Noticias - Actualidad
29
Feb
2016

La Estrategia Europea sobre Calefacción y Refrigeración

La Comisión Europea presentó el pasado 16 de febrero la Estrategia sobre la Calefacción y la Refrigeración, cuyo objetivo es establecer los puntos clave que debe seguir la política energética europea para conseguir que los edificios y la industria del calor y el frío sean más eficiente y sostenibles.

Valora esta entrada

|

La Comisión Europea presentó el pasado 16 de febrero la Estrategia sobre la Calefacción y la Refrigeración, cuyo objetivo es establecer los puntos clave que debe seguir la política energética europea para conseguir que los edificios y la industria del calor y el frío sean más eficiente y sostenibles.

La Comisión pretende que este sector sea “más inteligente, más eficiente y sostenible”, para que así bajen el nivel de importaciones y dependencia energéticas y se reduzcan los costes y las emisiones de gases contaminantes. La CE quiere abordar este sector desde una forma más estratégica para mejorar la interdependencia de la UE respecto a proveedores externos. El objetivo es “diversificar las fuentes de suministro y potenciar la competitividad de la UE en el sector”.

La Comunicación se ha publicado dentro del Paquete de Medidas para la seguridad de la energía sostenible y como parte de la estrategia de la Unión Energética. Hasta ahora, el sector de la calefacción y refrigeración no contaba con un nivel de tratamiento específico en la UE.

Una de las acciones propuestas por la estrategia consiste en fomentar la sustitución de antiguos sistemas de calefacción que utilizan combustibles fósiles por tecnologías más eficientes basadas en energías renovables.

La estrategia de la Comisión en calefacción y refrigeración tiene como pilares facilitar la renovación de edificios, aumentar el uso de energías renovables, reutilizar la energía residual de las industrias e involucrar tanto a ciudadanos como empresas en el plan. Además, el plan del Ejecutivo conlleva la eliminación de los obstáculos a la descarbonización en edificios e industrias, ya que la UE quiere eliminar el uso del carbón como fuente de calor en 2050 mientras que se potencia el uso de la energía eólica, solar o geotermal.

Como medidas concretas, la CE aboga en su propuesta por la promoción de modelos probados de eficiencia energética para que se apliquen en escuelas y hospitales e incrementar el uso de energías renovables para mejorar la eficiencia energética de los edificios europeos, los cuales “son viejos”, según la Comisión. 

En general, la transición hacia un sistema de producción de calor y frío bajo en carbono requiere el compromiso de todos los actores involucrados, todo bajo el amparo de la política marco europea para 2030. 

enerTIC