Noticias - Actualidad
18
Feb
2022

Luz verde a la instalación de paneles solares fotovoltaicos en 16 edificios municipales para la producción de energía sostenible

El proyecto se enmarca dentro del Plan de Gestión Eficiente de la Energía de Las Rozas que contempla que un total de 36 edificios municipales obtengan energía limpia, que gestionará Las Rozas Innova, para reducir costes e impacto ambiental e incluso generar una comunidad solar municipal.

Valora esta entrada

|

El Ayuntamiento ha dado luz verde a los proyectos de eficiencia energética para la instalación de paneles solares fotovoltaicos y de producción de agua caliente en los primeros 16 edificios municipales. Se trata de cuatro polideportivos municipales y doce colegios públicos cuyas instalaciones permitirán obtener energía limpia: primer paso del Plan de Gestión Eficiente de la Energía que el Ayuntamiento y Las Rozas Innova están poniendo en marcha para que la ciudad se convierta en productora de su propia energía sostenible. Un plan en el que la Empresa Municipal de la Innovación tiene un papel fundamental como gestora de la energía de la ciudad, que le permitirá comercializar de forma directa en el mercado mayorista la energía generada en la ciudad (a través de los paneles instalados), reduciendo costes e impacto ambiental a la ciudad.

En los 16 edificios públicos en los que se comenzará la instalación de paneles solares se explotará la máxima capacidad disponible en sus cubiertas para la instalación de un mix de paneles fotovoltaicos y térmicos adaptado a sus necesidades de consumo. La inversión prevista para llevar a cabo estos nuevos equipamientos es de unos 3,9 millones de euros. A ellos se sumarán en el futuro otros 20 edificios municipales hasta cubrir la totalidad de construcciones públicas disponibles.

Las Rozas Cero 2030

La próxima instalación de paneles solares en edificios municipales es un paso más de la estrategia contemplada dentro del Plan Las Rozas Cero 2030 cuyo objetivo es alcanzar un balance energético cero en la ciudad.

Esta estrategia conjunta entre el Ayuntamiento y Las Rozas Innova busca reducir las emisiones de CO2 y alcanzar un uso eficiente de la energía hasta lograr un balance energético cero antes del año 2030. Para ello, en los últimos años en la ciudad se han llevado a cabo importantes actuaciones como el cambio de calderas, la sustitución de luminarias a LED, la mejora del aislamiento de las envolventes de los edificios y la optimización de la gestión de estos sistemas con la puesta en marcha de un sistema centralizado para su gestión.

Con este objetivo, desde Las Rozas Innova se trabaja para poner en funcionamiento COSMOS, el conocido como “cerebro” de la ciudad sostenible e inteligente de Las Rozas, que constará de un software de recogida, análisis y gestión de datos, que se convertirá en responsable de administrar con la máxima eficiencia la información obtenida de la sensorización de los servicios de ciudad tales como el riego inteligente, el alumbrado LED, la recogida inteligente de residuos, calderas domotizadas,  control de piscinas, medición de la calidad del aire y analítica del territorio.

Asimismo, en el ámbito de la Movilidad, Las Rozas Innova ya ultima el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Las Rozas (PMUS) que contempla diferentes actuaciones para ofrecer alternativas al uso del coche e iniciativas y proyectos de movilidad sostenible como el fomento del carpooling,  o el uso del coche compartido o ayudas a la electromovilidad.

Preparados para generar una comunidad solar municipal

Una vez completados los trabajos de instalación de placas solares en todos los edificios municipales del Ayuntamiento, este se habrá convertido en el productor de su propia energía sostenible con un nivel de producción importante, lo que permitirá poner en marcha un sistema de aprovechamiento de los excedentes de esta energía que se puedan dar.

Así, el enfoque previsto es el de alcanzar la creación de una comunidad solar, de tal manera que edificios públicos en incluso privados que se encuentren en el entorno de los centros de producción puedan aprovechar los excedentes que se produzcan en momentos puntuales. Un ejemplo de ello sería el aprovechamiento de la energía producida en los centros educativos en los periodos vacacionales que, en este caso, en la época estival, coincide además con un pico de producción.