Articulo
06
Sep
2019

Gestión de flotas para un futuro más verde

El sector del transporte fue el mayor generador de emisiones de CO2 a la atmósfera en 2018. Así lo  especifica el Avance del Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, publicado recientemente por el Ministerio para la Transición Ecológica, que recoge que en España se emitieron 332,8 millones de toneladas de CO2 durante el pasado año. De esta cifra, el 27% de las emisiones de CO2 se debe a la industria del transporte, y ha aumentado además un 2,7% respecto al año anterior.

Valora esta entrada

|

 

El sector del transporte fue el mayor generador de emisiones de CO2 a la atmósfera en 2018. Así lo  especifica el Avance del Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, publicado recientemente por el Ministerio para la Transición Ecológica, que recoge que en España se emitieron 332,8 millones de toneladas de CO2 durante el pasado año. De esta cifra, el 27% de las emisiones de CO2 se debe a la industria del transporte, y ha aumentado además un 2,7% respecto al año anterior.

Con estos datos está claro que la industria del transporte debe apelar a su conciencia ecológica si queremos contribuir a luchar contra el calentamiento global, que será irreversible y desastroso en apenas una década si no se hace nada al respecto.

Una de las opciones que tienen las empresas de transporte para reducir su huella medioambiental es, por supuesto, renovar su flota. Cambiarla por modelos más nuevos, menos contaminantes y que consuman menos. También por vehículos eléctricos o movidos por combustibles alternativos menos contaminantes, como pueden ser el GLP, el gas natural o los biocombustibles.

Otra opción, mucho más sencilla y económica, es implantar una política de conducción responsable, que ayudará a mejorar la seguridad en carretera y, además, reducirá el consumo de combustible y, por tanto, las emisiones de CO2.

¿Cómo se puede conseguir que los conductores asuman la necesidad de este cambio y comiencen a comportarse tras el volante de una forma más ecológica? La clave está en la formación y en la monitorización del estilo de conducción. Hoy en día, con la telemática, es posible recoger datos que indican cómo conduce cada persona. Maniobras bruscas, excesos de velocidad, tiempo innecesario en ralentí, acelerones, frenazos… Son acciones que aumentan el uso de combustible y que podrían evitarse.

Cuando una empresa implanta un sistema que monitoriza el estilo de conducción es posible ver dónde están los fallos y tomar medidas para mejorar. Por ejemplo, incidiendo en la formación de conductores poco responsables u ofreciendo incentivos para aquellos que demuestren que son capaces de conducir de manera ecológica.

Muchos de nuestros clientes ya monitorizan el estilo de conducción, lo que les ha llevado a obtener ahorros del 20% en combustible y mantenimiento de los vehículos. Y esto ha repercutido de forma positiva en su huella medioambiental, que se ha visto reducida en consecuencia.

Manteniendo resultados a largo plazo

Para que el estándar de conducción de la flota mejore y esta mejora se mantenga en el tiempo, es necesario un compromiso por parte de los empleados. Los proyectos de gamificación, donde se utilizan mecánicas del juego para motivar a los conductores y propiciar una competición sana suele ofrecer muy buenos resultados.

Desde TomTom Telematics nos satisface ver cómo nuestros clientes implantan sistemas de métrica positiva en la conducción como motivación extra para el personal.

Aprovechando nuestra herramienta OptiDrive, evalúan automáticamente el estilo al volante de su equipo de conductores, premiando a aquellos que han demostrado un rendimiento más eficiente.

Los conductores deben ser conscientes de que su forma de manejar el volante es clave para el medio ambiente. Y las empresas de transporte deben hacer lo posible para que éstos cuenten con las herramientas necesarias para que puedan realizar su trabajo sin estrés, con planificaciones realistas y que tengan en cuenta la situación del tráfico, de forma que el conductor pueda centrarse, sin distracciones, en lo que tiene que hacer: llegar a su destino de forma segura y responsable.

Si lo desea, puede ver cómo algunas empresas del sector del transporte ya están reduciendo su huella ambiental con la solución de gestión de flotas WEBFLEET en este enlace.

Heike de la Horra Veldman
TomTom Telematics
Sales Director Iberia