Noticias - Actualidad
26
Diciembre
2012

Un proyecto de eficiencia energética permitirá un ahorro del 25% en edificios y del 40% en alumbrado

El Ayuntamiento de Santander ejecutará un proyecto de eficiencia energética en la iluminación de la ciudad, financiado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) por un importe de 407.000 euros, que permitirá un ahorro energético de alrededor del 25% en edificios y del 40% en el alumbrado público.

Valora esta entrada

|

El Ayuntamiento de Santander ejecutará un proyecto de eficiencia energética en la iluminación de la ciudad, financiado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) por un importe de 407.000 euros, que permitirá un ahorro energético de alrededor del 25% en edificios y del 40% en el alumbrado público.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta semana la contratación de la asistencia técnica de Deutsche Bank, órgano al que se ha encargado, por parte del Banco Europeo de Inversiones, gestionar la ayuda para este proyecto de eficiencia energética.

Esta iniciativa está integrada dentro del proyecto de smart city que Santander está poniendo en marcha, avanzando así hacia un modelo de ciudad en el que la innovación es uno de sus principales ejes de desarrollo.

El alcalde, Íñigo de la Serna, ha explicado que lo que distingue a la iniciativa de Santander es que, por primera vez, se aborda un proyecto de eficiencia energética en la iluminación de toda la ciudad, con lo que significará "dar un importante salto hacia el futuro de las smart cities".
"Es un auténtico logro, hoy en día, conseguir financiación para un proyecto, sea del tipo que sea. Por eso, supone un éxito indiscutible para Santander y un verdadero orgullo estar en el punto de mira del Banco Europeo de Inversiones y haber sido la primera ciudad de España en conseguir esta clase de financiación", ha indicado.

Este proyecto supondrá un ahorro económico para la propia Administración, además de ventajas desde el punto de vista del medio ambiente, que van a contribuir a que Santander mejore también en este ámbito y avance, a su vez, en los compromisos adquiridos a través de Pacto de Alcaldes, que marca una reducción en las emisiones de CO2 en un 20% en el año 2020.

De la Serna ha destacado que se trata de un proyecto "innovador y pionero" tanto por su magnitud como por integrar alumbrado público exterior e instalaciones térmicas y eléctricas de los edificios municipales desde una perspectiva global y tratando el consumo energético a escala ciudad.

Además, esta iniciativa no es sólo innovadora a nivel nacional por su magnitud al realizarse a escala ciudad sino porque será integrada dentro del proyecto Smart City Santander, al igual que lo harán otros servicios municipales, como los de aguas y recogida de residuos.
Por ello y tras la presentación de su proyecto, el Ayuntamiento consiguió la aprobación por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI) de los fondos, sin devolución, necesarios para la realización de los estudios energéticos exhaustivos para la detección de las medidas de ahorro y eficiencia energética que se ejecutarán posteriormente.

De esta forma, se va a llevar a cabo una auditoria completa de los sistemas energéticos del Ayuntamiento, así como un exhaustivo plan energético de la ciudad.
Los estudios iniciales realizados para la presentación del plan a la Unión Europea estiman ahorros energéticos para el municipio entorno al 25% en edificios y del 40% en alumbrado público, lo que supone más de un millón de euros anuales que se ahorrará la ciudad, además de conseguir reducir cada año 2.391.834 kilogramos de CO2.

El alcalde precisó que estas acciones de mejora de la eficiencia energética conllevarán la colaboración con el sector privado ya que, una vez se hayan detectado las mejoras en ahorro y eficiencia energética, serán las empresas de servicios energéticos quienes realicen las inversiones.

La fase inicial será la realización de la auditoria tanto de colegios municipales como instalaciones deportivas, edificios municipales y alumbrado exterior, para la elaboración posterior de un plan energético local que sea el que marque de forma concisa, las actuaciones que se deberán implementar para la consecución de los esos ahorros.