Entrevista
16
Oct
2019

La transformación digital es clave como elemento de diferenciación para el sector industrial

Los beneficios de la transformación digital en el sector industrial son tangibles. Las empresas con más del 50% de sus ingresos procedentes de ecosistemas digitales, tienen un crecimiento del 32% y un margen de beneficio del 27%. T-Systems aborda la Industria 4.0 no como concepto abstracto, sino como un proceso que el sector industrial debe afrontar con solvencia, y ayuda a sus clientes a entender la tecnología y sus potencialidades para que puedan realmente llegar o incluso mejorar esa cuota de beneficio y crecimiento.

Valora esta entrada

|

Los beneficios de la transformación digital en el sector industrial son tangibles. Las empresas con más del 50% de sus ingresos procedentes de ecosistemas digitales, tienen un crecimiento del 32% y un margen de beneficio del 27%. T-Systems aborda la Industria 4.0 no como concepto abstracto, sino como un proceso que el sector industrial debe afrontar con solvencia, y ayuda a sus clientes a entender la tecnología y sus potencialidades para que puedan realmente llegar o incluso mejorar esa cuota de beneficio y crecimiento.

Eduard Contijoch, Head of IoT & Industry 4.0 Business Development T-Systems Iberia, profundiza en las claves de la digitalización del sector industrial.

Después de unos años hablando de Industria 4.0 ¿Se puede concebir una industria que no esté digitalizada?

No, rotundamente no. Y los datos avalan esta opinión. Para 2020, el 80% de la cadena de valor estará digitalizada. Esto es el año que viene, por lo que el 20% que quede sin digitalizar estará ya, el año que viene, en una posición difícil y que puede poner en peligro su supervivencia.

La digitalización empieza a estar tan presente en nuestras vidas que, en breve, no entenderemos productos que no aporten valor digital. Tanto es así, que este valor pasará a ser una ‘commodity’, el propio usuario no entenderá que existan productos sin él, y por tanto dejará de consumirlos. Eso condicionará significativamente a los productores, que deberán encontrar el camino para añadir ese valor digital a sus productos, y sin duda la tecnología es la que tiene la clave.

¿Cuál es el valor digital de un producto?

El principal valor digital que se puede aportar a un producto o servicio es la personalización. En este sentido, la transformación digital, la tecnología, permite un elevado grado de personalización y adaptación de productos y servicios. Este es el elemento clave que será necesario para que los consumidores compren cualquier producto. Si no está hecho para mí, no es para mí. Algo que siempre se ha sabido –que hay que pensar en el cliente- ahora cobra más sentido que nunca, porque además es más viable que nunca. Y, en consecuencia, más imprescindible que nunca.

En este sentido, la industria no debe buscar que los clientes paguen más, por productos que aporten más valor basado en la digitalización; sino que debe entender que, en igualdad de condiciones, el cliente se decantará siempre por el producto o servicio que más valor le aporta.

¿Cuál es el papel clave de la tecnología en el sistema de producción industrial?

La transformación digital es clave como elemento de diferenciación para el sector industrial. Actualmente, la creciente presión de países emergentes, con bajos costes de mano de obra y calidades cada vez más homologables, hace que las industrias necesiten diferenciarse a partir de la digitalización, y deben hacerlo además tanto en sus procesos, como en sus productos.

Si queremos continuar siendo un país competitivo industrialmente, está claro que nuestra industria debe aprender a aprovechar la tecnología para mejorar sus procesos, hacerse más eficiente, y mejorar con esto además el uso de los recursos disponibles.

En el pasado hablábamos de automatización extremo a extremo. Ahora hablamos de transformación digital en toda la cadena de valor. El mensaje de fondo es el mismo, la diferencia es que ahora todo el mundo empieza a entender que hay que acometerlo sí o sí.

¿Cómo se dibuja el futuro?

La tendencia a buscar y acrecentar el valor digital a productos y servicios se va a acentuar con la entrada en escena, cada vez más destacada, de empresas nativas digitales en el mercado de consumo, tanto de cliente final como empresarial. Los nativos digitales entienden la personalización de sus productos y servicios como parte de su ADN, y son expertos en el uso de la tecnología para conseguirlo. Por eso aplican la tecnología en toda su cadena de valor, desde los procesos hasta las comunicaciones y contactos con sus clientes, todo está pensado para aportar valor al cliente, para personalizar más los productos y servicios.

 

Eduard Contijoch, es el responsable del desarrollo de negocio de la compañía en las áreas de IoT e Industria 4.0, dos ámbitos donde se están produciendo los mayores avances en digitalización en los últimos años. Experto con amplio conocimiento del impacto de la tecnología en entornos tradicionales, Eduard participará en mesa de debate “TRANSFORMACIÓN DIGITAL PARA UNA INDUSTRIA MÁS COMPETITIVA: VISIÓN ESTRATÉGICA” que tendrá lugar en el Centro de Convenciones 5 (CC5), Room 5.1 a partir de las 9:20 horas de la mañana, en el marco del Foro Eficiencia Energética y Sostenibilidad en la Industria 4.0 que celebra enerTIC el próximo 30 de octubre en Barcelona.

Más información en: https://www.t-systems.com/es/es
Eduard Contijoch
T-Systems Iberia
Head of IoT / Industry 4.0 Business Development