Noticias - Actualidad
23
Oct
2020

Green Hysland en Mallorca, primer proyecto de hidrógeno verde de un país mediterráneo seleccionado para recibir financiación europea

Proyectos como este contribuirán a posicionar a España como el hub del hidrógeno en el sur de Europa

Valora esta entrada

|

El organismo de la Comisión Europea Fuel Cell and Hydrogen Joint Undertaking (FCH JU) ha seleccionado el proyecto Green Hysland, en las islas Baleares, para iniciar el proceso de obtención de una subvención europea de 10 millones de euros, lo que supone la segunda mayor subvención concedida por este organismo a un proyecto de hidrógeno verde y la primera a un país mediterráneo.

En línea con la nueva Estrategia de Hidrógeno de la UE, Green Hysland será el primer proyecto estratégico (flagship) del sur de Europa y creará un «ecosistema de hidrógeno verde» en las islas Baleares. Green Hysland generará, distribuirá y utilizará en Mallorca al menos 300 toneladas de hidrógeno renovable al año, producido a partir de energía solar. El objetivo es reducir las emisiones de CO2 de la isla en hasta 20.700 toneladas al año. El proyecto se enmarca también en la “Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable” recientemente aprobada por el Gobierno de España, que busca posicionar el país como referente tecnológico en la producción y aprovechamiento de hidrógeno renovable, llegando en 2030 a 4 GW de capacidad de producción y movilizando una inversión total estimada de 8.900 millones de euros.

Mallorca se encuentra en una posición ideal para desarrollar el primer hub de hidrógeno renovable del sur de Europa, convirtiéndose así en el primer ejemplo europeo de una economía insular basada en el hidrógeno verde. El proyecto también incluirá la elaboración de estudios y modelos de negocio para replicar el proyecto en otras islas dentro y fuera de la Unión Europea.

El hidrógeno verde tendrá múltiples aplicaciones en la isla, priorizando el consumo directo del hidrógeno renovable, por ejemplo, en el suministro de combustible a flotas de autobuses y vehículos de alquiler de pila de combustible, la generación de calor y energía para edificios comerciales y públicos, el suministro de energía auxiliar a ferris y operaciones portuarias y la creación de una estación de abastecimiento. Así mismo, se valorará la posibilidad de que parte de este hidrógeno verde se inyecte en la red de gasoductos de la isla, a través de un Sistema de Garantía de Origen, lo que permitirá descarbonizar el suministro de gas. La iniciativa requiere una inversión total de aproximadamente 50 millones de euros, incluida la generación de electricidad renovable y el equipamiento para los usos finales del hidrógeno verde.

El proyecto europeo está coordinado por Enagás e impulsado por Acciona, Cemex y Redexis dentro de un plan de reindustralización de los terrenos de Cemex en Lloseta. Su desarrollo se basa en una planta de generación de hidrógeno verde de Acciona y Enagás. Además cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) y el Govern balear. El consorcio está formado por un total de 30 socios de 11 países diferentes (9 de ellos de la Unión Europea, Chile y Marruecos), del ámbito industrial, científico y del sector público.

La iniciativa incluye una hoja de ruta para el desarrollo de una economía del hidrógeno renovable generalizada en Mallorca y las islas Baleares, en línea con los objetivos medioambientales marcados para 2050.

Para la secretaria de Estado de Energía de España, Sara Aagesen, “España está en disposición de aprovechar todo el potencial asociado al hidrógeno renovable, que no solo será clave en lograr la neutralidad climática, sino que representa una interesante palanca de generación de empleo y actividad económica. El momento de iniciar este camino es ahora y proyectos como este, que además son escalables a otros entornos insulares de nuestro país, suponen una excelente oportunidad”.

Ante la recesión económica provocada por la crisis de la COVID-19 en el sector turístico, esta iniciativa contribuirá de manera sustancial a impulsar la diversificación de la economía regional de Mallorca y a crear nuevas oportunidades de empleo en los ámbitos del hidrógeno verde y las energías renovables.

En palabras del Vicepresident i Conseller de Transición Energética y Sectores Productivos del Govern balear, Juan Pedro Yllanes: “Es muy importante la implicación del sector público en este tipo de proyectos que serán claves para la reconstrucción económica de nuestra Comunidad Autónoma pero también del Estado. Además, este proyecto no solo potenciará la reindustrialización basada en las renovables, sino que también aportará conocimiento, investigación e innovación. Es un hito que Baleares tiene que aprovechar para impulsar la diversificación del modelo productivo con nuevos puestos de trabajo estables y de calidad”.

La duración estimada del proyecto Green Hysland será de 2021 a 2025. El ecosistema de hidrógeno de Green Hysland también permitirá crear un plan de acción para las llamadas «islas de hidrógeno». Mallorca servirá de modelo a replicar en otros cinco territorios insulares (Tenerife en España, Madeira en Portugal, Aran en Irlanda, Ameland en los Países Bajos y las islas griegas) y, a su vez, formará parte de una red de intercambio de experiencias dentro de la iniciativa europea «Energía limpia para las islas de la UE».

El proyecto está también alineado con la Estrategia de Hidrógeno de la UE recientemente publicada por la Comisión Europea, en particular en lo que respecta al desarrollo de clusters locales de hidrógeno, islas y ecosistemas regionales.

Según Bart Biebuyck, director ejecutivo de la Fuel Cell and Hydrogen Joint Undertaking: «Como parte de la FHC 2 JU Call 2020 nos llenó de satisfacción ver el gran interés que las islas europeas mostraron en el desarrollo de ecosistemas de hidrógeno. Actualmente estamos preparando el acuerdo de subvención del proyecto Green Hysland en la isla de Mallorca y esperamos poder empezar a trabajar pronto con un consorcio de este calado. Green Hysland sería el primer valle de hidrógeno en una isla europea y va a demostrar la capacidad del hidrógeno para descarbonizar las islas (una región entera) a una escala sin precedentes».

Según Antonio Llardén, presidente de Enagás, «proyectos como Green Hysland son una muestra de la importancia de la coordinación y la cooperación para avanzar en el proceso de la descarbonización. Gracias a las 30 entidades que forman parte del consorcio, toda la cadena de valor está representada en el proyecto, lo que asegura tanto el despliegue de la infraestructura para la producción de hidrógeno verde como su uso en aplicaciones finales».

Consorcio del proyecto GREEN HYSLAND

Green Hysland es una asociación formada por las siguientes organizaciones: Acciona, el municipio de Ameland, AMHYD, Fundación Hidrógeno Aragón, AREAM Madeira, Asociación Española del Hidrógeno (AeH2), Balearia, CEA, Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2), Cotenaval, DAFNI, EMEC, EMT Palma, Enagás, Energy Co-operatives Ireland, Enercy, Fedarene, Gasnam, H2 Chile, HyCologne, HyEnergy Transstore, Instituto Balears de Energía, el municipio de Lloseta, New Energy Coalition, NUI Galway, Ports de Balears, Redexis, Universitat de les Illes Balears y Universidad de La Laguna (Tenerife).

Más información en: https://www.enagas.es