013

Expertos en sostenibilidad reclaman un sistema único de calificación ecológica (eco-rating) para finales de 2013.

A finales de año los integrantes del Focus Group de smart Sustainable cities de la Unión Internacional de Telecomunicaciones presentará una propuesta de definición única de ciudad inteligente y sostenible.

Valora esta entrada

|
El Foro sobre el Impacto Ambiental de los Dispositivos móviles: Construyendo Esquemas de Eco-Rating de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) ha manifestado la necesidad de contar antes de fin de año con un sistema único de calificación ecológica (Eco-Rating) para toda la industria, que mida el impacto ambiental de los dispositivos móviles. Así se lo ha solicitado a la Comision de Estudio 5 de la ITU en el transcurso de la III Green Standards Week, celebrada en la sede central de Telefónica del 16 al 20 de septiembre.
El Eco-Rating Único marcará una priorización para los atributos de los móviles; estará alineado con otros estándares y metodologías de la UIT para el ciclo de vida de los dispositivos; será fácil de entender por los consumidores; impulsará la diferenciación entre terminales; será transparente, creíble y consistente para poder implementarse en todas las regiones;  factible en cuanto a costes y beneficios; preservará la innovación y será verificable.
Telefónica, empresa pionera en este tema al lanzar un Eco-Rating en el mercado inglés en 2010, ha insistido en la urgencia de contar con  “un lenguaje común”. “La compañía ha incorporado aspectos ambientales (consumo de energía, emisiones de CO2, reciclabilidad, uso de componentes de gran impacto medioambiental…) a la lista de los criterios técnicos que evaluamos para seleccionar dispositivos, pero nos encontramos con una gran dificultad: cada fabricante los interpreta de un modo y no hay un marco de referencia común para su implantación industrial”, explicó Francisco Montalvo, director global de Dispositivos de la multinacional española.
También los fabricantes piden criterios comunes para aumentar la transparencia en la evaluación del CO2 y el agua para calcular la huella de carbono teniendo en cuenta los procesos de análisis de ciclo de vida de los dispositivos, así como para idear mecanismos fáciles de entender por los consumidores. En la actualidad, hay una gran confusión porque existen 438 eco-etiquetas en 197 países.
 
Smart Sustainable Cities
El evento también ha sido el marco del Grupo Temático sobre Ciudades Inteligentes y Sostenibles, en el que se ha producido el debate internacional sobre qué atributos definen exactamente a una ciudad como mart sustainable city. Expertos mundiales  han analizado más de 50 definiciones de ‘ciudad inteligente y sostenible’ que conviven actualmente, procedentes de ámbitos tan diversos como el mundo académico, los Gobiernos, las empresas o las ONGs.
El análisis dará como resultado una descripción única y estandarizada que estará lista para finales de 2013 y que establecerá qué es una smart sustainable city o ciudad inteligente y sostenible, y qué principales atributos debe tener la gestión sostenible e inteligente de conceptos como movilidad, economía, estilo de vida, gobierno y  medio ambiente.
José Luis Diaz Huber, gerente de Smart Cities de Telefónica España dijo que “la misión de estas ciudades no es aumentar el gasto público, sino reordenarlo y aprovechar tecnologías existentes para sacar el máximo partido a la ciudad conectada. En definitiva poner la tecnología al servicio de la estrategia de la ciudad”.
Los retos son la estandarización, por ejemplo, en la medición a través de indicadores homogéneos para todas las ciudades; la interoperabilidad de las tecnologías; la seguridad y la privacidad; la inclusión digital para que nadie se pierda los avances, fundamental, por ejemplo, en Latinoamérica; o el uso de la información, por ejemplo, para anticiparse a los problemas.
Basura electrónica
Más de 53 millones de toneladas de e-waste se generan en todo el mundo, según Naciones Unidas. En 2012 la Unión Europea aprobó una nueva directiva sobre residuos eléctricos y electrónicos en la que se han fijado ambiciosos objetivos de recogida selectiva de residuos, el 85% de los que se generen hasta 2019.
Los expertos de la Universidad de Naciones Unidas, Recyclia, Huawei y la UIT, entre otros, reunidos en la III ITU Green Standards Week han puesto de manifiesto numerosos retos para conseguir tanto las metas europeas como la mejora de la gestión del e-waste a nivel internacional, entre los que destacan:
Mejorar las estadísticas y usarlas, sobre todo, para legislar.
Generar estándares internacionales para aplicar los convenios internacionales.
Impulsar modelos de gestión válidos para todos los continentes.
Desarrollar programas de sensibilización.
Establecer quién paga los costes de recogida y gestión.
Mejorar la coordinación de las partes implicadas: fabricantes, empresas TIC, distribuidores, gobiernos, consumidores, entidades de gestión de residuos.
Apostar por el eco-diseño como herramienta de sostenibildad ambiental en los dispositivos movies. La aplicacion de la Norma Tecnica UIT-T L.1000  del cargador universal para el móvil, generarà un ahorro de 82.000 toneladas de e-waste al año, es decir, 13,6 millones de toneladas de emisiones de CO2).
Aprovechar las mejores prácticas de la industria.
Ver este tema como una oportunidad para generar empleos green. En la actualidad en España hay 120.000 empleos vinculados al reciclaje.
Cables submarinos
En la última sesión de las jornadas también se ha debatido sobre el convencimiento de algunos científicos de la capacidad de los cables submarinos de telecomunicaciones de predecir catástrofes naturales y salvar vidas humanas si se les dota de unos sensores que permitan monitorizar en tiempo real los océanos. Esto daría lugar a un océano inteligente (smart ocean) que podría prevenir las consecuencias de terremotos y tsunamis.
La app Greenyplay, premiada con el 3º Green ICT Application Challenge
El bielorruso Andrey Sryvkov, ha ganado con su aplicación Greenyplay el 3º Green ICT Application Challenge, concurso de Telefónica y la UIT para premiar el proyecto más innovador sobre la aplicación de green TIC que promueva mejor las ciudades inteligentes  y sostenibles (smart sustainable cities), así como la sostenibilidad medioambiental en las áreas urbanas.
Greenyplay pretende mejorar la gestión de residuos en las grandes ciudades: escaneando con el móvil un código situado en la etiqueta del residuo, el usuario es capaz de saber en qué contenedor debe depositarlo. Como si fuera un juego, la aplicación cuenta con varios niveles y recompensas para animar a los ciudadanos a reciclar. Greenyplay tiene un importante potencial educativo.  (VÍDEO: http://greenyplay.com/)
Sryvkov recibió el premios –un cheque de 5.000 dólares, de manos de Alberto Andreu, director global de Reputación and Responsabilidad Corporativas de Telefónica, y Malcolm Johnson, director de la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones (TSB) de la ITU en el transcurso de la III ITU Green Standards Week (GSW).
Más información:
enerTIC