Entrevista
23
Oct
2020

Entrevista a Iván Menendez, Country Manager de Nutanix Iberia

La tecnología juega un papel fundamental en la consecución de objetivos de eficiencia, puesto que facilita y agiliza las comunicaciones y los procesos de producción, además de ayudar a ahorrar energía y controlar el consumo de forma eficaz.  

Valora esta entrada

|

¿Qué papel juega la tecnología en conseguir instituciones/ciudades/industrias/centros de datos más eficientes energéticamente hablando?, ¿Cuáles considera son las tendencias de más relevancia en este ámbito?

La tecnología juega un papel fundamental en la consecución de objetivos de eficiencia, puesto que facilita y agiliza las comunicaciones y los procesos de producción, además de ayudar a ahorrar energía y controlar el consumo de forma eficaz.  Entre las tendencias más relevantes, destacaría por supuesto las tecnologías en la nube, la automatización de tareas, la virtualización y el uso del Machine Learning, que permiten un uso más eficiente de los recursos, reduciendo significativamente el consumo de energía y el tiempo invertido, además de suponer un evidente ahorro de costes. También destacaría la generalización de modelos de pago por suscripción, como el que ofrecemos en Nutanix en nuestras soluciones en la nube, que permiten ir adaptando la infraestructura a las necesidades reales del cliente, de forma que va creciendo con él. De esta manera, se evita la utilización de recursos que no son imprescindibles y se reducen de forma notable las cargas de trabajo.

¿En qué situación de concienciación se encuentran las empresas españolas en materia de eficiencia energética?

Las empresas y las instituciones españolas están cada vez más concienciadas en lo que a eficiencia energética se refiere y durante los últimos 3-4 años se le ha dado un impulso muy importante gracias, fundamentalmente, a las normativas europeas y a la adopción por parte de los Gobiernos de la Agenda 2030 promovida por la ONU. Además, en sectores como el de la industria se aprecia una clara tendencia hacia el autoconsumo y la economía circular, promoviendo sistemas más eficientes y verdes, para los que la innovación tecnológica y la nube va a resultar fundamental.

¿A qué retos se enfrenta el sector tecnológico? ¿Y el sector industrial?

En mi opinión, ambos sectores nos enfrentamos al reto de pasar de las palabras a la acción y concretar qué tecnologías y herramientas son las más adecuadas para cumplir los objetivos de sostenibilidad. Por ejemplo, algo que va a ayudar mucho en este sentido, es la red 5G, que está tomando un gran impulso en nuestro país y que, gracias a su alta velocidad y su bajísima latencia, permitirá realizar ciertas tareas en mucho menos tiempo y con un consumo de energía menor. También nos quedan por resolver otros desafíos, tales como la gestión y el manejo del Big Data, la implementación y regulación de la Inteligencia Artificial, el fortalecimiento de los sistemas de formación para reducir la brecha digital y el nuevo panorama que se presenta con la generalización del puesto de trabajo digital y la probable implantación de sistemas híbridos de trabajo (aquellos que combinan trabajo presencial y en remoto) para los que la apuesta por el cloud computing va a ser fundamental .

Para la llamada industria 4.0 va a ser clave el uso de las nuevas tecnologías, por lo que resulta imprescindible que IT y OT estén alineados y avancen juntos hacia el objetivo de lograr unos procesos industriales cada vez más inteligentes y que actúen como dinamizadores de la economía.

¿Cómo se puede lograr un despliegue eficiente de las tecnologías?

En primer lugar, debe existir una normativa que sea clara al respecto y que incentive y fomente los despliegues eficientes y, en segundo lugar, se necesita inversión. Y en este aspecto, conviene aclarar que se trata de una inversión que, salvo contadísimas excepciones, siempre va a significar un ahorro de costes en el largo plazo. Hay que hacer también una labor pedagógica y formativa muy importante, ya que es necesario que los responsables de la toma de decisiones en cuanto a tecnología sean conscientes de lo importante que resulta una infraestructura en la nube flexible, eficiente, escalable, ágil y transparente. Acabamos de experimentarlo en primera persona con la rápida implantación del teletrabajo a la que se han visto abocadas muchas compañías, pero es necesario seguir haciendo hincapié en ello.

¿Considera que se puede mejorar la posición competitiva de las organizaciones con la implantación de Tecnologías de la Información y Comunicaciones? ¿y en lo referente a competitividad energética?

Por supuesto. La digitalización no es una opción, sino una cuestión de supervivencia, y esto vale para el sector energético y todos los demás. En Nutanix, por ejemplo, acabamos de participar en la digitalización y automatización de la infraestructura de i-DE (la antigua Iberdrola Distribución Eléctrica) con la implementación de nuestra Nutanix Enterprise Cloud, que le ha permitido reducir en más del 70% el tiempo necesario para incorporar recursos de almacenamiento y en más de un 80%, el tiempo de parada no planificada. Y en cuanto a competitividad energética, no es mi sector profesional, pero, en mi humilde opinión, España tiene una gran oportunidad en el terreno de las renovables, un área en la que, con el apoyo y la estrategia adecuados puede convertirse en una auténtica potencia. Por ello, creo que es muy importante apoyar tecnológicamente al sector energético y, más concretamente, al desarrollo de energías alternativas.

Más información en: https://www.nutanix.com
Iván Menéndez
Nutanix
Country Manager