Noticias - Actualidad
19
Feb
2013

Nueva York busca mejorar la eficiencia energética un 20% en 2020

A través del programa Build Smart NY, el estado de Nueva york busca mejorar la eficiencia energética de sus edificios públicos en Estados Unidos y alcanzar las cotas señaladas en el título. En especial, el plan apunta fundamentalmente a los edificios estatales para cuya intervención el gobierno se comprometió a aportar 450 millones de dólares.

Valora esta entrada

|

A través del programa Build Smart NY, el estado de Nueva york busca mejorar la eficiencia energética de sus edificios públicos en Estados Unidos y alcanzar las cotas señaladas en el título. En especial, el plan apunta fundamentalmente a los edificios estatales para cuya intervención el gobierno se comprometió a aportar 450 millones de dólares.

El gobernador estatal, Andrew Cuomo, aseguró que este plan es «una doble ganancia, financiera y ambiental, para los neoyorquinos». La idea es utilizar los datos de consumo de energía de varios edificios estatales para definir cuáles son los proyectos de mayor prioridad y permitir el mayor rendimiento por cada dólar invertido.

En principio, los edificios más grandes y menos eficientes serán los primeros en ser reformados, y las intervenciones pueden abarcar la instalación de sistemas de iluminación LED, los equipos de climatización, las nuevas tecnologías y la gestión automatizada de energía.

Cuomo dijo que este programa, que permitirá la optimización de la eficiencia energética de los edificios estatales, es «una inversión inteligente ahora y en el futuro», que ahorrará muchos dólares a los contribuyentes, creará miles de puestos de trabajo y reducirá las emisiones de gases de efecto gases de efecto invernadero (GEI) en más de 8 millones de toneladas al año.

Según datos dados a conocer por el programa, el estado de Nueva York posee aproximadamente 20.810 metros cuadrados de bienes raíces, que incluye universidades, prisiones, hospitales de salud mental, edificios de oficinas e instalaciones que albergan trenes, autobuses y equipos. Estos edificios consumen aproximadamente 3.000 GWh anuales, lo que equivale aproximadamente al 5% de la energía consumida por los edificios en todo el estado.

Seis entidades estatales representan el 92% de la factura energética del estado: la Universidad Estatal de Nueva York, el Departamento de Servicios Penitenciarios, la Universidad de la Ciudad de Nueva York, la Oficina de Servicios Generales, la Oficina de Salud Mental y la Autoridad Metropolitana de Transporte.