Noticias - Actualidad
28
Nov
2014

Philips presenta su propuesta de iluminación para las Smart Cities

Eficiencia, inteligencia y conectividad son las claves que la compañía ha presentado para la iluminación de las Smart Cities

Valora esta entrada

|

En el marco de Smart City World Congres, celebrado en Barcelona se puso de manifiesto la importancia de la iluminación conectada como clave para el desarrollo de las ciudades del futuro. En una mesa redonda de ciudades, organizada por Philips, se ha puesto en alza la labor de algunas ciudades españolas que están apostando por las nuevas tecnologías de iluminación como fuente de ahorro energético, motor de generación de actividad económica y mejora para el bienestar de los ciudadanos.

El alumbrado funcional de las ciudades es uno de los retos a los que se enfrentan los ayuntamientos, tanto por temas de consumo, como de mantenimiento, costes y seguridad ciudadana. Las ciudades de Ávila, Badajoz y Toledo están apostando por la tecnología LED y los sistemas de telegestión para mejorar la eficiencia de las instalaciones, con los ahorros energéticos que conlleva, y convirtiéndolas al mismo tiempo en inteligentes.

Esta inteligencia lleva a las instalaciones a poder ser controladas punto a punto a través de una aplicación de Smartphone o Tablet. Controlar el alumbrado de una calle, un barrio, un edificio o la ciudad completa es posible gracias a sistemas como CityTouch de Philips. Gracias a este sistema de gestión integral del alumbrado, se puede ofrecer luz cuándo, dónde y cómo se necesita, adaptándola a eventos especiales o al día a día de la ciudad. En la actualidad, menos del 2% de las luminarias instaladas en nuestras calles es inteligente.

La luz puede ser también motor de actividad económica. A través de la iluminación del patrimonio histórico-artístico, las ciudades aumentan su interés turístico y los ingresos derivados de los visitantes. Paralelamente, crece el sentimiento de orgullo de los ciudadanos por su ciudad. Ávila, ciudad Patrimonio de la Humanidad, Badajoz y Toledo realzan su rico patrimonio con iluminación arquitectónica, realzando su belleza durante la noche.

Observamos en la sociedad tres grandes tendencias globales: el imparable proceso de urbanización de la población, la creciente consciencia por la eficiencia energética y la digitalización. Es por ello que el mundo necesitará más luz, luz más eficiente y luz conectada.

Si tenemos en cuenta que el 19% del consumo energético mundial es en iluminación, cifra que asciende al 20% en el caso de las ciudades y al 35% en el caso de los edificios, las oportunidades de ahorro que ofrecen las nuevas tecnologías en iluminación, como los LED y los sistemas de gestión y control, son una solución real. La combinación de estas tecnologías conlleva ahorros energéticos de más del 80%, con el consiguiente ahorro económico.

La colaboración público-privada base de futuro de las ciudades

Philips pretende influir positivamente en la vida de 3.000 millones de personas en 2025 a través de innovaciones tecnológicas. El campo de la iluminación jugará un papel crucial en este propósito. La innovación, para que sea realmente significativa, tiene que surgir de la colaboración entre todos los agentes implicados. Entes públicos y privados deben aunar esfuerzos y trabajo con la finalidad de buscar y desarrollar las innovaciones más relevantes para las personas.

La realidad económica de las ciudades en la actualidad es también un hándicap para la renovación del alumbrado, pero gracias a los ahorros obtenidos con las nuevas tecnologías de iluminación, se puede financiar la nueva instalación a través de modelos ESE y fondos europeos. Dentro de las políticas de cohesión de la Unión Europea, que dotará a este fin de 336.000 millones en el periodo 2014-2020, cada estado miembro debe destinar un 5% como mínimo al desarrollo urbano y entre un 10% y un 20% a eficiencia energética. La colaboración público-privada se plantea como una solución para llevar a cabo estos proyectos.

enerTIC