Noticias - Actualidad
05
Ene
2018

Toyota venderá más de 5,5 millones de vehículos electrificados al año en 2030, un millón de ellos cero emisiones

Toyota Motor Corporation (TMC) ha anunciado sus planes de cara a la popularización de vehículos electrificados durante la década 2020-2030. La estrategia de vehículos electrificados de Toyota se centra en una aceleración considerable de los planes de desarrollo y lanzamiento de vehículos eléctricos híbridos —Hybrid Electric Vehicles (HEV)—, vehículos eléctricos híbridos enchufables —Plug-in Hybrid Electric Vehicles (PHEV)—, vehículos eléctricos con batería —Battery Electric Vehicles (BEV)— y vehículos eléctricos de pila de combustible —Fuel Cell Electric Vehicles (FCEV)—.

Valora esta entrada

|

Toyota Motor Corporation (TMC) ha anunciado sus planes de cara a la popularización de vehículos electrificados durante la década 2020-2030. La estrategia de vehículos electrificados de Toyota se centra en una aceleración considerable de los planes de desarrollo y lanzamiento de vehículos eléctricos híbridos -Hybrid Electric Vehicles (HEV)-, vehículos eléctricos híbridos enchufables -Plug-in Hybrid Electric Vehicles (PHEV)-, vehículos eléctricos con batería -Battery Electric Vehicles (BEV)- y vehículos eléctricos de pila de combustible -Fuel Cell Electric Vehicles (FCEV)-.

Toyota ha estado trabajando en la creación de “vehículos cada vez mejores” y de una “sociedad cada vez mejor”, con la filosofía de “contribuir a una sociedad sostenible”. Afrontar los retos medioambientales, como el calentamiento global, la contaminación atmosférica y el carácter limitado de los recursos naturales y las fuentes de energía, es algo fundamental para Toyota.

El impacto en el medio ambiente es uno de los pilares fundamentales a tener en cuenta en el desarrollo de productos de la compañía, junto con la seguridad y la emoción. Los vehículos electrificados, que resultan eficaces para reducir el consumo de combustible y para promover combustibles alternativos, son indispensables para ayudar a resolver los problemas medioambientales actuales. En octubre de 2015 se lanzó el Desafío Medioambiental Toyota 2050 -Toyota Environmental Challenge 2050-, que pretende reducir el impacto negativo de la fabricación y conducción de vehículos en la medida de lo posible y contribuir a la consecución de una sociedad sostenible.

Con el objetivo de desarrollar vehículos cada vez mejores, Toyota aspira a reducir el promedio mundial de emisiones de CO2 de vehículos nuevos en un 90% respecto a los niveles de 2010. El anuncio de hoy constituye el pilar fundamental de una estrategia a medio y largo plazo para superar ese reto.

enerTIC