Entrevista
23
Oct
2020

Entrevista a Ignacio Guerrero Hernández CTO en Ampere Energy

Los sistemas de almacenamiento favorecen la integración de generación renovable en el sistema eléctrico y permiten disponer de un recurso gestionable para evitar picos de demanda o de exceso de generación, posibilitando el equilibrio necesario para la operación del sistema.

Valora esta entrada

|

¿Está España preparada para cumplir con los retos del Horizonte 2030?

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) del Gobierno de España persigue una reducción en el año 2030 de un 23% de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) respecto a 1990. Para ello, una de las estrategias es la descarbonización del sistema energético, con una cada vez mayor integración de energías renovables. Sin embargo, la dificultad en la gestión de una generación con una elevada penetración renovable, a la par que una situación en la que la movilidad eléctrica tensiona cada vez más las redes de distribución, supone un gran reto.

Los sistemas de almacenamiento favorecen la integración de generación renovable en el sistema eléctrico y permiten disponer de un recurso gestionable para evitar picos de demanda o de exceso de generación, posibilitando el equilibrio necesario para la operación del sistema. Para conseguir este ambicioso objetivo, se deberá aprovechar todo el potencial que los prosumidores, quienes a través de sistemas de almacenamiento inteligente como los creados por Ampere Energy, facilitarán no solo el cumplimiento de los objetivos, sino también asegurar un dimensionamiento y correcto control de la generación distribuida.

¿Estamos hoy en un momento clave para la transición energética? ¿Qué papel juegan las compañías energéticas tradicionales en esa transición energética?

Estamos viviendo una etapa de evolución hacia un nuevo escenario en el que se dotará de mayor flexibilidad al sistema eléctrico, mediante la participación de la nueva figura del agregador de demanda, y la posibilidad de ofrecer en los mercados energéticos servicios agregados de generación, almacenamiento y demanda. Este nuevo escenario aporta una mayor eficiencia a la gestión del sistema eléctrico; también lo hace más sostenible, al permitir la participación de fuentes de energía renovables de pequeña potencia agregadas como una sola unidad; y, por último, empodera al consumidor o prosumidor, que puede sentirse partícipe de esta transición. Las compañías energéticas tradicionales ya están modificando sus procesos internos para adaptarse a esta nueva situación. El Operador del sistema de transporte implantó hace años en España los centros de control de energías renovables (CECRE) y de demanda de vehículo eléctrico (CECOVEL), y es el encargado de la revisión de los procedimientos de operación y balance para facilitar el nuevo marco regulatorio que permita la agregación de fuentes distribuidas de generación y almacenamiento.

¿Qué valoración tienen los indicadores de eficiencia energética/sostenibilidad en la definición de vuestros proyectos tecnológicos?

En Ampere Energy ofrecemos a nuestros clientes soluciones de almacenamiento energético y electromovilidad, que maximizan el ahorro económico y la venta de servicios de red, aportando un canal económico adicional al usuario. Nuestros indicadores, por tanto, recogen información como el grado de independencia energética de la instalación, el ahorro en emisiones de CO2 por energía no importada de la red, o el ahorro económico en la tarifa contratada respecto a un cliente sin autoconsumo. Toda esta información es accesible por nuestros clientes a través de nuestra aplicación para móviles y tablets, y podemos decir que son el principal motor que mueve los objetivos de la empresa en cuanto a mejora tecnológica y definición de nuevos productos.

¿Qué acciones desarrolladas recientemente por su organización considera más relevantes en materia de Eficiencia Energética? ¿Qué papel han tenido las TIC? ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

En Ampere Energy hemos desarrollado Amperia, una plataforma de planta virtual innovadora, que agrega recursos distribuidos de generación y almacenamiento en sistemas de autoconsumo para ofrecerlos como servicios de flexibilidad en mercados energéticos. El papel de las TIC es fundamental en este tipo de sistemas, que no existirían sin ellas. Requieren, por ejemplo, de protocolos de comunicación bidireccionales en tiempo real con un número elevado de nodos o recursos distribuidos, gestionados desde un sistema de control en la nube, con requerimientos específicos de tiempo de respuesta y comportamiento agregado esperado. La tendencia apunta en este sentido, a la implementación de inteligencia de análisis y gestión mediante técnicas de machine learning y data analytics, así como la utilización de bases de datos Blockchain.

¿Cómo se puede lograr un despliegue eficiente de las tecnologías?

Se necesita una implicación de la Administración, en todos los niveles. Por una parte, continuar con los avances en el marco regulatorio, con aquellos puntos que aún quedan por tratar en la legislación, como las comunidades energéticas, por ejemplo. Por otra parte, en financiar pilotos de almacenamiento inteligente y electromovilidad de tipo V2G (Vehículo a red) que demuestren que la gestión de la demanda distribuida a través de Virtual Power Plants es posible. La tecnología está madura y Ampere Energy dispone de ella, sólo tiene que haber iniciativas tractoras que permitan la adopción de la misma.

Ignacio Guerrero Hernández
Ampere Energy
CTO