Entrevista
21
Jul
2020

Entrevista a Valero Marín, Director Corporativo de Digitalización y Servicios Globales de Repsol

Nuestro programa de digitalización forma parte de nuestra cultura, de nuestra visión como compañía, y ocupa un papel clave en nuestro nuevo Plan Estratégico 2021-2025.

Valora esta entrada

|

¿Estamos en un momento clave para la transición energética? ¿Qué papel juegan las compañías energéticas tradicionales en ese proceso y cómo contribuye la Digitalización a conseguir los objetivos?

Sin duda, la transición energética forma parte de la agenda de las principales empresas del sector, y por supuesto de Repsol, donde la tecnología y la digitalización son dos de las palancas que nos han permitido avanzar en ella. Y además con un objetivo prioritario, como es el de la Sostenibilidad, como marca nuestro Plan Estratégico 2021-2025, presentado en noviembre. De los 18.300 millones de euros en inversiones contempladas en este plan, 5.500 millones de euros irán destinadas a inversiones en iniciativas bajas en carbono, solo en este periodo. Un 30% del total.

Llevamos adaptando nuestra compañía desde hace años con ese objetivo, alineados con los Acuerdos de París, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, así como nuestros compromisos en reducción de emisiones de carbono, donde somos pioneros en nuestro sector al fijarnos la meta de ser una compañía cero emisiones netas de CO2 para 2050. Y para ello seguimos una ruta rentable y realista, como explicó nuestro CEO, Josu Jon Imaz, con la que podremos crecer, maximizando el valor para nuestros accionistas y asegurando el futuro.

Este compromiso con la Sostenibilidad se refleja en que un tercio de las 200 iniciativas digitales lanzadas en este periodo tiene un impacto directo en este objetivo. Un fuerte compromiso con la sociedad y con el medio ambiente para hacer frente al cambio climático, con metas a corto plazo, pues planteamos una reducción de nuestro indicador de intensidad de carbono sobre la base del año 2016, del 12% en 2025, del 25% en 2030 y del 50% en 2040.

Como empresa eminentemente tecnológica por nuestro componente industrial así como por lo exigente de nuestra compleja cadena de valor, hace tiempo que abordamos un cambio de paradigma como compañía multi-energética, sin olvidar el papel de las personas para hacerlo tangible, donde ha sido crucial ir definiendo el nuevo mapa de talento digital que nuestros profesionales necesitaban para adaptarse a esos cambios. Y todo ello colocando a nuestros clientes en el centro de nuestra transformación

Hablando del papel de la tecnología y la digitalización en la sostenibilidad y la transformación de la sociedad. ¿Cómo se aborda esta transformación a gran escala?

Nuestra estrategia se basa en una apuesta multienergía que combina todas las tecnologías para la descarbonización y este plan aborda cómo llevarlo a gran escala. Como hemos explicado, seremos más eficientes, incrementaremos nuestros objetivos de generación renovable, aumentaremos nuestra producción de productos de baja, neutra o incluso huella de carbono negativa, afianzaremos el impulso de la economía circular, innovaremos en nuevas soluciones energéticas para los clientes e impulsaremos proyectos pioneros que reduzcan la huella de carbono de la industria.

Por eso, desde Repsol creemos que la transformación se produce en dos ámbitos. De un lado, la transformación de la industria energética, para ser aún más eficientes, más seguros, más sostenibles, con plantas más autónomas, donde diseñemos nuevos materiales avanzados, apostemos por el concepto de cero fallos inesperados o impulsemos el mantenimiento predictivos, entre otros aspectos. Donde nuestros profesionales dispongan de plataformas y herramientas para gestionar una cantidad ingente de datos, con especial apoyo de la nube, que le otorgue la capacidad de tomar decisiones más inteligentes y mejorar sus procesos.

Y por otro lado, la transformación de nuestra relación con los clientes y el diseño de nuevos modelos digitales, pues la digitalización nos ayuda a conocerles mejor, ofrecer servicios más personalizados, ahora como multi-energética, y colaborar con ellos en la gestión inteligente y eficiente de la energía en sus hogares, ciudades y servicios de movilidad.

En Repsol creemos en «un futuro multienergía y sostenible», para lo que afianzamos nuestra apuesta por fomentar las energías renovables de todo tipo, así como por la generación distribuida, a través del autoconsumo. Y es que nos consolidamos como un operador global en generación de bajas emisiones.

Es momento también de mejorar y avanzar hacia la industria 5.0, de facilitar la relación con la energía, incluso de crear comunidades solares como Solmatch, o propuestas como Solify, además de inversiones en energía eólica como Windfloat, sin olvidar el desarrollo de biocombustibles o del hidrógeno renovable.

¿Qué acciones o casos digitales desarrollados por su organización considera más relevantes en materia de Digitalización y Sostenibilidad? ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

La digitalización se encuentra embebida en todas las áreas de la compañía y todas las unidades de negocio cuentan con numerosas iniciativas digitales para avanzar en la generación de energía de forma más sostenible y responsable. Creemos que esto requiere de un nuevo modelo energético basado en la innovación, la tecnología y el uso de datos, donde nuestro Programa de Digitalización sirve como herramienta práctica para la transformación de los negocios, que son los “propietarios” de estas iniciativas digitales.

Con más de 200 iniciativas en marcha, un 70% corresponden al ámbito de Data & Inteligencia Artificial, clave en los procesos de eficiencia y sostenibilidad. Hemos creado además 9 hubs o grupos especializados en tecnologías disruptivas (Data & Analytics, Blockchain, Digital UX & Design, Cloud Competence Center, Hardware Robótics, Omnicanalidad, etc.) para dar soporte a nuestros negocios. Y es que conceptos como Cloud y Big Data son claves en este proceso, que nos ha permitido consolidar Repsol como una data driven Company, junto a las nuevas experiencias digitales de usuarios.

Repasemos por unidades de negocios algunos ejemplos:

En áreas como la Exploración y la Producción, trabajamos en varios centros integrados de operaciones (IOCs), entre ellos nuestra sala InWell, que dan soporte a nuestros profesionales sobre el terreno a miles de kilómetros, aportando mayor seguridad y sostenibilidad en los procesos de extracción de reservas.

Herramientas como IAMS nos permiten tener una visión holística de nuestras actividades en un entorno colaborativo, hiperconectado, que maneja de manera conjunta más de 1.000 parámetros clave para el negocio, compartiendo información en tiempo real para que nuestros profesionales en todo el mundo.

Nuestro Automated Subsurface Modelling es otro ejemplo. Analizamos el subsuelo gracias a la interpretación sísmica y la alta computación antes de activar cualquier proyecto de exploración, realizando cientos de modelos que predicen los mejores terrenos para la tener éxito. Y desarrollamos iniciativas como Cloud Collaboration Enviroment para introducir nuevas formas de colaboración en la nube entre nuestros profesionales de Geociencias de Exploración.

O READS, una iniciativa que permite evaluar y priorizar los proyectos más sostenibles, incorporando los efectos en el medio ambiente como un activo más de la compañía.

También avanzamos hacia los Digital Twins, simulaciones virtuales de un activo físico donde integramos todos los modelos de ingeniería y eficiencia operacional, y lo ponemos a funcionar para encontrar el escenario ideal para que en el terreno real la eficiencia sea máxima y el impacto ambiental mínimo.

En Industrial destacan las iniciativas digitales vinculadas con la sostenibilidad, la eficiencia energética, la reducción del consumo de recursos y de emisiones de carbono y la economía circular… La utilización de modelos rigurosos de simulación avanzada lleva años ayudándonos en la implementación de nuevos procesos, por ejemplo, o para adecuar nuestros productos con anticipación a las nuevas demandas legislativas o a las necesidades de nuestros clientes, pero también para la optimización de los procesos ya existentes, lo que redunda en esa ganancia en eficiencia y sostenibilidad.

Nuestro ecosistema de movilidad industrial, vinculado con cloud y la gestión de datos en tiempo real, ha sido clave para dar respuesta a una sociedad a la que no podíamos fallar ni podíamos dejar de producir durante esta pandemia. Aquí también destacamos todo lo relativo a IoT y la capacidad para monitorizar el estado de salud de nuestros equipos en remoto, evolucionando hacia el asset health.

El mantenimiento predictivo o la optimización de los planes de producción en base al análisis de cientos de escenarios posibles son sólo otros dos ejemplos más de lo que estas tecnologías nos permiten realizar. Sin olvidar nuestro Smart Energy, herramienta que permite identificar desviaciones de consumos energéticos respecto del óptimo en tiempo real, proponiendo acciones para corregirlas, reducir el consumo de energía y minimizar así el impacto ambiental.

Siendo además una compañía con clara orientación al público final, la sostenibilidad también formará parte de vuestro negocio Comercial. ¿Cómo aplican la Digitalización y la Tecnología a la sostenibilidad en este punto?

Por supuesto. En la nueva unidad de negocio denominada Clientes a partir del nuevo plan estratégico, ponemos en valor todas las iniciativas orientadas a satisfacer cualquier necesidad energética y de movilidad de nuestros más de 24 millones de clientes. Hablamos de las áreas de Movilidad, GLP, Movilidad Eléctrica, Comercialización de electricidad y gas, Soluciones energéticas y Lubricantes.

El objetivo es llegar a un cliente cada vez más exigente en lo digital y que busca no sólo productos y servicios, sino soluciones personalizadas en el mercado de la energía, donde Repsol actúa como empresa referente, moderna, innovadora y multienergética. Evolucionamos con ellos y nos adaptamos a sus necesidades, y queremos facilitarles la vida y ser su proveedor de referencia en diferentes aspectos de sus vidas.

Disponemos de una de las redes de Estaciones de Servicio más amplias, con 4.300 puntos en todo el mundo, y en ellas, a través de la sensorización y el IoT podemos anticiparnos para mejorar su mantenimiento predictivo, y ser, por tanto, más eficientes desde el punto de vista energético, con el soporte de la inteligencia artificial y el análisis de datos. Hablamos así de una estación de servicios inteligente, una estación de “servicios” del futuro, 100% eficiente. Una de las iniciativas destinadas a este objetivo se denomina ELIoT, y combina lo mejor del IoT, Data, IA y Cloud.

¿En su organización hay más implicados en estos temas (CIO, COO, CEO,…)? ¿Ha cambiado algo esta pandemia? ¿Qué nos espera a partir de ahora?

La digitalización y la tecnología está en el ADN de nuestra compañía y los más de 25.000 profesionales que formamos parte de ella.

Nuestro programa de digitalización forma parte de nuestra cultura, de nuestra visión como compañía, desde nuestro presidente y nuestro CEO, a todas las unidades de negocio.

Nuestro plan estratégico definen una hoja de ruta clara. Y tras abordar planes de resiliencia, en un contexto tan impredecible como el COVID-19, adaptándonos a las sucesivas situaciones que se están produciendo, los proyectos o iniciativas digitales son hoy más necesarios que nunca.

Basta con fijarnos en 3 ámbitos: la eficiencia y la sostenibilidad; la cultura data driven; y las nuevas formas de trabajo. Y estos 3 son claves para adaptarnos rápido a la nueva realidad digital. Todo el camino avanzado durante los últimos años nos ha permitido estar más preparados para afrontar mejor las circunstancias adversas derivadas de esta pandemia, pues una parte importante de los deberes estaban ya hechos. Contamos ya con más de 1.200 personas trabajando de forma directa en este programa, para dar soporte al resto de profesionales, así como 50 partners tecnológicos estratégicos, como Microsoft o Salesforce, entre otros. Desde el inicio de nuestro Programa de Digitalización hemos invertido cerca de 240 millones de euros, cifra que se elevará hasta los 600 millones de euros al finalizar el periodo de 5 años de vigencia de dicho plan.

Disponíamos de casos digitales que estaban en fase de escalado o maduros que han sido claves en dar respuesta a nuestros clientes, tanto industriales, empresas o consumidores particulares, así como a nuestros propios profesionales. Nuestro viaje o migración a la nube (en 2022 prevemos tener un 70% en cloud) nos ha ayudado a ser más eficientes y flexibles. Y un soporte tremendo para acelerar el uso de herramientas colaborativas y robustecer nuestras infraestructuras para que soportaran una situación excepcional de teletrabajo masivo. Todo este trabajo titánico de miles de personas haciendo que todo siguiera funcionando va a tener continuidad, pues se ha comprobado que sus beneficios y ventajas son irrenunciables.

Por último, una visión sobre qué viene ahora y el papel de la sostenibilidad. Esta pandemia se supera tanto desde las empresas como desde un trabajo conjunto de unos con otros. Es momento de que nuestro país siga acelerando en las inversiones renovables, sostenibles, y se defina un marco regulatorio estable. Como decía nuestro presidente Antonio Brufau, la sostenibilidad es medioambiental pero también económica. La industria española y europea cumple los más rigurosos estándares medioambientales y es imprescindible. Invirtamos en tecnologías sostenibles en nuestra industria, pero no les hagamos irse a otros mercados. Estamos en un momento clave para definir cómo queremos que sea el futuro de nuestra sociedad.

Descarga la IX Guía de Referencia anual enerTIC.org

«Una guía imprescindible para las organizaciones comprometidas con la sostenibilidad, y con las metas de la Agenda 2030 y los planes de recuperación verdes europeos»

Documento clave para que los directivos que lideran las estrategias de tecnología, innovación, operaciones y sostenibilidad puedan conocer los últimos avances y las soluciones tecnológicas de mayor impacto para la competitividad y la eficiencia.

Valero Marín
Repsol
Director Corporativo de Digitalización y Servicios Globales