Entrevista
23
Sep
2019

Entrevista a Rafael Herranz, Director General de Lenovo DCG Iberia

Hemos logrado esta eficiencia, gracias a las innovaciones de nuestros propios productos, como empresa tecnológica que somos, creemos que tenemos que ser los primeros en desarrollar dispositivos que contribuyan a mejorar la eficiencia energética.

Valora esta entrada

|

¿Esta España preparada para para cumplir con los retos del Horizonte 2030?

Creemos que nuestro país está por buen camino y decimos esto, porque España ha puesto en marcha un marco estratégico de energía y clima, compuesto por ejes fundamentales como: la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y el Plan Nacional de Energía y Clima. Este proyecto prevé alcanzar un 42% de renovables en el uso de energía final, un 39% de mejora en la eficiencia energética y un 74% de energía eléctrica renovable para 2030.

Estos primeros pasos ya han llevado a España a ocupar el puesto 16º en la clasificación de sostenibilidad energética, según el índice Trilema que elabora el Consejo Mundial de Energía (World Energy Council) en colaboración con Oliver Wyman, lo que demuestra su compromiso para cumplir con los retos de Horizonte 2030 y lo que también demuestra que se está preparando para ello.

¿Qué papel juega la tecnología en conseguir que edificios, instituciones, ciudades, industrias, centros de datos más eficientes energéticamente hablando?, ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

La tecnología es el principal desencadenante, por lo que su papel en la eficiencia energética es vital. Los edificios inteligentes, las smart cities, los centros de datos, y un largo etcétera, se están beneficiando de los dispositivos cada vez más eficientes en línea con las nuevas tendencias y normativas medioambientales.

Y esto es solo el principio de lo que a eficiencia energética se refiere. Todo nos lleva a la creación de entornos eficientes basados en energías renovables, con consumos casi nulo y conectados para poder trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento. Un futuro en el cual Lenovo está trabajando para dotar no solo a las empresas de los productos (servidores, ordenadores, soluciones de Edge Computing, IoT, AI), sino, además, a los usuarios finales con dispositivos cada vez más potentes e inteligentes para seguir construyendo una sociedad moderna y vanguardista.

¿En qué situación de concienciación se encuentran las empresas españolas en materia de eficiencia energética?

Pensamos que la empresa española está apostando fuertemente por la eficiencia energética, ya que está viendo los resultados en forma de ahorros significativos de costes y una contribución incalculable al cuidado del entorno. A lo que se suma la labor de los organismos públicos en desarrollar planes en materia de eficiencia energética para que los gobiernos los llevan a cabo, no solo dentro de sus propias infraestructuras tecnológicas, sino que sea una normativa de cumplimiento oficial para todo su tejido empresarial.

Por lo que creo que tarde o temprano la empresa española tendrá que subirse a este carro que va en línea con la transformación digital en la que estamos inmerso y que no hay marcha atrás.

¿Qué acciones desarrolladas recientemente por su organización considera más relevantes en materia de Eficiencia Energética?

Desde Lenovo Data Center Group, hemos desarrollado la línea de productos Neptune, con los que implementamos técnicas de refrigeración líquida de los equipos de centros de datos, así como el software EAR (Energy Aware Runtime), en colaboración con el Barcelona Supercomputing Center, para optimizar el comportamiento de los equipos en términos de obtener el mejor rendimiento a un coste energético mínimo. El caso más paradigmático en donde hemos implementado esta tecnología es en el Leibniz Rechenzentrum (LRZ) de Munich, un supercomputador de más de 6.700 nodos de cálculo refrigerados directamente con agua, consiguiendo un ahorro energético aproximado del 40% respecto a la refrigeración tradicional por aire.

Además, tenemos nuestro Programa de Certificación 80 Plus® que mide la eficiencia energética de los suministros de energía en los ordenadores y servidores que ofrecemos al mercado. Para obtener la certificación, una fuente de alimentación debe ser al menos un 80% eficiente al 20%, 50% y 100% de la carga nominal, con un factor de potencia real del 0,9 o mayor. Las fuentes de alimentación con certificación 80 Plus desperdician menos electricidad y son más frías que las unidades menos eficientes, lo que da paso a facturas de energía más económicas y una mayor fiabilidad del sistema.

Hemos logrado esta eficiencia, gracias a las innovaciones de nuestros propios productos, como empresa tecnológica que somos, creemos que tenemos que ser los primeros en desarrollar dispositivos que contribuyan a mejorar la eficiencia energética.

Más información en: https://www.lenovo.com/es/es/
Rafael Herranz
Lenovo DCG Iberia
Director General