Noticias - Actualidad
29
Oct
2012

Junta apoya más de 260 actuaciones de mejora energética que integran soluciones TIC

La Agencia Andaluza de la Energía, entidad dependiente de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, ha aprobado un total de 268 ayudas para la incorporación de Tecnologías de la Información y las Comunicación (TICs) a través del Programa de Subvenciones al Desarrollo Energético Sostenible 'Andalucía A+'. La incorporación de TIC como mecanismo de mejora energética en hogares, empresas y administraciones de Andalucía, permite ahorrar 51.415 toneladas equivalentes de petróleo anuales (tep/año), cantidad suficiente para abastecer las necesidades energéticas de 61.220 hogares, evitando la emisión a la atmósfera de casi 118.000 toneladas de CO2, como si retirásemos de la circulación 60.500 vehículos.

Valora esta entrada

|

La Agencia Andaluza de la Energía, entidad dependiente de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, ha aprobado un total de 268 ayudas para la incorporación de Tecnologías de la Información y las Comunicación (TICs) a través del Programa de Subvenciones al Desarrollo Energético Sostenible ‘Andalucía A+’.
La incorporación de TIC como mecanismo de mejora energética en hogares, empresas y administraciones de Andalucía, permite ahorrar 51.415 toneladas equivalentes de petróleo anuales (tep/año), cantidad suficiente para abastecer las necesidades energéticas de 61.220 hogares, evitando la emisión a la atmósfera de casi 118.000 toneladas de CO2, como si retirásemos de la circulación 60.500 vehículos.

Estos datos se han hecho públicos durante la celebración de la Mesa de Trabajo del Sector TIC, organizada por la Agencia Andaluza de la Energía con el propósito de prestar ayuda a los agentes interesados en explorar las oportunidades existentes para las TIC en el ámbito de la eficiencia energética en los edificios e industrias; intercambiar experiencias y conclusiones para impulsar los proyectos energéticos que incluyan la incorporación de TIC o se basen en las mismas; y dar a conocer el apoyo que mediante subvenciones a fondo perdido y financiación ofrece la Junta de Andalucía.

En este sentido, según expuso el director general de la Agencia Andaluza de la Energía, Rafael Márquez Berral, desde 2005 la Junta ha concedido 3,9 millones de euros en subvenciones a soluciones energéticas que integran las TIC, como sistemas de telegestión y planificación de rutas para optimizar el gasto de combustible en flotas de transporte o la informatización del consumo energético en ayuntamientos mediante aplicaciones que adecuan automáticamente la iluminación y la climatización a las necesidades reales de cada inmueble. En total, las 268 actuaciones promovidas por la Agencia Andaluza de la Energía, han generado actividad económica en la región cercana a los 18,5 millones de euros.

Por provincias, donde más solicitudes de ayuda para proyectos de mejora energética TIC se han registrado hasta la fecha es Sevilla, con 104 actuaciones subvencionadas, seguida de Cádiz, con 68.
En esta primera convocatoria de la mesa de trabajo del sector TIC se ha contado con la participación de los principales agentes de esta actividad en Andalucía, entre los que se encontraban responsables de Eticom (patronal del sector TIC), la Sociedad Andaluza para el Desarrollo de las Telecomunicaciones (Sandetel), la Asociación de Empresas de Servicios Energéticos (Anese) y numerosas empresas destacadas en el sector TIC para la eficiencia energética.  

DOMÓTICA

El programa ‘Andalucía A+’ de la Agencia valora especialmente los proyectos que incorporen TIC para la evaluación del consumo energético de un nuevo equipo o instalación, siempre que esta tecnología se incluya dentro de un plan de seguimiento y verificación del ahorro adecuado al Protocolo Internacional de Medida y Verificación.

La domótica es una de las aplicaciones TIC que goza de mayor popularidad gracias a los importantes ahorros energéticos que favorece. El uso de las TIC en el ámbito doméstico y en el sector de la edificación permite regular y gestionar adecuadamente las instalaciones consumidoras de energía de los inmuebles, como la climatización, la iluminación, equipos eléctricos diversos, etc.

La domótica consigue un ahorro de energía porque administra racionalmente el funcionamiento de las instalaciones, programándolas en función de factores como la temperatura exterior, la hora del día, la luz natural, la ausencia o presencia de personas, las tarifas, horarios, etc. Todo ello evita usos ineficientes de la energía en los edificios. Además, aporta abundante y valiosa información a los usuarios del edificio sobre el impacto ocasionado por sus hábitos de consumo, lo que ayuda a modificar estos hábitos y ahorrar energía.