Entrevista
12
Abr
2022

Entrevista a Diego González Rojo, Key Account Manager Manufacturing & Utilities en Ibermática

Esta transición energética está siendo impulsada por las políticas regulatorias que tienen como horizonte la descarbonización y el uso de elementos como el vehículo eléctrico que ya están provocando un cambio en el modelo energético actual.

Valora esta entrada

|

¿Estamos hoy en un momento clave para la transición energética? ¿Qué papel juegan las compañías energéticas tradicionales en esa transición energética?

Estamos con toda seguridad en uno de los momentos clave para este sector y más concretamente con el actual conflicto bélico en Ucrania. Esta nueva situación va a venir a acelerar y puede que incluso a alterar temporalmente algunas de las tendencias que estábamos observando en los últimos tiempos.

Está por ver si las decisiones que se van a tomar en el corto y medio plazo a nivel europeo y global van a tener que ser coyunturales o algunas de las nuevas situaciones han venido para quedarse. Las decisiones sobre la situación actual y en asuntos concretos como el precio de la energía y la posibilidad de que Europa se decida a abandonar el suministro de petróleo y gas rusos, pueden tener gran influencia en el corto plazo.

También es posible que el debate sobre las fuentes de energía y la preocupación por el medio ambiente se vea alterado de forma temporal, aunque también pueden ayudar a acelerar la apuesta europea por las energías limpias y renovables.

Ya antes de esta nueva situación nos encontrábamos en un momento clave para la transición energética con cambios de patrones de la generación del consumo y una transformación completa del funcionamiento de las redes y el sistema eléctrico.

Esta transición energética está siendo impulsada por las políticas regulatorias que tienen como horizonte la descarbonización y el uso de elementos como el vehículo eléctrico que ya están provocando un cambio en el modelo energético actual.

De esta manera las redes se están transformando a un nuevo modelo donde la generación distribuida o la movilidad eléctrica aportan cambios muy significativos a las redes, aportando una mayor complejidad y donde la digitalización se convierte en un elemento clave para permitir un suministro seguro y eficiente a los clientes. En este contexto las Smart Grids están teniendo ya un papel muy significativo que hay que seguir desarrollando.

Las compañías tradicionales juegan un papel clave en esta transición energética y ya están claramente apostando por este cambio. Como compañías tienen la capacidad de abordar las grandes inversiones que van a ser necesarias en el desarrollo de generación renovable, pero también por el desarrollo de tecnologías de almacenamiento, de gases renovables o de hidrógeno verde.

Que estas nuevas tecnologías puedan desarrollarse permitirá que la matriz energética de una forma fiable y eficiente y con el objetivo de conservación del medio ambiente. Sin duda estos cambios tendrán un efecto tractor que arrastrará a otros sectores y a proveedores como somos las empresas de IT.

¿A qué retos se enfrenta el sector tecnológico? ¿Y el sector industrial?

Los retos a los que enfrenta el sector tecnológico son diversos, indudablemente, los avances en los últimos años en materia de sistemas de medición de consumo energético han sido importantes. Unido a todo esto, tecnologías como Big Data, internet de las cosas y smart devices son herramientas que están acelerando el proceso de puesta en marcha de las diferentes medidas.

En este escenario en que la digitalización de las redes es un elemento clave, contamos ya con tecnologías claves que nos están ayudando en esa tarea:

  • iA, Machine Learning, Deep Learning, y no sólo Big Data.
  • Despliegue de las soluciones de IoT y Edge Computing, gracias al 5G.
  • Gemelos Digitales mucho más avanzados que modelos de simulación en GIS.
  • Diseño de infraestructuras Ciberseguras y no controles a posteriori.

En esta línea hay factores que están condicionando los retos a los que se enfrenta el sector:

  • Servitización: Esto supone un cambio de paradigma para muchas empresas industriales que ya no son sólo empresas suministradoras de productos, sino que también deben incorporar un componente de servitización a través de la cadena de valor.
  • Sales & Operation Planning: La concepción de que ‘la demanda condiciona la oferta’ cobra nuevo significado ya que, más allá de los volúmenes de producción, los tiempos de entrega y la capacidad de personalización de cada producto son determinantes.
  • Time2market: El ciclo de vida de los productos se acorta enormemente, conlleva nuevos estándares de competitividad donde metodologías como Lean Manufacturing son imprescindibles de cara a lograr la máxima eficiencia de los procesos productivos y logísticos.
  • Smartización de rutas de fabricación: Digitalización de los procesos de fabricación para lograr hacer un mapping de las fábricas y, mediante IA, la optimización la planificación y movimientos internos, mediante el desarrollo de un sistema que proponga rutas alternativas.

Asimismo, hay otros retos importantes a los que se enfrenta no solo el sector tecnológico sino también el sector industrial:

  • Falta de personal cualificado en España y Europa unido a baja tasa de incorporación de la mujer a profesiones tecnológicas, la madurez de las plantillas industriales y la dificultad de tener relevo en algunas posiciones.
  • Encaje de la tecnología en la sociedad en la que se están generando dudas como la a sustitución de puestos de trabajo por robots, la ética en la Inteligencia Artificial o la deshumanización.
  • La sobreexposición de los datos personales, el riesgo de fraude cibernético, la sobrecarga informativa por diferentes canales digitales, o la aparente necesidad de estar siempre ‘conectados’ son otros retos igual de importantes.

En este sentido, la Ciberseguridad tanto a nivel IT como OT van a ser elementos clave y más en un contexto actual con el conflicto bélico en Ucrania.

Las compañías energéticas están como ya se ha podido ver en los últimos tiempos entre los objetivos de estos ataques y se verán obligadas a intensificar los esfuerzos de protección ante dichas amenazas.

¿Cómo se puede lograr un despliegue eficiente de las tecnologías?

A pesar de contar con las tecnologías para ello, su despliegue está siendo todavía desigual.

Según destaca la compañía tecnológica Oracle, sólo un 10% de las organizaciones que se embarcan en procesos de innovación consiguen, actualmente, generar nuevos modelos de negocio haciendo realidad la transformación digital de sus procesos. El restante 90% utiliza las nuevas tecnologías simplemente para obtener mejoras operacionales, incrementales, y para gestionar mejor la experiencia de los clientes.

Para conseguir implementar una verdadera Transformación Digital, necesitamos definir una estrategia válida a corto y a largo plazo (fundamental) así como marcar una hoja de ruta en la que estarán omnipresentes las nuevas tecnologías. En la mayoría de los casos, las organizaciones tienen que afrontar una importante inversión en personal, infraestructuras, dispositivos y servicios con el consiguiente riesgo que hay que intentar controlar y minimizar. Por ello, en la realización de estas tareas, debemos involucrar a todo el personal necesario para detectar cuáles son las capacidades a mejorar para competir en este nuevo escenario.

En este sentido va a ser fundamental contar con ecosistema importante de empresas proveedoras de IT que apoyadas por Centros tecnológicos y Universidades puedan dotar de los recursos humanos necesarios para este gran reto.

Conseguir atraer a los jóvenes y en especial a las mujeres a este mundo tecnológico va a ser clave si no queremos asimismo que Europa esté en dependencia de mano de obra tecnológica de otros países como ya estamos a nivel energético.

Desde el punto de vista de la transformación necesaria habrá que atender a los siguientes pasos habituales en los contextos de transformación digital:

  • Establecer el objetivo de transformación como organización.
  • Identificar las tecnologías clave que intervienen.
  • Reenfocar la cultura de la organización.
  • Contar con gente con talento.
  • Definir un buen plan de trabajo y seguirlo.

El actual contexto en el que el uso masivo de datos va a tomar gran relevancia en la estrategia de las organizaciones, cobra sin duda mayo importancia el contar con una estrategia adecuada de adopción de estas tecnologías.

¿Cuáles son las acciones más relevantes en materia de Eficiencia Energética que deben desarrollar las empresas del sector? ¿Qué papel tienen las TIC y la innovación? ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

Las empresas del sector energético deben de profundizar en acciones en el ámbito de la eficiencia energética que pueden centrarse en las siguientes líneas:

  • Abordar de una manera óptima el encaje de la actual dinámica del mercado y situaciones coyunturales como la guerra de Ucrania para que no impacten de manera negativa en el objetivo de eficiencia energética.
  • Optimización y mejora de las redes energéticas.
  • Profundización en la apuesta por la Energías más limpias y renovables que apoye en la lucha contra el cambio climático.

Las empresas del sector TIC van a tener un papel determinante ya que todas las acciones a desarrollar van a tener un gran aspecto tecnológico.

En esta línea tecnologías como IIoT, 5G, Big Data, Inteligencia Artificial, Gemelo Digital, Realidad Virtual, Edge/Fog Computing o Ciberseguridad son las tecnologías que transformarán el sector energético y en este sentido, el uso masivo de datos y su aprovechamiento convirtiéndolos en información útil va a ser una de las principales claves.

Asimismo, las TIC nos enfrentaremos al reto de poder apoyar al sector energético e industrial proveyendo de los recursos necesarios para ello. Esto a va a basarse en pilares como la Innovación de contribuir a ser un polo de atracción para los jóvenes y mujeres ante la enorme necesidad de recursos personales especializados a los que se enfrenta el sector.

Diego González Rojo
Ibermática
Key Account Manager Manufacturing & Utilities