Noticias - Actualidad
07
May
2013

«La eficiencia energética segura” Caso práctico: Proyecto de Telefónica BY PQC

El gran consumo energético de los CPS´s nos ha llevado, en ocasiones, a tomar medidas arriesgadas que ponen en peligro lo realmente importante, que es el servicio IT que desde ellos se presta. Sin entrar en debates si el mayor ahorro energético se debe producir por la selección de equipos de infraestructura ó si debe ser en los propios equipos IT, cada uno debe trabajaren su parcela en conseguir el objetivo de una forma coordinada.

Valora esta entrada

|

El gran consumo energético de los CPS´s nos ha llevado, en ocasiones, a tomar medidas arriesgadas que ponen en peligro lo realmente importante, que es el servicio IT que desde ellos se presta. Sin entrar en debates si el mayor ahorro energético se debe producir por la selección de equipos de infraestructura ó si debe ser en los propios equipos IT, cada uno debe trabajaren su parcela en conseguir el objetivo de una forma coordinada.

El proyecto del CPD que Telefónica ha construido en Alcalá, ha permitido a PQC desarrollar ó redescubrir una serie de conceptos que habían caído en desuso, entre ellos la sencillez y el sentido común.

Telefónica y PQC desde el origen del proyecto apostaron por la seguridad y la eficiencia energética. Para ello idearon la siguiente estrategia, que el diseñador, constructor y explotador de las infraestructuras fuera el mismo ó que tuvieran una corresponsabilidad entre ellos, y que el PUE que se declarara en la fase de licitación fuera vinculante, de tal forma que si sobrepasaba el valorque el mismo fijó, el explotador pagara el diferencial de energía entre lo realmente consumido y lo pactado, pero que si se quedaba por debajo se beneficiaba del ahorro. También se establecieron fuertes penalizaciones en el caso de no cumplir con los Acuerdos de Nivel de Servicio pactados, en cuanto a disponibilidad y calidad del servicio. Todo ello fue firmado en el contrato de adjudicación, lo cual garantizaba la seguridad en la prestación del servicio y la eficiencia energética. Sencillo, ¿no?.

Este planteamiento forzó al adjudicatario a utilizar el sentido común. Desde el origen (diseño) estaban implicados tanto el constructor como el explotador, de tal forma que ellos aportaran su visión y se llegara finalmente a la solución óptima tanto en la seguridad en la explotación como en la eficiencia energética. La consecuencia ha sido que la elección de equipos ha sido la mejor, puesto que un pequeño ahorro en la fase de compras respecto a otro equipo más ineficiente energéticamente, hubiera supuesto una penalización en el PUE, y que en la ejecución se han tenido en cuenta todos aquellos pequeños detalles que sólo el explotador sabe y le toca sufrir.

No hemos entrado en planteamiento técnicos (que si es mejor el free-cooling directo que el indirecto, que si es más eficiente esta tecnología de SAI que aquella otra, ….), puesto que cualquiera pueda ser válido siempre y cuando haya un compromiso de todas las partes.

Con este planteamiento se ha verificado una cosa obvia, que la eficiencia energética no sólo es la ejecución de una acción en un momento puntual sino que debe ser consecuencia de una estrategia integral en la que confluyan todos los actores intervinientes en la vida del CPD, ya que todos son corresponsables de su eficiencia y seguridad.

bool(true)