Entrevista
30
May
2019

Entrevista a Eduardo Fuentes, Country Manager de Sylvania

La tendencia actual es usar sistemas inteligentes (Smart Lighting) que, de un modo individual tomen las decisiones sobre cuándo encenderse, con qué intensidad, y comunicar a otras luminarias esa decisión (para encender tenuemente las de alrededor, por ejemplo) y a un usuario remoto de ese uso. Con ello, no sólo se incrementa el ahorro, sino que se obtiene unos datos valiosísimos sobre el uso de nuestras instalaciones para tomar futuras decisiones.

Valora esta entrada

|

1. ¿Esta España preparada para cumplir con los retos del Horizonte 2030?

Desafortunadamente España es un país del último minuto. Si bien es cierto que en el ámbito de la iluminación las tecnologías eficientes se están imponiendo con respecto a las tradicionales, éstas lo han hecho por un criterio de moda y precio, más que por eficiencia estricta. Las pequeñas y medianas empresas apenas disponen de planes de eficiencia energética, que de un modo global ataquen tanto la generación, como el consumo mismo y los hábitos/procesos de consumo de la energía. Para cumplir con el Horizonte2030 es necesario plantear objetivos claros y Planes de cumplimiento de esos planes, con estudios que los avalen.

2. ¿Qué papel juega la tecnología en conseguir instituciones/ciudades/industrias/centros de datos más eficientes energéticamente hablando?, ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

El mundo de la iluminación vivió su particular revolución energética con la irrupción del LED. Su implantación ha vuelto en habitual una tecnología que consume hasta un 80% con respecto a la iluminación tradicional; ahora el reto consiste en transformar las instalaciones existentes.

Actualmente la tendencia es aplicar la inteligencia artificial a los sistemas eficientes de iluminación. Para ello la tecnología, como en otros aspectos de la sociedad, permite aplicar esa inteligencia. El mantra de la iluminación eficiente es ‘La cantidad correcta de iluminación en el lugar adecuado durante el intervalo de tiempo necesario de un modo inteligente’. Normalmente esto se consigue mediante un interruptor que enciende/apaga las salas. Todas las luminarias con la misma intensidad, todas a la vez. En algunos casos más avanzados se usan detectores de presencia, que hacen que este encendido sea automático, y para instalaciones más modernas, el uso de detectores de luz natural que regulan la intensidad de la luminaria para aprovechar la luz natural. Todo ello en grupos o bloques de luminarias sin corresponder con la utilidad de cada metro cuadrado.

La tendencia actual es usar sistemas inteligentes (Smart Lighting) que, de un modo individual tomen las decisiones sobre cuándo encenderse, con qué intensidad, y comunicar a otras luminarias esa decisión (para encender tenuemente las de alrededor, por ejemplo) y a un usuario remoto de ese uso. Con ello, no sólo se incrementa el ahorro, sino que se obtiene unos datos valiosísimos sobre el uso de nuestras instalaciones para tomar futuras decisiones. ¿Es necesario tener una sala de reuniones que usamos apenas una vez al mes? ¿Por qué se ha visitado siempre un CPD más de lo normal? ¿Es necesario encender todas las luminarias de mi Data Center al 100% cuando estoy operando en un único servidor?

3. ¿Considera estratégica la necesidad de reducir el consumo energético entre las empresas del sector? ¿Deberían plantearse un Plan con objetivos y tiempos para mejorar la Eficiencia Energética? ¿Cuál debe ser la contribución de la tecnología a este Plan?

No hay alternativa. Fuentes de energía más sostenibles, y reducción del consumo energético son las únicas vías para hacer empresas sostenibles dados los recursos limitados. Por ello CPD’s más eficientes por un lado, con el uso inteligente de los mismos, y por otro lado la drástica reducción de consumo energético de los elementos no estratégicos. La iluminación es un elemento que en los Data Centers no es estratégico y por ello no se le presta atención. No obstante, es un elemento absolutamente necesario: es muy complicado el operar sin luz. Pero aun no siendo estratégico, el impacto en la reducción directa del PUR es inmediato, con un retorno de la inversión directo. Desde Sylvania abogamos porque los Planes de Eficiencia Energética tengan un Pay Back razonable, y un ROI positivo. Es decir, que los ahorros que la renovación de los sistemas de iluminación deben aportar unos ahorros en el consumen que justifiquen y rentabilicen la inversión inicial. 

4.¿En qué situación de concienciación se encuentran las empresas españolas en materia de eficiencia energética?

Las empresas españolas están concienciadas en su mayoría con la necesidad de reducción de costes, y entre ellos el de la factura energética. No obstante, en nuestra cultura prima más el corto plazo que el medio/largo plazo en la toma de decisiones y en la elaboración de planes. Invertir para ahorrar en un elemento no productivo como la iluminación requiere de un esfuerzo argumental importante, que es especialmente el Director Financiero el que puede aceptar (y agradecer). Además, la habitual escasez de fondos para invertir en Planes de Ahorro hace que se prioricen otras actuaciones. En Sylvania disponemos de un fondo que dota a las empresas de los recursos necesarios para afrontar estas inversiones, que al tener un retorno positivo, se rentabilizan en el medio plazo. Invertir sin poner efectivo, y recuperar la inversión con los ahorros obtenidos, que se convierten en beneficios rápidamente. ¿Qué Plan se puede resistir a un Cash Flow positivo?

Eduardo Fuentes
Country Manager de Sylvania