Articulo
06
Feb
2013

SMART eGovernment Consolidation: cómo hacer más y mejor con menos

Un paso muy importante es el de adoptar una filosofía Green IT, o lo que es lo mismo, utilizar soluciones tecnológicas que respeten el medio ambiente, soluciones innovadoras en cuanto a eficiencia energética responsable y con el mínimo impacto medioambiental. Y es que, según varias consultoras se estima que las empresas pueden ahorrar más del 50% de sus costes de energía y emisiones de CO2 solo haciendo un uso eficiente de estos dispositivos.

Valora esta entrada

|

Hoy en día nos encontramos en una de las crisis más económicas vividas durante las últimas décadas, una situación que ha provocado un reducción drástica en todos los gastos de las organizaciones de la Administración Pública y la búsqueda del ahorro y mejora de la eficacia. Es decir, poner en práctico el consabido “haz más y mejor con menos”. Para ello, nos encontramos con multitud de soluciones tecnológicas que permiten a este tipo de organismos afrontar la crisis sin que ello comprometa sus servicios.

Un paso muy importante es el de adoptar una filosofía Green IT, o lo que es lo mismo, utilizar soluciones tecnológicas que respeten el medio ambiente, soluciones innovadoras en cuanto a eficiencia energética responsable y con el mínimo impacto medioambiental. Y es que, según varias consultoras se estima que las empresas pueden ahorrar más del 50% de sus costes de energía y emisiones de CO2 solo haciendo un uso eficiente de estos dispositivos.

Actualmente existen multitud de tecnologías concebidas especialmente para minimizar su impacto sobre el medioambiente. En ese apartado nos encontramos con las soluciones de gestión y monitorización del consumo energético. Se trata de software que mide la energía que consume todo el parque informático, indicando la manera en la que se podría ahorrar en energía y reducir así los costes. De este modo, es posible forzar el estado energético de los ordenadores, de manera que detecta el estado energético y de actividad en los PC y monitores, y les pone en modo de bajo consumo ante la ausencia de uso. Asimismo, permiten predecir cuáles son las políticas ad hoc a aplicar en la gestión energética y predecir su impacto real. Por ejemplo, si tengo varios edificios, podemos analizar las razones por las que uno de los edificios consume más energía que otro, y así optimizar ese uso energético. Gracias a ese tipo de soluciones, se pueden reducir los kilovatios consumidos y, por tanto, las emisiones de CO2.

En el área de impresión, la Administración también puede ver una reducción drástica en sus gastos. Por una parte, mediante el uso de cartuchos originales. Las impresiones defectuosas, con manchas o decoloraciones implican costes no visibles derivados de las reimpresiones y provocan desperdicio de papel, tiempo y energía. Ese es el precio real de utilizar cartuchos no originales. Y es que eligiendo cartuchos de tóner originales se consume 6 veces menos energía y papel, lo que puede reducir el coste total de impresión. Por otro lado, a día de hoy existen impresoras con las que la Administración Pública puede obtener una impresión en color de calidad profesional a un coste hasta un 50 % menor.

Alfredo García
Desarrollo de Negocio