Articulo
11
Jun
2018

Monitorización de la temperatura en racks de servidores

Uno de los factores críticos para el funcionamiento de la TI es la monitorización de la temperatura. Precisamente en las empresas pequeñas los racks para servidores están colocados a menudo en entornos de oficina normales o en recintos sólo refrigerados con aparatos acondicionadores convencionales.

Valora esta entrada

|

Monitorización de la temperatura en racks de servidores

Uno de los factores críticos para el funcionamiento de la TI es la monitorización de la temperatura. Precisamente en las empresas pequeñas los racks para servidores están colocados a menudo en entornos de oficina normales o en recintos sólo refrigerados con aparatos acondicionadores convencionales. Por esta razón es necesaria aquí una monitorización automática permanente. La solución deberá garantizar, también durante los fines de semana que, en caso de fallo, que los técnicos sean informados puntualmente en su smartphone. En el caso ideal la monitorización deberá completarse con una función de “shut-down”, que apague automáticamente el servidor antes de que el calor ocasione daños en el hardware y pérdidas de datos. También puede resultar razonable equipar el rack para servidores con una apertura automática de la puerta, para prevenir mediante esta “refrigeración de emergencia” una acumulación de calor inmediata. Una solución de monitorización de la temperatura representa un requerimiento mínimo para el funcionamiento seguro de la TI y se puede realizar con una inversión de unos pocos cientos de euros.

Confía, pero verifica

Las normas como Basel II obligan a las empresas a cumplir determinados estándares en torno a la seguridad TI. Entre ellos se incluye también qué personas, y a qué hora, han tenido acceso a los sistemas TI. Con este fin, la solución de monitorización ha de registrar si se ha abierto la puerta de un rack para servidores y cuándo. Esto es especialmente importante cuando los racks TI no están instalados en un CPD provisto de medidas de seguridad especiales. Con una empuñadura eléctrica combinada con un lector se consigue una mayor seguridad, porque permite también registrar detalladamente el acceso de varias personas.

Peligro identificado, peligro evitado

El fuego, el agua y el vandalismo son otros peligros que un software de monitorización ayuda a controlar. Si, por ejemplo, en un edificio antiguo los tubos de agua y calefacción recorren el mismo recinto en el que están montados los racks para servidores, se deberá instalar un detector de humedad. En caso de producirse un incendio en el rack, por ejemplo causado por un cortocircuito, un sistema de alarma y extinción de incendios detectará la formación de humo y activará automáticamente la extinción. El sistema de extinción ocupa sólo una unidad de altura en el rack y extrae la energía calorífica del fuego iniciado. Pero como el gas se volatiliza con el paso del tiempo, hay que desconectar rápidamente los componentes eléctricos de la alimentación eléctrica, por ejemplo, con ayuda de Power Distribution Units (PDUs).

Ahorrar dinero en el consumo energético gracias a monitorizar racks para servidores

Quien quiere optimizar los costes operativos de la TI necesita determinar primero el consumo eléctrico exacto. La base para una gestión energética eficaz es disponer de los valores de consumo eléctrico de los servidores y componentes de red. Las Power Distribution Units (PDU) con función de medición informan detalladamente sobre el consumo eléctrico en el interior de los racks TI. Quien opera sólo unos pocos racks para servidores naturalmente puede hacer que el “Facility Management” determine estos valores, por ejemplo, con ayuda de un contador eléctrico clásico.

CMC III de Rittal: un ejemplo de solución

El Computer Multi Control (CMC) III de Rittal es un sistema modular para la monitorización de entornos TI. Esta solución flexible puede enlazar entre sí hasta 32 sensores o 162 entradas digitales y 65 salidas de relé. Aparte de esto se pueden conectar sistemas de acceso a racks y un sistema de gestión de documentación RFID para el inventariado automático de entornos TI. La gama de productos incluye los sensores más variados, por ejemplo, de humedad, temperatura, vigilancia de puertas, apertura automática de puertas, presión diferencial, vibraciones y vandalismo.

Este sistema no requiere conocimientos de programación y se puede ajustar cómodamente mediante una página web. Monitoriza permanentemente el entorno y comunica automáticamente el rebasamiento de los valores límite. En caso de emergencia, el sistema reacciona automáticamente e inicia directamente las contramedidas necesarias. El sistema se puede conectar a puestos de mando tanto de instalaciones TI como de edificios e industriales y se puede utilizar también de forma idónea en entornos de sistema pequeños.

Conexión a un “Facility Management”

Los componentes para la climatización y el aseguramiento del suministro eléctrico y la distribución eléctrica se comunican con el software de gestión utilizando protocolos de red corrientes. Complementariamente se pueden conectar a la consola sensores para numerosos parámetros operativos, tales como humedad, consumo de corriente, estado de apertura de las puertas del rack y temperatura. Mediante interfases estandarizadas, como p. ej. OPC-UA, que es un protocolo de red para instalaciones técnicas de edificios, se puede conectar al mismo tiempo también el software al “Facility Management”. Con ayuda del conjunto de todos estos datos se puede obtener una imagen muy precisa del estado actual de los sistemas TI. Cuando hay componentes que se desvían del estado especificado, se informa al técnico, que puede actuar entonces con rapidez.

Mirar detenidamente

La monitorización de la infraestructura TI se realiza con un software DCIM (Data Center Infrastructure Management). Su ventaja: Cada componente monitorizado es visualizado en una consola DCIM central, dentro de una página web de configuración propia, porque la monitorización de los componentes individuales comportaría un esfuerzo elevado. Las soluciones DCIM monitorizan todos los sensores de los edificios y de los componentes TI y representan con claridad los parámetros más importantes en una página de resumen, de forma similar a como se hace en un ordenador de a bordo.

Esto permite a los técnicos detectar de un vistazo si los sistemas están funcionando correctamente. Sin embargo: A menudo las soluciones DCIM están diseñadas para la monitorización de CPDs completos y son, por consiguiente, muy complejas. Quien utiliza sólo unos pocos racks para servidores a menudo está bien servido con el software que suministran los ofertantes de soluciones para infraestructuras TI. Rittal, por ejemplo, ofrece junto con la solución RiZone una aplicación DCIM modular y, gracias a ello, utilizable de forma flexible, que también es adecuada para entornos pequeños.

Daniel Trocho
Responsable de Proyectos para Data Center y TI de Rittal