Articulo
05
May
2014

Smart Mobility, la solución imprescindible para afrontar el crecimiento urbano

En tan sólo cuatro años, entre 2006 y 2010, la congestión del tráfico en las calles de las ciudades de Europa Occidental se duplicó. Conductores y usuarios de transporte público exigen, cada vez más, nuevas soluciones que les ayuden a evitar atascos y economizar su tiempo en sus desplazamientos diarios

Valora esta entrada

|

Según las previsiones, se estima que en 2050 el número de personas que residan en espacios urbanos se duplicará hasta alcanzar los 6.400 millones de habitantes. Hasta el año 2030, además, más del 90% del crecimiento de la población mundial tendrá lugar en las ciudades. En este contexto, la movilidad urbana es uno de los mayores retos a los que se enfrentan las grandes urbes que quieren pensar en clave de futuro para hacer frente a los desafíos que suponen las congestiones de tráfico, la existencia de infraestructuras obsoletas y sobrecargadas, la escasez de fondos, la seguridad ciudadana, el incremento de las emisiones de CO2 y de la contaminación acústica o la falta de integración entre las distintas redes de circulación.

En tan sólo cuatro años, entre 2006 y 2010, la congestión del tráfico en las calles de las ciudades de Europa Occidental se duplicó. Conductores y usuarios de transporte público exigen, cada vez más, nuevas soluciones que les ayuden a evitar atascos y economizar su tiempo en sus desplazamientos diarios. Como consecuencia, los organismos que gestionan el transporte a nivel regional o estatal y las agencias metropolitanas se están viendo en la obligación de replantear cómo gestionar sus redes de transporte.

En este punto, surgen las soluciones de movilidad inteligente (Smart Mobility) como respuesta a estos desafíos, proporcionando a los operadores de tráfico una visión global en tiempo real sobre la red de transporte y la capacidad de gestionar sus operaciones y activos de una forma integrada. Son muchos los ámbitos que abarca la gestión inteligente de la movilidad ciudadana: desde las soluciones para la infraestructura y carga del vehículo eléctrico, la gestión inteligente del tráfico –ayudando a anticiparse a los colapsos de tráfico e informando a los conductores acerca de rutas alternativas, plazas de aparcamiento disponibles u opciones de transporte público-, hasta las soluciones para la congestión de los sistemas de peaje o para una mejor coordinación del transporte público, por dar varios ejemplos.

Schneider Electric ha implantado sus soluciones de Smart Mobility en numerosas ciudades de todo el mundo, entre las que se encuentran urbes de la talla de Bilbao, Quito o Dallas. En el caso de Dallas, por ejemplo, se optó por aplicar una solución completa y robusta para operaciones de transporte en un corredor multimodal y con gestión compartida entre varias agencias, que incluye información continua regional al viajero. Los objetivos del proyecto consistían en desarrollar para el US 75 un sistema de ayuda a la toma de decisiones basado en las condiciones del corredor en tiempo real, evaluar posibles planes de respuesta y recomendar a las agencias operativas el plan de respuesta más eficiente para eventos.

El proyecto Dallas US 75 constaba de varios subproyectos en los que Schneider Electric actúa como integrador principal del sistema, cambiando de manera fundamental la forma en que las agencias de transporte en el corredor colaboran para admitir más personas y vehículos, responder a incidencias y ofrecer mejor información de viaje para tomar mejores decisiones de viaje en la zona de servicio.

María Serrano
Directora del Centro de Excelencia SmartCity de Schneider Electric

DOCUMENTACIÓN RELACIONADA