Noticias - Actualidad
19
Nov
2010

Tecnología española para cargar coches y controlar la energía de un edificio

La recarga de los vehículos eléctricos y el consumo energético de un edificio, desde las cocinas, los ascensores la climatización o una bombilla, pueden ser controlados con la tecnología inteligente desarrollada por la empresa española N2S, que ha empezado a implantar sus dispositivos por toda España.

Valora esta entrada

|

La recarga de los vehículos eléctricos y el consumo energético de un edificio, desde las cocinas, los ascensores la climatización o una bombilla, pueden ser controlados con la tecnología inteligente desarrollada por la empresa española N2S, que ha empezado a implantar sus dispositivos por toda España.
Anoche, la compañía inauguró su última instalación, en el hotel Abba de la Plaza de Castilla de Madrid, que consiste en un punto de recarga para vehículos eléctricos y el sistema de gestión energética que sabe al segundo cuál es el consumo, por ejemplo, de una habitación o del horno de la cocina y puede actuar sobre ellos.
El punto de recarga para coches y motos eléctricas, al que fueron conectados un scooter Vectrix, un coche urbano Think y un deportivo Tesla, es denominado Power2Drive y va más allá de la simple carga de un coche, porque es capaz de dialogar con el vehículo, autorizar o denegar la carga, gestionar el tipo de pago o el tiempo de carga o vigilar las sobrecargas.
El control del Power2Drive, que es universal y compatible con todas las marcas y fabricantes, se realiza en tiempo real a través de una web desde cualquier parte del mundo o mediante un teléfono móvil.
Junto con el punto de recarga, fue estrenado en el hotel madrileño -cuarto que se instala en la cadena Abba tras los de Sevilla, Bilbao y Gijón- el sistema que controla los consumos energéticos de un edificio, desde el aparato más pequeño al sistema más complejo.
Esta es una herramienta basada en la tecnología PLC (Power Line Communications) de transporte de datos a través de la red eléctrica, con la que el gestor de un edificio puede conocer al instante cuál es el consumo general y el pormenorizada de cada rincón, lo que hasta ahora resultada imposible porque en la factura eléctrica sólo se muestra la cifra global de kilowatios consumidos.
El sistema puede descubrir consumos anormales, aparatos ineficientes y fugas energéticas, gracias a su versatilidad, porque con esta tecnología se puede saber al segundo el consumo de una bombilla. EFECOM

enerTIC