Noticias - Actualidad
05
Jun
2020

Indoorclima presenta SGAirQ, una solución para mejorar la calidad del aire interior en tiempos de Coronavirus

Sostenibilidad, innovación, y seguridad siguen siendo los pilares de María del Mar Romero, la ingeniera industrial que emprendió su propio camino en busca de un mundo más saludable y sostenible: “Somos lo que comemos, pero también lo que respiramos”

Valora esta entrada

|

Sostenibilidad, innovación y seguridad son los valores de Indoorclima, una empresa que ofrece mantenimiento virtual y optimización en la gestión energética de instalaciones de climatización, algo que realiza gracias a su premiada plataforma SGClima, tecnología innovadora en ahorro de consumo energético.

“Hasta ahora, gracias a SGClima, controlábamos la climatización del edificio de forma virtual optimizando su funcionamiento y reduciendo su consumo, pero ahora, con SGAirQ vamos un paso más allá”, confirma María del Mar Romero, CEO de Indoorclima. Y añade: “La calidad del aire es fundamental en cualquier establecimiento, sobre todo en los de mayores dimensiones con grandes aforos y donde la ventilación es complicada y la salubridad del aire puede quedar en entredicho, y más en los tiempos que atravesamos porque somos lo que comemos, pero también lo que respiramos”.

Con SGClima, el equipo humano de Romero que comenzó con 2 personas en 2012 y ahora cuenta con 20 profesionales en su central, ha sido capaz de gestionar a distancia consumo, confort y mantenimiento de instalaciones de climatización en cerca de 500 edificios, garantizando un ahorro de consumo energético que va desde el 15% hasta el 50%. A todos estos avances en tecnología, ahorro y seguridad hora se añade la solución SGAirQ, que ofrece la medición y el control en tiempo real de la calidad del aire interior, algo tan necesario actualmente y con tendencia a continuar siéndolo.

¿Cómo funciona SGAirQ?

“Todo lo realizamos por control remoto a través de una aplicación conectada a las instalaciones del edificio: cuando visualizamos que los valores de pureza de aire no son los que deberían ser
(por ejemplo, la diferencia entre el aire en plena naturaleza y en el interior de un edificio en una gran ciudad puede ser de hasta 200 ppm -partículas de CO2 por millón), ejecutamos un proceso de limpieza de aire”, explica Romero. Y continúa: “los datos nos dicen cuándo proceder a la limpieza, que no va a ser constante, sino que se hará solo cuando sea necesario para optimizar su calidad sin que los costes energéticos se disparen”.

Indoorclima no solo monitoriza los datos que obtiene, sino que también gestiona que esas renovaciones de aire se cumplan y se cumplan, además, de la forma más sostenible.

“La ventilación no nace en la era Covid-19, pero la pandemia la ha hecho visible”, confirma María del Mar Romero “ya existen Reales Decretos que obligan a los edificios a ventilar, pero ventilar tiene un precio. ¿Cómo ventilas un edificio en pleno mes de agosto? El coste de la factura eléctrica sería altísimo. Nuestro sistema ayuda a que no lo sea.”

La importancia de la calidad del aire Es un hecho que la ventilación y la pureza del aire minimizan el riesgo de contagio no solo de la Covid-19, sino también de muchos otros tipos de virus. “Con SGAirQ ayudamos a que la gente se sienta segura, ya que mediante el uso de ultravioleta e ionización se limpia el aire eliminando partículas de CO2 y reduciendo la propagación de bacterias y virus en suspensión”. La experta añade: “científicamente, ahora mismo, es una de las soluciones más efectivas, sostenibles y saludables, además, con SGAirQ ofrecemos la oportunidad a establecimientos de cuidar de sus clientes y poder, además, mostrarles cómo es el aire que respiran cuando están dentro”.

Adiós al sobrecoste energético, hola Inteligencia Artificial Detrás de Indoorclima, y de su plataforma SGClima, se encuentra el valor de un equipo humano que ha sabido encontrar en el Big Data y la Inteligencia Artificial una solución a medida de sus clientes gracias a sus propios algoritmos de gestión, que les permiten saber lo que ocurre en tiempo real y aplicar una solución ad hoc. “De esta manera las máquinas consumen lo mínimo porque solo se activan cuando es necesario, siempre en términos de calidad de aire y confort y según el aforo y la temperatura exterior. Algo que sería imposible gestionar de forma manual y para lo que aplicamos la Inteligencia Artificial”, confirma Romero.

Más información en: https://www.indoorclima.com/