Noticias - Actualidad
27
Nov
2020

La “Smart City” en tres niveles. Un recorrido por las fases para alcanzar un modelo de ciudad inteligente

Signify, el líder mundial en iluminación, en colaboración con Northeast Group LLC, firma de inteligencia de mercado de infraestructuras inteligentes, analizan las claves para desarrollar un modelo de ciudad inteligente, en su estudio “Plataformas y software de IoT. Fases para alcanzar una Smart City”. 

Valora esta entrada

|

A través de sistemas de alumbrado público inteligente con tecnología LED y mediante plataformas y softwares de IoT es posible ayudar en la transformación inteligente de la ciudad, consiguiendo que sea eficiente energéticamente y que mejore el día a día de los ciudadanos.

El estudio realiza un recorrido por las fases necesarias para conseguir una “Smart City”. De esta forma, a través de tres niveles, se explican paralelamente, las etapas para la implementación del hardware y del software, señalando las características que adquiere la ciudad gracias a las funcionalidades de cada producto.

En este sentido, el primer nivel se caracteriza por la instalación de tecnología LED y alumbrado urbano inteligente que, acompañado con un Sistemas de Información Geoespacial (GIS) y un Sistemas de Gestión Central, ayudan a que la ciudad alcance sus objetivos de sostenibilidad.

Es en una segunda fase, cuando el alumbrado inteligente se compatibiliza con el uso de plataformas de software mediante APIs y aplicaciones de terceros, como pueden ser los sensores para aparcamientos. Esto permite, aumentar las funcionalidades y, por tanto, que la ciudad consiga mayores ventajas ambientales y de seguridad pública. La gama completa de sensores de IoT, permite a la ciudad aprovechar plenamente la plataforma en la tercera fase, al integrarla en plataformas de intercambio de  datos y llegando a posibilitar incluso su monetización.

Componentes clave en la oferta de plataformas de IoT

Actualmente, casi todas las plataformas de CMS (City Management System) ofrecen cuatro componentes clave para la gestión de su actividad. En primer lugar, todas las plataformas incluyen un panel de control que permita controlar la actividad de la ciudad de forma general, ofreciendo en todo momento, información de los sensores requeridos y de las diversas aplicaciones que se utilicen. Los estándares abiertos, son los que posibilitan que, desde esta vista unificada, se pueda supervisar y controlar toda la infraestructura urbana, siendo otro de los componentes clave de estas plataformas. Así, se integran en una misma plataforma, aplicaciones para la gestión del alumbrado urbano inteligente, sensores ambientales y de calidad de aire, aparcamiento inteligente, aplicaciones de seguridad o de infraestructuras para el vehículo eléctrico, entre otras.

En segundo lugar cuando las aplicaciones están integradas en un mismo panel de control, es cuando se puede realizar el análisis de la información. A través de presentaciones gráficas, datos históricos y prestaciones predictivas, se pueden reconocer las tendencias, identificar problemas y obtener información que facilite la anticipación a posibles problemas futuros. Además, desde el mismo motor de análisis, se pueden poner los datos a disposición de los desarrolladores. Por último, el cuarto componente implica que estas plataformas de IoT, suelen ofrecerse como modelos de tipo “Software como servicio”, en los que los pagos se realizan de forma mensual o trimestral, recibiendo una asistencia y actualización continua de los sistemas de software.

El caso de Badajoz

La ciudad de Badajoz, gracias a la tecnología LED y a la plataforma Interact City, realizó su transformación inteligente, cumpliendo así, sus objetivos de eficiencia y sostenibilidad a la vez que revaloriza su patrimonio artístico y cultural. Para esta transformación, al ayuntamiento sustituyó más de 18.000 luminarias para actualizarlas con tecnología LED, lo que permite una reducción de más del 70% del consumo energético a través de la gestión de los puntos de luz de la marca Philips y de otros fabricantes, a través de la plataforma Interact City.

Esta renovación tecnológica ha convertido a la ciudad en una urbe 100% inteligente, que gestiona la intensidad de los puntos de luz conectados, delimita zonas y adapta la iluminación a la época del año. Una gestión de la iluminación, que además de aumentar el ahorro energético, facilita la gestión de la instalación y mejora el bienestar y la seguridad de los ciudadanos en las vías públicas.

Este proyecto, ganador del premio “Enertic Awards 2018” en la categoría de “Smart Lighting”, paralelamente integra iluminación ornamental de algunos edificios, poniendo en valor el patrimonio de Badajoz, con la iluminación del Fuerte de San Cristóbal, la Alcazaba o la esplendorosa Plaza Alta, entre otras muchas zonas de la ciudad.

La innovación a través de los datos

Las funcionalidades y las ventajas de la iluminación conectada están siempre en continua evolución. El cambio de paradigma y el uso de un modelo de plataforma abierta, ha propiciado un ecosistema de creación e innovación, que anima a otros proveedores a desarrollar sus propias aplicaciones compatibles con esta tecnología. De esta forma, se facilita y estimula el avance de las ciudades inteligentes.

Hasta ahora, el mercado de las aplicaciones de datos urbanos no está muy desarrollado, pero cada vez son más las ciudades que se pueden tomar como ejemplo, Nueva York, Londres o Chicago, cuentan con programas de datos abiertos y aprovechan los datos de los sistemas de IT municipales, la policía o el SIG (GIS).

Las aplicaciones de IoT van a proporcionar los datos de forma masiva a las fuentes y conjuntos de datos, para que se puedan utilizar en el desarrollo de nuevas aplicaciones que den paso a una segunda generación de aplicaciones de datos urbanos. La información que proporcionan los sensores del alumbrado público sobre tráfico, acústica, calidad de aire y temperaturas, entre otros, conforma una fuente de inteligencia, base para la creación de aplicaciones que beneficien a los ciudadanos y a los profesionales de la gestión municipal.

Portales de datos urbanos

Con el auge del uso de los datos urbanos, han surgido los primeros portales de datos en algunas ciudades, en los que se pueden adquirir distintos conjuntos de datos, ya que tienen un claro valor para diversos clientes. Este intercambio, presenta el potencial necesario para estimular la innovación de terceros que extraigan su valor de aplicación. Todo ello, sin dejar de lado, la complejidad que trae asociada, relativa a la privacidad, sobre la que se está trabajando.

Uno de los aspectos esenciales en los portales de datos urbanos, serán las herramientas de visualización de datos y las aplicaciones de terceros, que permitan combinar diversas fuentes de información. Así, se busca utilizar simultáneamente datos privados, provenientes de operadores de telecomunicaciones o imágenes de satélite; datos públicos, como los de la policía, el GIS o los sistemas de TI municipales; y los que proporcionan los sensores de IoT, acerca del tráfico y la calidad del aire, entre otros.

El informe “Plataformas y software de IoT. Fases para alcanzar una Smart City” de Signify y Northeast Group LLC, se puede visualizar de forma completa en el siguiente enlace.