Notas de Prensa
15
Diciembre
2021

Gobierno del Dato, Analítica Avanzada, Inteligencia Artificial, Machine Learning e IoT, tecnologías clave para la Smart Factory

El sector de Alimentación y Bebidas ha protagonizado el último desayuno enerTIC del año dedicado a Smart Factory. Con la eficiencia energética y la sostenibilidad como foco del encuentro, responsables de innovación, tecnología, operaciones y transformación digital de empresas referentes de este sector han analizado junto con proveedores tecnológicos los principales retos a los que se enfrentan estas industrias.

Valora esta entrada

|

El Desayuno – Coloquio «Smart Factory: tendencias y experiencias en Alimentación y Bebidas», celebrado el pasado martes 14 de diciembre y enmarcado en el Programa Sectorial de la Plataforma enerTIC.org, ha sido un punto de encuentro para conocer de primera mano los proyectos que se están llevando a cabo y las soluciones más innovadoras para el ahorro y la mejora de la eficiencia energética en el sector.

En esta ocasión, se ha contado con la participación de Bodegas Matarromera, Capsa Food, Coca-Cola Europacific Partners, Grupo Entrepinares, Jealsa, Nueva Pescanova y Prosol, y el patrocinio de Sylvania e Ibermáticacompañías asociadas a la plataforma.

Flexibilidad y capacidad de adaptación

Actualmente, la digitalización de la industria y la mejora de la eficiencia en sus procesos son imprescindibles, tanto para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 y  los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como para ser más competitivos y adaptarse a las exigencias del mercado actual. El sector de Alimentación y Bebidas ha llevado a acabo destacados avances en los últimos años, demostrando su capacidad para innovar y reconvertirse y, a través de la implantación de nuevas tecnologías, hacer frente a los retos que se plantean hoy en día.

Los directivos reunidos en el encuentro han destacado la necesidad de flexibilidad a la que les obliga un entorno cambiante, que evoluciona rápidamente y es cada vez más exigente. La tecnología se convierte en la mejor herramienta para incrementar la competitividad, dar respuesta a un consumidor concienciado y hacer frente a las obligaciones de sostenibilidad, no solo impuestas por organismos internacionales, también por los propios requisitos del negocio.

Las compañías de Alimentación y Bebidas deben afrontar el gasto energético derivado de su actividad, la deslocalización de sus plantas de producción, la logística para el transporte de sus productos, los problemas de suministro internacionales o el coste y sostenibilidad de las materias primas. Todo ello, sin perder de vista el incremento en ventas.

Gobierno del dato, analítica avanzada, IA y ML

En este contexto, coinciden, es imprescindible la puesta en marcha de políticas estratégicas de digitalización donde el dato de calidad es clave para disponer de previsión, capacidad de reacción y anticipación.

Gobierno del dato, Inteligencia Artifical, Machine Learning, Analítica Avanzada e IoT son tecnologías fundamentales en las agendas de los responsables de las empresas de Alimentación y Bebidas. Deben, señalan, tener una visión global de cómo se toman los datos, se analizan y se utilizan. El ejemplo es claro, si no se conoce el dato del consumo energético, no se podrá actuar sobre él.

El uso de iluminación conectada e inteligente que permita tomar decisiones a través de sensores y que escale conforme las necesidades del negocio; la utilización de blockchain para salvaguardar la trazabilidad, elemento clave en estas empresas; la implantación de sistemas MES; el empleo de visión artificial para detectar anomalías; o la realidad virtual para formación y mantenimiento son también otras tecnologías clave para estas industrias y su sostenibilidad.

Además, apuntan, la digitalización implica voluntad de planificación y ejecución, metodologías claras y equipos formados y motivados. La competitividad – explican los directivos de estas compañías – es adaptación al cambio, flexibilidad, conocimiento y un adecuado manejo de toda la información que aporta la tecnología, consensuado con una correcta gestión de la energía.

La tecnología es la herramienta para conocer los datos del negocio y utilizarlos con el fin de mejorar el cambio que les permita ser más eficientes. Sin embargo, todavía falta mucho por hacer en empresas de menor tamaño donde  la digitalización no se ha incorporado como acelerador de la competitividad. Para estos responsables, un reto a nivel país es impulsar esta transformación en todo el tejido productivo. Los fondos Next Generation EU deben ser una de las palancas para conseguirlo, aseguran.