Entrevista
14
Jul
2021

Entrevista a: Fernando Pareja Cuena, Head of Sales, Services & Logistics Business Unit de T-Systems Iberia

Los retos a los que se enfrenta el sector logístico y del transporte en la actualidad se derivan fundamentalmente de la necesidad de realizar una profunda transformación de su forma de operar y que necesariamente va ligado a la transformación digital

Valora esta entrada

|

¿A qué retos se enfrenta el sector tecnológico y el sector de transporte y logística?

Los retos a los que se enfrenta el sector logístico y del transporte en la actualidad se derivan fundamentalmente de la necesidad de realizar una profunda transformación de su forma de operar y que necesariamente va ligado a la transformación digital.

De este modo la mejora global en la eficiencia de la actividad logística se traducirá en una mejora de la competitividad y del servicio al cliente con una mayor transparencia o trazabilidad en los envíos, apoyándonos para ello en  palancas tecnológicas como RPA, Analítica de Datos, ML, IA y su combinación con IoT.

Ligado a todo lo anterior el cumplimiento de la agenda 2030 ha de ser un eje estratégico en términos de sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa, al reforzar la imagen de compañía comprometida y ayudar a conectar con el cliente que se identifica con empresas solidarias, responsables y sostenibles.

En este sentido, los Fondos Europeos Next Generation juegan un papel esencial de cara a la consecución de estos objetivos y hacer frente a los actuales retos en materia tecnológica, ayudando a hacer posible modelos de negocio y empresas más flexibles, eficientes y responsables con el medio ambiente. Estos fondos suponen una gran oportunidad para transformar la economía mediante el impulso a la innovación y a la digitalización y generando a su vez una mayor productividad de todo el tejido logístico y empresarial.

¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

Estamos hablando de un sector en expansión y que sin duda va a jugar un papel clave en el desarrollo económico de los próximos años. De acuerdo a los datos del International Transport Forum (ITF), tanto el transporte de mercancías como de pasajeros triplicará al menos su volumen entre 2015 y 2050, en un entorno muy regulado y sujeto de modo sistemático a legislaciones cada vez más restrictivas, y donde los clientes finales se decantan cada vez más por aquellas compañías que les presten un mejor servicio y a la vez apuesten por el cumplimiento de los compromisos de sostenibilidad marcados por la Agenda 2030.

Movidos por esta preocupación, desde T-Systems hemos querido entender mejor los retos y acciones del sector, para lo cual hemos llevado a cabo nuestro propio estudio del impacto de la sostenibilidad en el área de logística y que hemos publicado recientemente bajo el título de  “Sustainable Logistics; Challenges and ways to go green»; entre otras conclusiones realmente interesantes, hemos identificado un conjunto de líneas estratégicas de actuación que responden a la pregunta planteada, y que podemos agrupar en:

  • El desarrollo de empaquetamiento sostenible.
  • La medición efectiva y neutralización de la huella de carbono.
  • La mejora en la eficiencia operativa, muy directamente ligado a la digitalización de los procesos logísticos.
  • El liderazgo en iniciativas medioambientales a partir, por ejemplo, de la utilización de medios de transporte alternativos o nuevas fuentes de energía.
  • Y el desarrollo de nuevos modelos de negocio, generalmente asociados al proceso de “uberización” de recursos, mediante su utilización compartida vía plataformas cooperativas.

T-Systems, como partner tecnológico y con un conocimiento profundo de negocio, acompaña a las empresas del sector en el desarrollo de sus planes de transformación digital que conforman buena parte del contenido clave de estas líneas estratégicas y que constituyen la palanca de su transformación en los próximos años.

¿Qué papel juega la tecnología en conseguir instituciones/ciudades/industrias/centros de datos más eficientes energéticamente hablando?

Desde nuestro punto de vista, resulta completamente esencial la colaboración y el compromiso de entidades públicas y administraciones, especialmente en el contexto de la llegada de los Fondos Europeos como mecanismo catalizador de la transformación de la industria de logística y transporte, para la que el cumplimiento de los criterios de sostenibilidad asociados a la Agenda 2030 es, sin duda, una prioridad.

En este sentido, el papel que juega la tecnología es clave; la transformación digital va, sin duda, más allá de las palancas tecnológicas sobre las que se apoya, pero no podemos obviar que el impacto directo de las tecnologías de digitalización se estima de entre un 10% y un 12% en la reducción de la huella de carbono del sector para 2025.

Para lograrlo, debemos apostar por la automatización de procesos, la optimización y gestión dinámica de las rutas de transporte como una de las tecnologías clave de futuro; posibilitando la utilización de medios alternativos de transporte, tales como nuevos tipos vehículos –incluyendo autónomos- más eficaces especialmente en entornos urbanos;  eliminando el consumo de papel mediante la utilización de documentación electrónica o mediante el desarrollo de plataformas de mercado que hagan posible la utilización compartida de recursos entre compañías.

Un ejemplo claro de compromiso desde el ámbito empresarial lo podemos ver en la adopción local de iniciativas europeas como la implantación de la red  Lean&Green de la que forman parte ya en España cerca de 60 empresas que manifiestan de este modo su compromiso con la logística sostenible.

De ahí que en T-Systems toda nuestra línea de actuación se enmarque dentro de la estrategia y objetivos estratégicos de Deutsche Telekom de reducir al máximo su consumo energético y alcanzar las 0 toneladas de CO2 en sus emisiones para el año 2030. Como ejemplo de actuaciones concretas podemos mencionar la certificación de todos sus Data Centers europeos de acuerdo al “Código de Conducta de la UE sobre Eficiencia Energética de Centros de Proceso de Datos” desde 2013 o la disminución en un 89% el consumo eléctrico del edificio de operación de nuestro Centro de Procesos de Datos (CPD) ubicado en el Parc de l’Alba en Cerdanyola del Vallès  gracias a la instalación de 159 paneles fotovoltaicos, con una reducción asociada de su huella de carbono superior a las 15 toneladas anuales.

Por último, destacar que promovemos siempre una cultura y forma de operar colaborativas; un resultado tangible lo constituye el desarrollo e implantación junto con nuestros socios DHL y DB Schenker, del sistema LCMM (Low Carbon Mobility Management) en China y Europa para la gestión de flotas que permite reducir el consumo de combustible y las emisiones de carbono, con unas medias de ahorro logradas en los primeros proyectos del 20% de reducción de las emisiones de gases contaminantes y de hasta un 15% en los costes de combustible.

¿Cómo se puede lograr un despliegue eficiente de las tecnologías?

Este es un punto realmente crítico; desde T-Systems hemos apostado por una metodología propia y muy madura de co-innovación y co-creación que posibilite una visión global de la transformación digital que se traduce en el Plan Director de Transformación Digital, un esfuerzo colectivo y global de cada compañía que implica tanto a los procesos, el cambio cultural y las personas y que, por tanto, va más allá de los elementos tecnológicos que implica.

Desde esta visión global seremos conjuntamente capaces de trazar e identificar áreas de trabajo sin perder esta visión global y de aterrizarlas en un roadmap de adopción de tecnologías en el corto, medio y largo plazo, generando beneficios rápidamente; siempre en relación con los objetivos marcados desde el punto de vista de RSC y de cumplimiento de los ODS ligados a la Agenda 2030.

Y proporcionando por último la posibilidad de que una plataforma como SYRAH –la plataforma corporativa desarrollada y adoptada por T-Systems-  permita la creación de cuadros de mando  para visualizar el estado de situación y facilitar el seguimiento de los objetivos y compromisos alineados con los ODS de la Agenda 2030; podremos así definir la descripción y objetivos específicos por ODS, seguir su grado de avance, seguir el estado de situación de la huella de carbono o establecer un benchmarking de cumplimiento entre sedes o compañías.

Con ello cerramos el círculo de una aproximación extremo a extremo, desde el desarrollo de la visión global del plan de transformación y la identificación de las tecnologías y proyectos de digitalización, hasta su implantación y mantenimiento y, más aún, la medición y seguimiento de su impacto en términos de sostenibilidad.

¿Considera que se puede mejorar la posición competitiva de las organizaciones con la implantación de Tecnologías de la Información y Comunicaciones?

Sin ninguna duda. De hecho es una condición inherente, ya que la aplicación tecnológica propiciará la consolidación de nuevos modelos de negocio o hacer más eficientes los actuales. De nuevo un ejemplo claro lo encontramos en el desarrollo cada vez mayor de plataformas de mercado -como Saloodo de DHL o Data Intelligence Hub de Deutsche Telekom- que permitan la colaboración entre compañías a partir de la aplicación de tecnologías de analítica de datos, ML o AI, que hagan posible y faciliten la compartición de datos en tiempo real y a partir de ahí la utilización compartida de recursos tales como camiones, espacio libre en los envíos,  puntos de entrega o de espacio en los almacenes, mejorando así de modo global la eficiencia de la actividad logística.

En este punto, de nuevo los Fondos Europeos adquieren un papel protagonista, haciendo que su correcto aprovechamiento dote a las entidades de una ventaja competitiva frente a sus rivales. Desde T-Systems, como partner tecnológico y expertos en innovación, podemos convertirnos en el aliado perfecto para las empresas del sector, ayudándoles en su camino hacia la digitalización e impulso de negocios eficientes y operativos.