Articulo
16
Jul
2013

Tendencias y el Uso de Tecnologías de la Información y comunicación para la mejora de la Eficiencia Energética en Cloud Computing

En un reciente artículo publicado en The New York Times, se criticaba el consumo excesivo de energía por parte de los centros de datos para alimentar y refrigerar la gran cantidad de sistemas IT que tenemos hoy en día y sin los cuales nuestro mundo no sería tal. En concreto, se daban datos de un 90% de derroche en el consumo de energía…, sí un 90%.

Valora esta entrada

|

En un reciente artículo publicado en The New York Times, se criticaba el consumo excesivo de energía por parte de los centros de datos para alimentar y refrigerar la gran cantidad de sistemas IT que tenemos hoy en día y sin los cuales nuestro mundo no sería tal. En concreto, se daban datos de un 90% de derroche en el consumo de energía…, sí un 90%. Realmente, si la cifra es cierta, es escalofriante, pero también puede corresponderse con la necesidad de "estar siempre preparado para todo" y para ello los sistemas han de estar siempre funcionando a su capacidad máxima, aunque realmente estén ociosos.

Cloud Computing pretende un uso más racional de los recursos disponibles entregando la capacidad bajo demanda como cualquier "utility", lo que debería significar que las tecnologías en las que se basa han de estar debidamente parametrizadas y ajustadas a la demanda. Mediante este sistema se pueden conseguir en muchos casos ahorros en los consumos, así como una distribución más racional de la potencia de computación según las necesidades.

Si bien es cierto que los entornos Cloud requieren una mayor densidad de equipos y, por tanto, de consumo energético ‘potencial’, este modelo puede suponer una oportunidad para optimizar la configuración de los sistemas físicos (consumo según carga) así como la refrigeración de las salas técnicas que los contienen.

Si la manera de entregar los servicios de IT en nube es "bajo demanda", ¿acaso no tiene sentido que los sistemas y equipos que sustentan el Cloud no tengan también esa modalidad? ¿Y si tengo capacidad sobrante, no tiene sentido revender esa capacidad al igual que hacemos hoy con la energía eléctrica? Nuevos conceptos como el "Cloud brokerage" permitirán la reventa de capacidad sobrante, así como un uso aún más "bajo demanda" de la capacidad de computación.

En definitiva, Cloud Computing debería ser un facilitador hacia una mayor eficiencia energética y no lo contrario, pero, como siempre, esto sólo está en nuestras manos.

 

Pedro Prestel
Presidente de Eurocloud