Articulo
01
Mar
2013

La colaboración es la clave

A estas alturas del partido a nadie se le escapa la relevancia y el protagonismo que las TIC desempeñan en el proceso de cambio que nuestra sociedad demanda de manera inapelable. Su transversalidad hace que el impacto de la tecnología sea razón y fundamento en este proceso de transformación e innovación que todos los sectores, organizaciones y la sociedad en general están recorriendo.

Valora esta entrada

|

A estas alturas del partido a nadie se le escapa la relevancia y el protagonismo que las TIC desempeñan en el proceso de cambio que nuestra sociedad demanda de manera inapelable. Su transversalidad hace que el impacto de la tecnología sea razón y fundamento en este proceso de transformación e innovación que todos los sectores, organizaciones y la sociedad en general están recorriendo.

La buena noticia, como no puede ser de otra manera, es que el enfoque de la evolución tecnológica y las tendencias dominantes están claramente dirigidos hacia valores de responsabilidad, solidaridad y eficiencia. Un recorrido por las soluciones que están disponibles hoy nos muestra un abanico de grandes ideas e innovaciones que facilitan y posibilitan avanzar en el cambio decidido hacia la responsabilidad y la eficiencia energética. Entre ellas, y sin duda en un lugar destacado por ser clave y elemento dinamizador de la gestión en las organizaciones, están las soluciones y herramientas de colaboración.

Por mi propia experiencia y desde mi posición actual me atrevo a recomendar con énfasis la apuesta decidida por la colaboración inteligente. Las consecuencias positivas de esta apuesta no solo impactan directamente en la mejora de la eficiencia energética en la actividad de las organizaciones sino que también promueven otros aspectos ligados a la responsabilidad social que inciden de manera indirecta pero muy efectiva en el consumo energético. En definitiva la colaboración es la clave para hacer las cosas de otra manera más responsable y eficiente.
La colaboración ofrece, entre otras muchas ventajas, la posibilidad de disminuir los gastos de viaje y las emisiones de carbono, el uso del hardware y del consumo energético.

Aporta asimismo movilidad y accesibilidad desde cualquier lugar con conexión a Internet, incrementando así la productividad, sin olvidar su contribución a la conciliación de la vida personal y laboral. Estas son algunas ventajas concretas, sin duda muy relevantes, que unido a la sencillez de su implementación se postula como una de las claves para la mejora en la eficiencia. Las comunicaciones unificadas con su mensajería instantánea, la web-collaboration, la videoconferencia, telepresencia, realidad aumentada, virtualización… nos abren las puertas a un mundo de responsabilidad y eficiencia.

Jesús Pampyn
Miembro del Consejo de Siemens Enterprise España. Presidente de la asociación asLAN