Articulo
08
Sep
2021

La revolución tecnológica y sostenible del sector agroalimentario

El aumento de la población, la industrialización y las consecuencias del cambio climático nos están obligando a hacer un esfuerzo por adoptar compromisos sólidos y seguir estrategias claras relacionadas con el uso del agua, las tierras cultivables y una transición energética sostenible y justa.

Valora esta entrada

|

Estas necesidades son fundamentales para apostar por un nuevo e innovador modelo que consiga hacernos más productivos y nos ayude a hacer frente a los desafíos alimentarios del presente y futuro.

Por ejemplo, en algunas partes del mundo el acceso al agua dulce se da por sentado, pero en realidad es un lujo, ya que solo el 2,5% del volumen total de agua del mundo es dulce y más de la mitad es hielo. De toda el agua que disponemos, solo para la agricultura utilizamos el 70% y las estimaciones para los próximos años no son nada alentadoras, ya que se estima que para 2050 la escasez de agua afectará a dos tercios de la población mundial.

En GMV somos conscientes de esta realidad y por ello estamos trabajando en iniciativas de automatización y digitalización en el sector agrícola y ganadero para potenciar el desarrollo de la sostenibilidad de los sistemas agroalimentarios, la seguridad alimentaria y, en general, de toda la cadena de suministro para alcanzar una industria verde y digital. En este contexto, el uso de tecnologías, como la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas (IoT), son indispensables para conseguir nuevos modelos más eficaces, eficientes y respetuosos con el medioambiente.

La implantación de tecnología favorece el proceso de transformación digital tan necesario en este sector, optimizando el uso eficiente de recursos escasos como el agua, y al mismo tiempo, ayudando a construir comunidades e industrias mucho más sostenibles y resilientes al cambio climático. Por ejemplo, la sensórica actual incorpora conectividad IoT que recopila todos los datos útiles y envía la información a plataformas habilitadas en la nube. Toda esta información es accesible de forma remota a través de un smartphone o tablet, para que los agricultores y ganaderos reciban alertas al detectar valores fuera de los rangos establecidos, previsiones del tiempo en la ubicación exacta del campo o recomendaciones para tomar decisiones de cara a optimizar el riego y así mejorar el rendimiento de cultivos. Por otro lado, la digitalización y la escalabilidad de las soluciones tecnológicas a lo largo de la cadena de suministro representan una gran oportunidad, tanto en términos de optimización de recursos naturales como en términos de trazabilidad, fiabilidad de datos y colaboración.

GMV es una empresa que cuenta con una amplia experiencia en el desarrollo de soluciones tecnológicas innovadoras y de proyectos basados en la integración sensorial y en la automatización avanzada, ya sean para la industria en general y para el sector agroalimentario en particular.