Articulo
11
Abr
2022

Cómo ser un CIO sostenible

La sostenibilidad es un tema de conversación que está en todas partes, nunca hemos estado tan preocupados por ella. COP26 al margen, los niños en el colegio conocen los retos del planeta y cada vez más responsables de empresas, impulsados por sus consejos de administración avalan iniciativas de compromiso con el medio ambiente. Asimismo, la sostenibilidad también debe ser un tema de alto nivel en la agenda de los CIO.

Valora esta entrada

|

Algunas organizaciones están nombrando directores de sostenibilidad, pero los directores de TI tienen un papel muy relevante. Los centros de datos representan más del 2% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo (más o menos lo mismo que la aviación), según varios estudios, y el sector de las TIC es responsable de hasta el 9% del uso de electricidad en el mundo, según la UE.

La creciente digitalización conducirá inevitablemente a que se envíen y almacenen más bits y bytes. El stock mundial de información digital se duplica cada dos años y, con tendencias como el 5G y el vídeo 4k/8k/16k en aumento, no hay señales de que se vaya a ralentizar.

La buena noticia es que el desarrollo de las TIC evoluciona para que los centros de datos, servidores, ordenadores de sobremesa, móviles, sistemas de almacenamiento y redes sean más respetuosos con el medio ambiente. La refrigeración por aire libre utiliza el aire ambiente filtrado para reducir el calor de los centros de datos, especialmente en climas fríos con aire no demasiado húmedo ni demasiado seco.

El calor residual se reutiliza, por ejemplo, para abastecer de energía a las oficinas, y las fuentes de energía renovable, como la hidráulica, la solar y la eólica, también se están utilizando para alimentar los centros de datos. Todo esto ha animado a la UE a pedir que los centros de datos con cero emisiones sean un estándar para 2030.

Los equipos también son cada vez más ecológicos. Sus diseños se basan a menudo en el pensamiento cradle to cradle (de la cuna a la cuna) y en enfoques de economía circular en los que se utilizan y reutilizan materiales reciclados. El proceso de utilización de microorganismos (llamado biolixiviación) también es prometedor en la extracción de metales preciosos utilizados en el hardware. Los ingenieros trabajan constantemente en enfoques nuevos para crear procesos más inteligentes y eficientes, así como un hardware que consuma poca energía.

Además, podemos confiar en que las TIC en sí mismas juegan a favor. Permiten una automatización que ayuda a reducir el uso de energía en la cadena de valor. Pensemos, por ejemplo, en cómo las llamadas de Zoom están sustituyendo a los viajes de negocios o cómo el streaming o las descargas digitales están sustituyendo a los bienes físicos, como los DVD y los libros. Las compañías están apostando por un diseño y fabricación de productos más eficientes y en las Smart cities están alumbrando grandes ideas para la gestión del tráfico, la recogida de residuos y los servicios digitales.

Gran parte de la oportunidad de limpiar y renovar nuestro mundo se encuentra en los esfuerzos digitales. Al hacer un mejor uso de las TIC, los CIO no sólo pueden contribuir a que sus organizaciones sean más ecológicas —creando así un valor de marca para ellas—, sino también más rentables. Con la sostenibilidad todos salimos ganando.

Por supuesto, ser sostenible no es sencillo y la construcción de centros de datos “cero emisiones” como los que se están creando en Apple y Facebook va a estar limitada a unos pocos privilegiados por ahora. Pero los directores de sistemas de información tienen a su disposición algunas grandes palancas y, utilizando la nube y la co-ubicación, incluso las empresas más pequeñas pueden acceder a recursos más eficientes, que les permiten compartir costes y sacar el máximo partido a los equipos gracias a la virtualización avanzada.

En definitiva, la cuestión de la sostenibilidad debe analizarse desde un punto de vista aún más amplio. Los CIO también deben examinar los antecedentes de los proveedores y sus cadenas de suministro y el abastecimiento de componentes, por ejemplo. Si analizamos los problemas en su conjunto y nuestras propias conciencias en áreas como los viajes de negocios, la elección de los coches de empresa y las políticas de compensación de carbono, ayudaremos a dar continuidad a las mejoras necesitamos.

Los retos son numerosos, pero la recompensa merecerá la pena. Las organizaciones que puedan mostrar sus credenciales de sostenibilidad estarán mejor situadas para contratar e inspirar a las nuevas generaciones de personas con talento que exigen empleadores que puedan ofrecer algo más que un salario. Los CIOs pueden abrir un camino que vaya más allá del altruismo para llegar al interés propio, preservando el planeta y promoviendo la ética al mismo tiempo que crean bases de costes más bajas y prácticas más saludables para todos.

Los CIO, que son los profesionales mejor preparados del sector TIC, tienen que liderar o al menos formar parte de los comités de dirección que darán forma a nuestro futuro colectivo.

Jonathan Gosselin
Nutanix
Director de Ventas para el Sur de Europa