Articulo
04
Mar
2014

La gestión energética de un edificio inteligente

Existen diversos sistemas para gestionar un edificio inteligente desde diferentes vertientes, como es el caso del Building Management System (BMS) o el Energy Management System (EMS). El BMS, o sistema de gestión de edificio, representa la capa superior de un sistema de automatización de edificios, también denominado BAS, Building Automation System.

Valora esta entrada

|

Los edificios verdes e inteligentes están diseñados para lograr un alto rendimiento tanto a nivel económico como a nivel medioambiental. Para ello, es imprescindible tener en cuenta el clima local, las necesidades culturales, la salud, la seguridad y la actividad de sus ocupantes. Además, para cumplir con este objetivo a lo largo de todo el ciclo de vida del edificio, se tendrá que gestionar, operar y mantener actualizados sus sistemas para que se siga minimizando el consumo de energía, las emisiones de CO2 y el impacto medioambiental, proporcionando un gran valor para los propietarios de los edificios, sus ocupantes y la sociedad en general.

Existen diversos sistemas para gestionar un edificio inteligente desde diferentes vertientes, como es el caso del Building Management System (BMS) o el Energy Management System (EMS). El BMS, o sistema de gestión de edificio, representa la capa superior de un sistema de automatización de edificios, también denominado BAS, Building Automation System.

El BMS permite configurar y automatizar un edificio de manera que los administradores de instalaciones hagan un trabajo más eficiente y los ocupantes ganen en eficacia, confort y seguridad. Así, un BMS simplifica la automatización de los controles de temperatura, de iluminación, de accesos, o de los circuitos de video vigilancia de un edificio según las directrices y estrategias de Eficiencia Energética, confort y/o seguridad establecidas. Es el caso de EcoStruxure for Buildings, la solución de Schneider Electric para la gestión inteligente e integral de la energía, confort y seguridad en edificios.

Por encima de esta capa de automatización, existe otra capa de información a nivel de gestión energética, constituida por el EMS, o sistema de gestión de la energía, que se focaliza en facilitar la adquisición, procesado y análisis de fuentes de datos con el objetivo de cuantificar los parámetros energéticos como, por ejemplo, la distribución de consumos, las emisiones de gas de efecto invernadero o los costes energéticos. El sistema relaciona estos datos con los procesos diarios propios de cada cliente así como con indicadores ambientales para facilitar la toma de decisiones a nivel energético y control técnico. El sistema, además, permite múltiples niveles y tipos de usuarios en la organización –incluyendo finanzas, gestión, operaciones,  mantenimiento o ingeniería– para  facilitar la información y análisis en el formato adecuado. Schneider Electric cuenta con la suite de software StruxureWare, que comprende varios sistemas de gestión energética como Energy Operation o Power Monitoring Expert, que permiten desarrollar las funciones anteriores.

 

 

José Manuel Corral
Buildings Segments Manager de Schneider Electric