Articulo
05
Feb
2013

La Administración General podría ahorrar más de 1.000 millones al año compartiendo servicios

Con la puesta en marcha de Centros de Servicios Compartidos, la Administración General del Estado (AGE) lograría ahorrar más de 1.000 millones de euros al año conservando los mismos niveles de calidad en sus actividades y operaciones. Esta es la principal conclusión de un informe publicado en 2012 por PricewaterhouseCoopers (PwC), que aborda la puesta en marcha de modelos de centralización y racionalización de los recursos disponibles por la AGE a fin de conseguir ahorros significativos en la gestión de los servicios

Valora esta entrada

|

Con la puesta en marcha de Centros de Servicios Compartidos, la Administración General del Estado (AGE) lograría ahorrar más de 1.000 millones de euros al año conservando los mismos niveles de calidad en sus actividades y operaciones. Esta es la principal conclusión de un informe publicado en 2012 por PricewaterhouseCoopers (PwC), que aborda la puesta en marcha de modelos de centralización y racionalización de los recursos disponibles por la AGE a fin de conseguir ahorros significativos en la gestión de los servicios. Un objetivo prioritario en la actual situación económica y en línea con el compromiso de búsqueda de la eficiencia, la mejora de los procesos y servicios, y la optimización del uso de los recursos recogido en el artículo 4 de la Ley 6/1977 de 14 de abril de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado.

Según PwC, “medidas ágiles con un impacto relevante como la creación de Centros de Servicios Compartidos (CSC) pueden contribuir en gran medida a la sostenibilidad de las cuentas públicas. Por nuestra experiencia, tanto en España como en el resto del mundo, sabemos que
Implementar de manera adecuada este tipo de centros es una vía tangible para ahorrar sin reducir la calidad, las prestaciones o los estándares que los ciudadanos merecen. Es más, además del ahorro, estos mecanismos implican mejoras en los procesos y en el funcionamiento
de las organizaciones”.

Los CSC prestan diversos servicios a múltiples organizaciones bajo niveles de servicio y costes acordados con una total orientación al ciudadano. Tal enfoque “permite prestar servicios de mayor calidad a un coste sensiblemente inferior porque la gestión se realiza por parte de una organización especializada desde un punto de vista global y no funcional. Además, se allana la estructura organizativa y se dimensiona en función de las necesidades de los ciudadanos, lo que evita malos hábitos o disfunciones como las que existen actualmente. Adicionalmente, los CSC tienen la capacidad de incorporar fórmulas de colaboración público-privada y aportan transparencia”.

Sinergias y ahorros
Del estudio de PwC “Centros de Servicios Compartidos: La Segunda Generación”, publicado en mayo de 2011, analiza 486 centros implantados llegando a la conclusión de que, cuando alcanzan el nivel más alto de madurez, permiten conseguir de media una reducción de costes operativos del 46% con un retorno de la inversión en el 80% de los casos en un periodo inferior a tres años.

De acuerdo con las estimaciones de PwC, la AGE puede conseguir un ahorro superior a los 1.000 millones de euros mediante la implementación de CSC: la puesta en marcha de estos centros en la gestión del gasto corriente supondría un ahorro de 240 millones, de 450 millones en el ámbito de las TIC, de 200 millones en el área de Recursos Humanos, y en gestión económica-financiera entre el 20% y el 40% del gasto dedicado a este apartado.

En el área concreta de las TIC, “los ahorros vendrían generados fundamentalmente por la planificación estratégica común y la búsqueda de sinergias mediante la racionalización de las infraestructuras y servicios mediante iniciativas como la consolidación de centros de datos, virtualización de servidores y la centralización de compras de licencias, equipos o soporte, así como por el pago por uso de recursos ajenos”. Tales sinergias, de acuerdo con la experiencia de proyectos ya en marcha como los de la Generalitat de Catalunya y el Gobierno Vasco, se situaría entre el 20% y el 25% del gasto total. Partiendo de estas tasas y del gasto de la AGE en TIC, que durante 2009 se elevó a 1.900 millones de euros, PwC considera que el ahorro anual que se podría conseguir en esta área mediante la implantación de CCS se elevaría a 450 millones.

“En PwC hemos hecho un ejercicio de estimación que nos revela cifras muy útiles para entender la magnitud de los beneficios que la AGE puede conseguir de manera rápida. Dada la situación del resto de Administraciones Públicas, consideramos que sería posible extrapolar esta práctica a las Comunidades Autónomas y a los Entes Locales, donde también es factible generar importantes ahorros”.

 Principales beneficios de los Centros de Servicios Compartidos

  • Enfoque de demanda y visión e-government. Mayor calidad de los servicios prestados a la ciudadanía y empresas, lo que permite liberar recursos para que la Administración Pública se focalice en las actividades
    de mayor valor.

  • Reducción de costes mediante economías de escala, eliminación de funciones duplicadas y redundancias en recursos e infraestructuras. Además, suponen menores costes de aprovisionamiento y mantenimiento de sistemas de información.

  • Mayor productividad de los recursos mediante un uso más intensivo de los mismos.

  • Mejora de los servicios internos y del control, así como una mayor estandarización de los procesos, mejorándose la consistencia de la información y la transparencia.

La reducción de costes en el ámbito de las tecnologías de la
información podría alcanzar los 450 millones de euros al año”

Descargar documento oficial

PWC