Noticias - Actualidad
01
Oct
2021

T-Systems estrena sede y refuerza su compromiso con la sostenibilidad y el trabajo flexible

La compañía, que mantiene su sede en el icónico distrito 22@, se muda al complejo Smart, primer edificio inteligente de España diseñado para reducir las emisiones de CO² y su impacto en el entorno y proporcionar entornos de trabajo que potencian la salud y el bienestar de las personas y espacios más productivos

Valora esta entrada

|

T-Systems ha anunciado el traslado de su sede en Barcelona al complejo Smart, el primer edificio inteligente de España, propiedad de Meridia Capital, ubicado también en el distrito 22@, punto neurálgico para la innovación tecnológica en España y Europa. La filial de Deutsche Telekom ocupará algo más de 7.500 m2 para ofrecer a los empleados de T-Systems en la Ciudad Condal un nuevo espacio digitalizado, sostenible y flexible desde donde innovar para sus clientes a partir del próximo mes de enero de 2023. Este cambio es una muestra más del compromiso de la filial de Deutsche Telekom por seguir creciendo en nuestro país de forma sostenible, integrando tecnologías más verdes, y ofreciendo amplias políticas de conciliación y flexibilidad laboral para sus empleados.

“España es un mercado estratégico para T-Systems, donde queremos seguir creciendo de forma sostenible” afirma Osmar Polo, Director General de T-Systems Iberia “Tras casi 20 años en España, esta nueva sede se ajusta más a nuestra filosofía, nos proporciona un entorno innovador, digitalizado y sostenible, y nos permite mejorar aún más nuestras políticas de conciliación y flexibilidad laboral”.

El cambio de sede es un paso más en la estrategia de sostenibilidad de la filial de Deutsche Telekom, que avanza así en los objetivos estratégicos del grupo de reducir al máximo su consumo energético y alcanzar las cero toneladas de CO² en sus emisiones para el año 2030. En este camino, T-Systems anunció la instalación de 159 paneles solares en el edificio de operaciones de su data center de Cerdanyola del Vallés que le ha permitido reducir su huella de carbono un 89%.

Un edificio más sostenible y más digital

El complejo Smart cuenta con la certificación energética AAA y las certificaciones LEED Platinum, que reconoce su sostenibilidad, y WELL Gold, otorgado por el International WELL Building Institute a los edificios que potencian la salud y el bienestar de las personas y crean espacios más productivos mediante la aplicación de la metodología WELL.

Estas certificaciones lo convierten en el edificio más adecuado para que T-Systems impulse y consolide su política de trabajo flexible y conciliación laboral que la han convertido en una de las 50 mejores empresas para trabajar de España según Forbes.

El complejo se ha construido utilizando materiales de bajo impacto ambiental, y su diseño reduce más de un 10% las emisiones de CO², integra 574,4 m² de zonas verdes y reduce el consumo energético en un 32%. Además, también reduce el consumo de agua en más de un 50%, e impulsa la movilidad sostenible a través de 65 plazas para vehículos eléctricos.

“Estamos muy orgullosos de haber cerrado está operación con un inquilino plenamente alineado con la filosofía y la sostenibilidad del complejo, reafirmando el interés por edificios pioneros y diferenciales” afirma Juan Barba, Partner y Head de Real Estate en Meridia Capital “Además de los 7.500 m2 que ocupará T-Systems, el complejo cuenta con más de 17,000 m2 disponibles, que estarán plenamente operativos a partir del verano de 2022″.

La nueva sede de T-Systems será además el primer edificio inteligente de España y también espera ser el primero con la certificación Wiredscore que garantiza la calidad de sus sistemas de comunicaciones y conectividad. El complejo pone además a disposición de los empleados una app para automatizar muchas de sus tareas diarias como reservar actividades o espacios, plazas de aparcamiento o incluso la comida a la hora deseada.

Un espacio flexible y adaptable a las necesidades futuras de T-Systems que se completa con terraza, zonas comunes, y múltiples servicios pensados para crear comunidad. Todo ello con un diseño que apela a la responsabilidad social de la arquitectura, huyendo de estridencias estéticas y creando un volumen integrador capaz de convivir con el barrio del Poblenou y de transmitir los valores de la ciudad de Barcelona. El complejo Smart está pensado para integrarse en el entorno que mezcla la tradicional terracota con los nuevos procesos industriales y piezas de extrusión de gran formato.